EL PRO­CE­SO DE ZOMBIFICACIÓN

Enigmas - - CIENCIA AL LÍMITE -

Así es co­mo Da­vis ex­pli­có el pro­ce­so de zombificación. Pri­me­ro, el he­chi­ce­ro ver­tía el pol­vo ve­ne­no­so en pe­que­ñas he­ri­das abier­tas en la piel de su víc­ti­ma de tal ma­ne­ra que las to­xi­nas pe­ne­tra­ban en el to­rren­te san­guí­neo. El re­cep­tor pa­ra­li­za­do por la pó­ci­ma era de­cla­ra­do muer­to y en­te­rra­do. Al ca­bo de un tiem­po, el he­chi­ce­ro acu­día al res­ca­te del su­je­to pa­ra des­en­te­rrar­lo y pro­por­cio­nar­le otra do­sis ve­ne­no­sa dis­tin­ta que le pro­vo­ca­ba de­li­rios y des­orien­ta­ción pa­ra te­ner­lo ba­jo su con­trol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.