EL PO­DER DE LOS SAN­TOS

Enigmas - - EN PORTADA -

To­dos los nar­co­tra­fi­can­tes son su­ma­men­te re­li­gio­sos. Mu­chos ado­ran la re­li­gión de la San­ta Muer­te, el cre­do de los nar­cos –ver re­por­ta­je de por­ta­da–. Tie­nen in­clu­so su pro­pia Bi­blia y man­da­mien­tos, sien­do el prin­ci­pal no de­la­tar a tus com­pa­ñe­ros, cas­ti­ga­do con la muer­te, co­mo su­ce­de con otros en­tra­ma­dos ma­fio­sos co­mo la Co­sa Nos­tra si­ci­lia­na. Ado­ran a la Vir­gen de Gua­da­lu­pe, que lle­gan a gra­bar­se en las ca­chas de sus pis­to­las. Un nar­co ja­más pien­sa que es­tá ha­cien­do al­go ma­lo, sim­ple­men­te que se es­tá ga­nan­do la vi­da… ¡hon­ra­da­men­te! Aun­que eso im­pli­que mu­ti­lar o ma­tar a otras per­so­nas. Sa­be­do­res de que en cual­quier mo­men­to ellos pa­sa­rán de ser los ver­du­gos a las víc­ti­mas, se en­co­mien­dan a la re­li­gión, a la santería o a cual­quier otra creen­cia que les ga­ran­ti­ce la en­tra­da en la otra vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.