SE­GUN­DA OPOR­TU­NI­DAD

Enducross - - MOTOTÉCNICA -

Tem­po­ra­da nue­va y ca­tá­lo­go nue­vo. Lo pri­me­ro que ha-ces es bus­car las no­ve­da­des de tu mar­ca fa­vo­ri­ta , pa­ra des­pués es­tu­diar las de las fir­mas ri­va­les de espe-cia­li­dad­que te esa gus­ta. Se­gu­ro que es­ta me-cá­ni­ca­la dis­fra­zas de sim­ple cu­rio­si­dad cuan­to te pre­gun­tan en qué ha­ces, y más tu pa­re­ja... Pe­ro si es no­so­tros sa­be­mos te ves mon­ta­do la ver­dad: so­bre ella, pen­san­do te gus­ta­ría dis­fru­tar có­mo de las pres­ta­cio­nes pro­me­te su lis­ta­do que de nue­vas so­lu­cio­nes, una tec­no­lo­gía a años luz de la que dis­po­ne tu mo­to ac­tual.

Pe­ro vuel­ves la el pun­to don­de vis­ta ha­cía se in­di­ca el pre­cio y te da el ba­jón. Sí, no eres el úni­co.

Pa­ra ca­si la prác­ti­ca no­so-tros,to­ta­li­dad de la mo­to de cam­po es un hobby que aca­ba con­vir­tien­do se en pa­sión: se con­vier­te nues­tro jue­go y en esa mo­to en nues­tro

Se te va la vis­ta ju­gue­te. a esa mo­to co­mo pe­que­ño ha­cia cuan­do eras un Sca­lex­tric nue­vo con-so­la­de mo­da. o la El pro­ble­ma es que aho­ra ya no va­le su­pli­car pa­ra que te la com­pren. banco o al je­fe... Sí, al pe­ro no sue­le fun­cio­nar. Tie­nes otra opor­tu­ni­dad si tus fi­nan-zasno “dan el an­cho” pa­ra tu sue­ño. En el mer­ca­do de se­gun­da mano pue­des ha­cer­te con una mo­to a me­dio ca­mino tie­nes y esa otra en­tre lo que que sa­le unas pá­gi­nas ade­lan­te en es­ta más pu­bli­ca­ción y que ba­bear. Mu­cha te ha­ce gen­te desecha el mer­ca­do de di­rec­ta­men­te se­gun­da mano:

“no sé me­cá-ni­ca”,“me gus­ta es­tre­nar” o “no me fío por-que­me pue­den en­ga­ñar” son las más se es­cu­chan ra­zo­nes que pa­ra ni si­quie­ra las pá­gi­nas de mi­rar en anun­cios de se­gun­da Crée­me: cuan­do mano. la com­pres sí que a es­tre­nar. No es si­mi­lar ha­ce fal­ta tan­to pa­ra te­ner cier­tas co­no­ci­mien­to ga­ran­tías. Ade­más, en una es­ta­fa te caer pue­de pa­sar has­ta mo­to nue­va… con una Co­noz­co un ca­so de ha­ber ven­di­do una mo­to nue­va co­mo en-du­ro­ma­tri­cu­la­da, sien­do real­men­te una de cross con do­cu­men­ta­ció n du­pli­ca­da y nú­me­ro de cha­sis fal­si­fi­ca­do.

No es di­fí­cil ha­cer­te con una mo­to de se­gun­da mano que cum­pla con tus ex­pec­ta­ti­vas. Hay una ofer­ta muy ex­ten­sa y si­guien­do al­gu­nos con­se­jos no ten­drás ma­yo­res pro­ble­mas,

En­tre to­dos ellos, lo pri­me­ro es no ten­gas pri­sa, ac­túa con ló­gi­ca y sin “ce­rrar­te en ban­da” en cuan­to o mo­de­los muy a pre­cios con­cre­tos. Mira mo­tos y en mu­chos mu­chas si­tios. De­be­rás cuen­ta va­rios as­pec­tos: te­ner en el es­ta­do de la en fun­ción de mo­to, su pre­cio y edad, quién es el ven­de­dor y po­si­bles pro­ble­mas le­ga­les la con do­cu­men­ta­ció n. Nin­guno de ellos tie­ne por qué des­car­tar la com­pra de la an­te­mano: pue­des mo­to de ad­qui­rir una mo­to con di­fi­cul­ta­des de ro­ta o do­cu­men­ta­ció y cuan­do es­tés n siem­pre se­gu­ro de po­der or­den, den­tro po­ner­la en del pre­su­pues­to que te mar­ca el pre­cio de una mo­to igual en buen es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.