No­ti­cias y con­se­jos prác­ti­cos pa­ra em­pren­de­do­res.

EN JU­NIO EN­TRA EN VIGOR LA NUE­VA NOR­MA­TI­VA DE PRO­TEC­CIÓN DE DA­TOS (LA GDPR, POR SUS SI­GLAS EN IN­GLÉS), QUE CONTEMPLA SAN­CIO­NES DE HAS­TA 20 MI­LLO­NES DE EU­ROS O EL 4% DE LA FACTURACIÓN A QUIE­NES LA INCUMPLAN.

Emprendedores - - Sumario -

Es una nor­ma­ti­va mu­cho más res­tric­ti­va, pe­ro pue­des po­ner­te al día e in­clu­so ren­ta­bi­li­zar el es­fuer­zo eco­nó­mi­co que pue­da su­po­ner una me­jor ges­tión de los da­tos con es­tas pautas que nos ex­pli­ca la agen­cia VASS. Tra­za­bi­li­dad del da­to. No to­dos los da­tos tie­nen el mis­mo ni­vel de pro­tec­ción. De­bes al­ma­ce­nar­los se­gún la sen­si­bi­li­dad de los mis­mos. Ade­más, in­clu­ye en tu web pla­ta­for­mas que per­mi­tan a tu clien­te la ges­tión per­so­nal de sus da­tos: ac­ce­so, rec­ti­fi­ca­ción, su­pre­sión, por­ta­bi­li­dad...

Con­sen­ti­mien­to. A par­tir de ju­nio, de­bes am­pliar la in­for­ma­ción que ofre­ces a tus usua­rios so­bre los con­sen­ti­mien­tos acer­ca de sus da­tos. Ya no bas­ta con el bo­tón de en­ten­di­do o el pe­que­ño ban­ner con la x pre­mar­ca­da. Ade­más, de­bes te­ner en cuen­ta que la IP se con­si­de­ra da­to pro­te­gi­do.

Un plus de se­gu­ri­dad.

No ol­vi­des aña­dir ex­tras de se­gu­ri­dad co­mo el ci­fra­do de da­tos per­so­na­les, ga­ran­tías de con­fi­den­cia­li­dad, ase­gu­rar la in­te­gri­dad de las pla­ta­for­mas de tra­ta­mien­to de da­tos, la res­tau­ra­ción de la dis­po­ni­bi­li­dad y ac­ce­so a los da­tos per­so­na­les de for­ma rá­pi­da en ca­so de in­ci­den­te y la ve­ri­fi­ca­ción y eva­lua­ción re­gu­lar de la tec­no­lo­gía con ser­vi­cios de hac­king éti­co pa­ra evi­tar ci­be­ra­ta­ques.

Com­par­tir da­tos. Si tus clien­tes te ofre­cen su au­to­ri­za­ción, pue­des com­par­tir sus da­tos con otras or­ga­ni­za­cio­nes. Haz­lo con pla­ta­for­mas de API que fa­ci­li­ten el ac­ce­so a ter­ce­ros, pe­ro siem­pre man­te­nien­do la se­gu­ri­dad y sin re­du­cir tus ni­ve­les de vi­gi­lan­cia pa­ra evi­tar cual­quier uso in­de­bi­do de los da­tos.

Om­ni­ca­nal. No ol­vi­des que la ges­tión del con­sen­ti­mien­to se pue­da rea­li­zar igual por to­dos los ca­na­les de tu em­pre­sa: pá­gi­na web, apli­ca­cio­nes, etc. En es­te sen­ti­do, las pla­ta­for­mas de ges­tión de pre­fe­ren­cias ayu­dan a cen­tra­li­zar los de­re­chos y tér­mi­nos acor­da­dos con los usua­rios, ade­más de dar ac­ce­so des­de cual­quier ca­nal.

REN­TA­BI­LI­ZAR LOS DA­TOS

To­do es­te es­fuer­zo pa­ra evi­tar san­cio­nes pue­des re­ver­tir­lo en una me­jor ges­tión de tu car­te­ra de clien­tes. Por ejem­plo, apro­ve­cha las áreas pri­va­das de ges­tión de da­tos per­so­na­les pa­ra in­cluir al­go de ga­mi­fi­ca­ción con tus usua­rios, de ma­ne­ra que se sien­tan más atraí­dos a par­ti­ci­par en los pro­ce­sos de pro­tec­ción de sus da­tos. Así po­drás re­for­zar su fi­de­li­dad a tu em­pre­sa. Por la mis­ma ra­zón, pue­des apro­ve­cha el ma­pa de da­tos de tus clien­tes pa­ra ofre­cer pro­pues­tas co­mer­cia­les seg­men­ta­das y a ser po­si­ble has­ta per­so­na­li­za­das. Lo nor­mal es que el clien­te va­ya otor­gan­do ma­yo­res per­mi­sos a me­di­da que ga­ne con­fian­za.

Una bue­na ges­tión de los da­tos te ayu­da­rá a ga­nar su con­fian­za pa­ra ob­te­ner más in­for­ma­ción de ca­li­dad --------------------------

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.