A 20 AÑOS DEL CON­TAC­TO EXTRATERRESTRE

UN GRU­PO DE AR­QUEÓ­LO­GOS TUR­CO PO­DRÍA HA­BER DA­DO CON LOS HUE­SOS DE UNO DE LOS SAN­TOS MÁS FA­MO­SOS DE LA HIS­TO­RIA, SO­BRE TO­DO POR EL CA­RI­ÑO QUE LE TIE­NEN LOS NI­ÑOS: SAN NI­CO­LÁS.

Enigmas - - SEÑALES -

No he­mos po­di­do re­sis­tir la tentación. Si bien es cier­to que San­ta Claus no es más que un per­so­na­je le­gen­da­rio que se cue­la por la chi­me­nea la no­che del 24 al 25 de di­ciem­bre pa­ra ale­grar la Na­vi­dad a los más pe­que­ños de la ca­sa con nu­me­ro­sos re­ga­los, san Ni­co­lás, el san­to que que sir­vió de ba­se pa­ra crear al bar­bu­do y re­gor­de­te Pa­pá Noel, sí exis­tió. Y un gru­po de ar­queó­lo­gos cree ha­ber da­do con su tum­ba.

Se­gún los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por es­te equi­po, la tum­ba, de ser real­men­te la úl­ti­ma mo­ra­da de san Ni­co­lás, es­ta­ría si­tua­da en la pro­vin­cia tur­ca de An­tal­ya, se­gún afir­ma en el dia­rio Hu­rri­yet el ar­queó­lo­go Ce­mil Ka­ra­bay­ram, uno de los res­pon­sa­bles de la in­ves­ti­ga­ción.

Cu­rio­sa­men­te, los res­tos se ha­lla­rían en un tem­plo que per­ma­ne­ce in­tac­to jus­to de­ba­jo de la igle­sia de san Ni­co­lás, en el dis­tri­ro de Der­me. “El tem­plo –que ha si­do des­cu­bier­to du­ran­te unas obras– es­tá en bue­nas con­di­cio­nes. Cree­mos que no ha re­ci­bi­do nin­gún da­ño has­ta aho­ra. Pe­ro es di­fí­cil en­trar por­que hay pie­dras que de­ben ser sa­ca­das una por una”, ex­pli­có Ka­ra­bay­ram a los pe­rio­dis­tas. No obs­tan­te, a pe­sar de las bue­nas ex­pec­ta­ti­vas, las obras que pue­den cul­mi­nar en el des­cu­bri­mien­to de la tum­ba de es­ta fa­mo­sa fi­gu­ra del san­to­ral co­mien­zan “aho­ra”. Aun­que hay vo­ces crí­ti­cas, co­mo las del pro­fe­sor Yıl­dız Ötü­ken, aca­dé­mi­co de his­to­ria de la Uni­ver­si­dad de Ha­cet­te­pe: “Es­tu­dia­mos to­dos los do­cu­men­tos en­tre 1942 y 1966. Ha­bía al­gu­nas no­tas ahí que apun­ta­ban que la igle­sia fue de­mo­li­da y re­cons­trui­da. Du­ran­te la re­cons­truc­ción, unos co­mer­cian­tes co­gie­ron los hue­sos. Pe­ro se di­ce que es­tos hue­sos no per­te­ne­cían a san Ni­co­lás sino a otro sa­cer­do­te”

Ce­mil Ka­ra­bay­ram, no obs­tan­te, se mues­tra op­ti­mis­ta: “Lle­ga­re­mos al sue­lo y tal vez en­con­tre­mos el cuer­po in­tac­to de san Ni­co­lás. De­sig­na­mos a ocho aca­dé­mi­cos de di­fe­ren­tes ra­mas pa­ra tra­ba­jar aquí. Si nues­tras ex­pec­ta­ti­vas se cum­plen, Dem­re es­ta­rá a ple­na ca­pa­ci­dad”. Y no es pa­ra me­nos, ya que de con­fir­mar­se el ha­llaz­go co­mo la tum­ba del cé­le­bre san­to, el tu­ris­mo au­men­ta­rá ex­po­nen­cial­men­te. Bueno, qui­zá no con­ven­ga co­rrer tan­to. Si bien es cier­to que, du­ran­te una en­tre­vis­ta con­ce­di­da a la web Fu­tu­rism, Seth Shos­tak, uno de los in­ves­ti­ga­do­res más me­diá­ti­cos del pro­yec­to SETI –acró­ni­mo en in­glés de Search for Ex­traTe­rres­trial In­te­lli­gen­ce, o Bús­que­da de In­te­li­gen­cia Extraterrestre–, afir­ma­ba que en cues­tión de 20 años ha­bre­mos des­cu­bier­to vi­da in­te­li­gen­te en el Uni­ver­so y ha­bre­mos es­ta­ble­ci­do con­tac­to, aun­que más tar­de ma­ti­za­ba más pau­sa­da­men­te di­cha de­cla­ra­ción.

Por un la­do, afir­ma que el des­cu­bri­mien­to de vi­da bac­te­rio­ló­gi­ca en otros pla­ne­tas se va a pro­du­cir den­tro de po­co: “es­toy con­ven­ci­do de que es al­go que ve­re­mos an­tes de mo­rir”, apun­ta. Por otro, tie­ne cla­ro que el con­tac­to con se­res in­te­li­gen­tes se aca­ba­rá pro­du­cien­do, aun­que no del es­pec­ta­cu­lar mo­do en que sue­le re­fle­jar­lo Holly­wood, in­ci­dien­do en lo len­to de las co­mu­ni­ca­cio­nes en­tre ci­vi­li­za­cio­nes se­pa­ra­das por años luz. Hay que te­ner en cuen­ta que nues­tro men­sa­je tar­da­ría mi­les de años en lle­gar, por no ha­blar de que lo en­ten­die­ran y de­ci­die­ran res­pon­der­lo. “Aun­que al me­nos sa­bría­mos que es­tán ahí”, sen­ten­cia.

Quién sa­be, qui­zás es­tas im­pac­tan­tes de­cla­ra­cio­nes só­lo es­tén orien­ta­das a atraer fi­nan­cia­ción al pro­yec­to SETI. Ha­brá que se­guir es­cu­dri­ñan­do el uni­ver­so…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.