PO­SI­CIO­NAR UNA, DOS, VEIN­TE PA­LA­BRAS CLA­VE

Emprendedores - - Gestión -

Cuan­do te­cleas en tu or­de­na­dor la pa­la­bra cla­ve que deseas bus­car pa­ra un te­ma de­ter­mi­na­do, se­gu­ra­men­te ese tér­mino sea di­fe­ren­te de­pen­dien­do de la ho­ra del día y, po­si­ble­men­te, otra per­so­na tam­bién po­dría in­ser­tar otra pa­la­bra dis­tin­ta pa­ra el mis­mo te­ma. Así fun­cio­na nues­tro cerebro, por ello es una equi­vo­ca­ción pre­ten­der úni­ca­men­te po­si­cio­nar una pa­la­bra cla­ve so­bre una te­má­ti­ca con­cre­ta. “Un pro­yec­to web o cual­quier ne­go­cio no tie­ne una so­la pa­la­bra cla­ve, por­que las per­so­nas pue­den bus­car lo mis­mo, pe­ro de mil ma­ne­ras di­fe­ren­tes. Tie­nes que po­si­cio­nar to­das las pa­la­bras cla­ve que se es­tén uti­li­zan­do pa­ra en­con­trar esa bús­que­da, que pue­den ser dos o mil”, ano­ta Fer­nán­dez. Al­gu­nas agen­cias de SEO ha­cen ne­go­cio úni­ca­men­te po­si­cio­nan­do una pa­la­bra cla­ve. “Ellos eli­gen una pa­la­bra cla­ve de long tail, es de­cir, muy fá­cil de po­si­cio­nar, que no atrae ne­go­cio, ni di­ne­ro. Es un frau­de”, aler­ta Fer­nán­dez. “Po­si­cio­nar el nom­bre de una mar­ca es muy fá­cil, pe­ro po­si­cio­nar una keyword ge­né­ri­ca den­tro de la pá­gi­na re­quie­re mu­cha in­ver­sión”, aña­de. La pi­ca­res­ca hu­ma­na a ve­ces no tie­ne lí­mi­tes y es ca­paz de des­cu­brir tan­tas for­mas co­mo sea po­si­ble pa­ra con­se­guir un ob­je­to. En es­te sen­ti­do, el ocul­tis­mo del con­te­ni­do en las pá­gi­nas es una prác­ti­ca que ca­da vez es­tá me­nos ex­ten­di­da, pe­ro que, in­creí­ble­men­te, si­gue ha­bien­do ca­sos. En el mun­do del SEO es co­no­ci­do co­mo cloa­king. “Al­gu­nos po­nen el tex­to del mis­mo co­lor de fon­do, otros co­lo­can unos ele­men­tos en­ci­ma de otros o usan un ta­ma­ño de fuen­te muy pe­que­ño”, de­ta­lla Fer­nán­dez. Con es­ta prác­ti­ca se con­si­gue po­si­cio­nar tér­mi­nos pa­ra los cua­les esa pá­gi­na no son re­le­van­tes, es de­cir, pa­la­bras que no tie­nen que ver con tu con­te­ni­do. Pe­ro, el ro­bot de Goo­gle, que se en­car­ga de leer las pá­gi­nas si­mu­lan­do ser un usua­rio, de­tec­ta es­te ti­po de tru­cos y los pe­na­li­za. “No obs­tan­te, el cloa­king tam­bién ha evo­lu­cio­na­do y hay pá­gi­nas web que se es­ca­pan de los ojos de Goo­gle”, pun­tua­li­za Aley­da So­lis, de Orain­ti. Aún así, es una ma­la prác­ti­ca que te pue­de su­po­ner pro­ble­mas en el ran­king.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.