Luis Her­nán­dez y Pe­pe Do­mín­guez, fun­da­do­res de UP­TO­DOWN

“Al prin­ci­pio, no te­nía­nos ni plan de ne­go­cio”

Emprendedores - - Personas Y Negocios -

El se­gun­do si­tio mun­dial de des­car­gas, des­pués de Goo­gle Play, es es­pa­ño­la y se lla­ma Up­to­down. Fun­da­da en 2003 y si­tua­da en­tre las 100 web más vi­si­ta­das del mun­do, con 1.200 mi­llo­nes de usua­rios úni­cos, re­gis­tró unos 3.500 mi­llo­nes de des­car­gas en 2017 –ca­si el do­ble de los 2.000 mi­llo­nes del año an­te­rior–, el 95% fue­ra de Es­pa­ña. En 2016 fac­tu­ra­ron en torno a los 3,5 mi­llo­nes de eu­ros, ca­si cin­co ve­ces los 800.000 eu­ros de 2010.

To­do em­pe­zó por­que sus dos crea­do­res, Luis Her­nán­dez

(38 años) y Pe­pe Do­mín­guez (39), es­tu­dian­tes de in­ge­nie­ría in­for­má­ti­ca de la Uni­ver­si­dad de Má­la­ga, que­rían pu­bli­car apli­ca­cio­nes de soft­wa­re y des­car­gar ar­chi­vos pa­ra Win­dows, pe­ro no les con­ven­cían las pla­ta­for­mas exis­ten­tes. Op­ta­ron en­ton­ces por mon­tar la su­ya, du­ran­te los des­can­sos en­tre cla­se y cla­se, y co­mo vie­ron que te­nía tan­to éxi­to en la pro­pia uni­ver­si­dad la con­vir­tie­ron en em­pre­sa.

Pre­gun­ta­do so­bre que di­ne­ro te­nían,

Luis sue­le con­tes­tar que “200 eu­ros”. Es de­cir, na­da. Eso sí, des­pués de ga­nar un pre­mio pa­ra em­pren­de­do­res, su uni­ver­si­dad les ce­dió un pe­que­ño des­pa­cho en el Par­que Tec­no­ló­gi­co de An­da­lu­cía du­ran­te seis me­ses. “Al prin­ci­pio”, di­ce Her­nán­dez, “no te­nía­mos ni plan de ne­go­cios. Em­pe­za­mos a su­bir con­te­ni­dos y la gen­te los des­car­ga­ba. Y ca­si sin plan­ti­lla. En el pri­mer año se bas­ta­ron los dos fun­da­do­res, con un em­plea­do. Los dos tu­vie­ron que apren­der a ha­cer de to­do, a bus­car los pro­gra­mas, re­dac­tar los con­te­ni­dos, en­con­trar los anun­cian­tes y ha­blar con los desa­rro­lla­do­res. A los dos ami­gos les sal­vó el que la em­pre­sa siem­pre ha si­do ren­ta­ble por lo que no han te­ni­do ne­ce­si­dad de bus­car fi­nan­cia­ción ex­ter­na, “lo que nos dio tran­qui­li­dad pa­ra tra­ba­jar y me­jo­rar pro­duc­to”. Cuan­do, pre­gun­ta­dos por qué Up­to­down ha­ya triun­fa­do de tal ma­ne­ra, Luis sue­le res­pon­der que el ne­go­cio de las des­car­gas, en 2003, es­ta­ba en el ini­cio y las opor­tu­ni­da­des eran ma­yo­res. “En­ton­ces, si da­bas un buen ser­vi­cio, y ca­si só­lo por es­tar ahí, te en­tra­ba el trá­fi­co. Aho­ra mis­mo me re­sul­ta­ría im­po­si­ble em­pe­zar una em­pre­sa co­mo Up­to­down”.

El he­cho de que la em­pre­sa ha­ya si­do ren­ta­ble des­de el pri­mer mo­men­to y no ha­ya ne­ce­si­ta­do fi­nan­cia­ción ex­ter­na les ha da­do tran­qui­li­dad pa­ra me­jo­rar el pro­duc­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.