Ideas de ne­go­cio que in­no­van en ne­go­cios tra­di­cio­na­les y ca­pa­ces de lle­gar a seg­men­tos ca­si vír­ge­nes.

Nue­vos ne­go­cios que pro­po­nen otras for­mas de mi­rar a sec­to­res tra­di­cio­na­les y nue­vos mo­de­los de in­gre­sos.

Emprendedores - - Sumario - https://www.re­mind.com

01. IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL PA­RA PA­GAR MUL­TAS DE APAR­CA­MIEN­TO https://www.do­not­pay.com

Coin­ci­di­rás con no­so­tros en que no es ha­bi­tual que un so­lo abo­ga­do im­pug­ne con éxi­to na­da me­nos que 160.000 mul­tas de es­ta­cio­na­mien­to en el pla­zo de un año. Me­nos aún que lo ha­ga gra­tis. Y más di­fí­cil to­da­vía que es­te abo­ga­do tra­ba­je al mis­mo tiem­po en Londres y Nue­va York. La ex­pli­ca­ción es sen­ci­lla: es­te abo­ga­do es un chat­bot. Bau­ti­za­do co­mo “el pri­mer abo­ga­do ro­bó­ti­co del mun­do” por su crea­dor, Jos­hua Brow­der, un es­tu­dian­te de se­gun­do año de la Uni­ver­si­dad de Stan­ford. Do­Not­Pay ayu­da a los usua­rios a dispu­tar mul­tas de es­ta­cio­na­mien­to. El pro­gra­ma pri­me­ro de­ter­mi­na si una ape­la­ción es po­si­ble a tra­vés de una se­rie de preguntas sim­ples, co­mo si ha­bía se­ña­les de es­ta­cio­na­mien­to cla­ra­men­te vi­si­bles, y lue­go guía a los usua­rios a tra­vés del pro­ce­so de ape­la­cio­nes. Vis­to el éxi­to, es­tá apli­can­do es­te mis­mo mé­to­do a otro ti­po de pro­ce­di­mien­tos le­ga­les: pa­ra ob­te­ner vi­sas de tra­ba­jo, re­cla­mar de­vo­lu­cio­nes a em­pre­sas de trans­por­te por la can­ce­la­ción de ser­vi­cios, e in­clu­so so­lu­cio­nar dispu­tas rá­pi­das con el ca­se­ro de tu apar­ta­men­to.

02. PRE­PA­RAR EL TOEFL DES­DE FA­CE­BOOK https://ed­win.ai

Es­ta star­tup uti­li­za In­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra ‘cla­var’ el TOEFL. Y lo ha­ce des­de Fa­ce­book

Mes­sen­ger. ¿Su pro­pues­ta de va­lor? Que los es­tu­dian­tes al­can­cen un ni­vel de com­pe­ten­cia en un ter­cio del tiem­po y con un ter­cio del cos­te de las so­lu­cio­nes ac­tua­les.

03. MI­CRO­PA­GOS ES­CO­LA­RES

Es una he­rra­mien­ta de co­mu­ni­ca­ción en­tre co­le­gios y pa­dres que ha evo­lu­cio­na­do ha­cia una pla­ta­for­ma más am­bi­cio­sa que per­mi­te mi­cro­pa­gos de ac­ti­vi­da­des y ma­te­rial es­co­lar y de­por­ti­vo en co­le­gios con tar­je­ta de cré­di­to. Al me­nos una per­so­na en el 90% de los co­le­gios es­ta­dou­ni­den­ses ya uti­li­za es­ta he­rra­mien­ta. Y te aho­rras lle­var la cal­de­ri­lla pa­ra pa­gar la ex­cu­sión al tea­tro.

04. LEN­CE­RÍA ‘MI­LLEN­NIAL’ https://www.wear­li­vely.com

Mi­che­lle Cor­dei­ro Grant ha en­con­tra­do en una pro­duc­ción

lo­cal pro­pia (sin sub­con­tra­tar), en el di­se­ño de­por­ti­vo (se le de­no­mi­na en el sec­tor ath­lei­su­re,

com­bi­nan­do ath­le­tism y lei­su­re), y en la ven­ta ex­clu­si­va on­li­ne (pa­ra aho­rrar in­ter­me­dia­rios) una ven­ta­na de opor­tu­ni­dad pa­ra lan­zar su lí­nea de len­ce­ría fe­me­ni­na Li­vely. Tra­ba­jar du­ran­te me­dia dé­ca­da en una em­pre­sa que fac­tu­ra 6.415 mi­llo­nes de eu­ros en ese mer­ca­do de 102.459 mi­llo­nes de eu­ros al­go te tie­ne que en­se­ñar so­bre qué es lo que le in­tere­sa a las clien­tas (nos re­fe­ri­mos a Vic­to­ria’s Se­cret), so­bre cos­tes de pro­duc­ción y, par­ti­cu­lar­men­te, so­bre ni­chos que to­da­vía no se han cu­bier­to.

