RE­VUE­LO A CAU­SA DE UNA MO­MIA INFANTIL

HAS­TA EL MO­MEN­TO, HA­BÍAN PEN­SA­DO QUE SE TRA­TA­BA DE LOS RES­TOS DE UN HAL­CÓN.

Enigmas - - SEÑALES -

Pue­de tra­tar­se de una de las mo­mias hu­ma­nas más jó­ve­nes en­con­tra­das en to­do el mun­do. Los in­ves­ti­ga­do­res se han que­da­do sor­pren­di­dos, ya que, has­ta el mo­men­to, ha­bían pen­sa­do que se tra­ta­ba de los res­tos de un hal­cón. La mo­mia per­te­ne­ce a la co­lec­ción del Mu­seo Maids­to­ne (Reino Uni­do) y ha si­do so­me­ti­da a una to­mo­gra­fía compu­tari­za­da, re­ve­lan­do que po­dría tra­tar­se de un fe­to abor­ta­do de unas 20 se­ma­nas de ges­ta­ción y unos 2.300 años de an­ti­güe­dad. Aun­que es­te des­cu­bri­mien­to ha da­do pie a elu­cu­brar con que pue­de tra­tar­se del be­bé de un fa­raón, el por­ta­voz del mu­seo di­jo al por­tal fox­news.com que no exis­ten datos só­li­dos que apoyen di­cha teo­ría. “La in­ves­ti­ga­ción y la con­ser­va­ción adi­cio­nal se lle­va­rán a ca­bo con el fin de res­pe­tar y cui­dar al no na­to co­mo per­so­na, man­te­nien­do los más al­tos es­tán­da­res de res­pon­sa­bi­li­dad éti­ca pa­ra la con­ser­va­ción de los res­tos hu­ma­nos”, ase­gu­ró en su de­cla­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.