CO­MI­DA PA­RA EL MÁS ALLÁ

Enigmas - - SEÑALES -

Una tum­ba ha­lla­da en Jerusalén y da­ta­da en torno a los 4.000 años de an­ti­güe­dad, con­tie­ne en su in­te­rior un cu­rio­so “man­jar”… o eso creen los ar­queó­lo­gos. El ob­je­to al que nos re­fe­ri­mos es un fras­co re­ple­to de pe­que­ños hue­sos co­rres­pon­dien­tes a nue­ve sa­pos de­ca­pi­ta­dos. Aun­que su ob­je­ti­vo no es­tá cla­ro del to­do, su pre­sen­cia en la tum­ba in­di­ca que se tra­ta­ría de una ofren­da pro­ba­ble­men­te des­ti­na­da a ali­men­tar al di­fun­to en el más allá. Los sa­pos “son cla­ra­men­te par­te de los ri­tua­les fu­ne­ra­rios”, se­gún pa­la­bras de uno de los res­pon­sa­bles del des­cu­bri­mien­to a Li­ve Scien­ce, y “las ofren­das ali­men­ti­cias son un ele­men­to bá­si­co de las cos­tum­bres fu­ne­ra­rias” de la épo­ca, sen­ten­cia. Asi­mis­mo, una for­ma de pre­pa­rar los sa­pos pa­ra co­mer­los era pre­ci­sa­men­te de­ca­pi­tar­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.