05. UN BOT PA­RA DE­NUN­CIAR ‘MOBBING’ DEN­TRO DE LA EM­PRE­SA https://talk­tos­pot.com

Spot es un chat­bot que com­bi­na la cien­cia de la me­mo­ria y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra com­ba­tir el aco­so y la dis­cri­mi­na­ción en el tra­ba­jo. “A me­nu­do”, ase­gu­ran los fun­da­do­res de es­ta star­tup, Ju­lia Shaw, Da­niel Ni­co­lae y Dy­lan Ma­rriott, “las per­so­nas tie­nen mie­do de de­nun­ciar el aco­so y la dis­cri­mi­na­ción en el lu­gar de tra­ba­jo y no quie­ren ha­blar de ello con otras per­so­nas en su em­pre­sa”. ¿Por qué re­sul­ta útil un bot pa­ra de­nun­ciar den­tro de la em­pre­sa es­te ti­po de com­por­ta­mien­tos? Pa­ra em­pe­zar, nun­ca rea­li­za jui­cios, ni cons­cien­te, ni in­cons­cien­te­men­te, y es­tá dis­po­ni­ble en cual­quier mo­men­to y en cual­quier lu­gar, du­ran­te el tiem­po que ne­ce­si­te el em­plea­do.

06. UNA APP PA­RA LLE­VAR TUS FI­NAN­ZAS CON OTRO LEN­GUA­JE https://www.penn­yapp.io

Penny es una apli­ca­ción de fi­nan­zas per­so­na­les que te ayu­da a se­guir des­de el mó­vil la evo­lu­ción de tus in­gre­sos y gas­tos. Ahí, lo sa­be­mos, po­co hay de in­no­va­ción. Hay una lar­ga

lis­ta de apli­ca­cio­nes pa­ra lle­var el con­trol de los gas­tos, que ana­li­zan tus cuen­tas do­més­ti­cas, te las or­de­nan, te pro­po­nen es­tra­te­gias de aho­rro... Y sal­drá una lis­ta to­da­vía más lar­ga (tan lar­ga co­mo la del nú­me­ro de apli­ca­cio­nes que ce­rra­rán). Aho­ra bien, ca­da vez que cha­teas con Penny, ella com­par­te con­ti­go in­for­ma­ción im­por­tan­te y di­ver­ti­da so­bre tus fi­nan­zas. La di­fe­ren­cia es­tá en ‘di­ver­ti­da’. Es­ta star­tup apues­ta por un en­fo­que di­fe­ren­te de ex­pe­rien­cia de usua­rio, in­tro­du­cien­do hu­mor en su UX. Es co­mo un Si­ri fi­nan­cie­ro cru­za­do con una apli­ca­ción ti­po Fin­to­nic y con el tono de co­mu­ni­ca­ción de Me­que­douno. La di­fe­ren­cia es­tá en el uso me­dian­te un in­ter­faz con­ver­sa­cio­nal. ¿Se te ocu­rren otros sec­to­res ári­dos don­de se pue­de apli­car es­ta mis­ma es­tra­te­gia? ¿In­mo­bi­lia­rio? ¿Ven­ta de vehícu­los?

07. PRE­VEN­CIÓN DE PÉR­DI­DA DE ME­MO­RIA https://www.neu­ro­track.com

Se tra­ta de una apli­ca­ción que exa­mi­na a los usua­rios en bus­ca de sig­nos de de­te­rio­ro cog­ni­ti­vo en só­lo cin­co mi­nu­tos se­gún el mo­vi­mien­to de sus ojos mien­tras ven al­gu­nas imá­ge­nes pre­sen­ta­das en sus pan­ta­llas. “Es­tas prue­bas so­lían lle­var 30 mi­nu­tos y só­lo es­ta­ban dis­po­ni­bles en el con­sul­to­rio de un mé­di­co uti­li­zan­do equi­pos ca­ros”, se­gún el CEO y co­fun­da­dor de la com­pa­ñía, Elli Ka­plan. Neu­ro­track ha po­di­do re­du­cir sus es­ca­neos a un pro­ce­so do­més­ti­co de cin­co mi­nu­tos, gra­cias a los avan­ces tec­no­ló­gi­cos en torno a la tec­no­lo­gía de se­gui­mien­to de ojos, aná­li­sis de da­tos, apren­di­za­je au­to­má­ti­co y vi­sión por compu­tado­ra. En fun­ción del re­sul­ta­do se re­co­mien­dan pro­gra­mas de ac­ti­vi­da­des pa­ra pre­ve­nir la pér­di­da de me­mo­ria. ¿Mo­de­lo de ne­go­cio? Se co­bra por ca­da aná­li­sis (99 dó­la­res), que de­be re­pe­tir­se pe­rió­di­ca­men­te.

04.

01.

02.

03.

05. 06. 07.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.