EL CÁLCU­LO DE LOS “TIEM­POS”

Enigmas - - HISTORIAS MALDITAS -

El cien­tí­fi­co in­glés con­clu­yó que un “tiem­po” sig­ni­fi­ca­ba un año, y “dos tiem­pos” eran dos años. Ló­gi­ca­men­te, “me­dio tiem­po” era me­dio año. Pe­ro cre­yó des­cu­brir que en el Li­bro de Da­niel los años se me­dían co­mo pe­río­dos de 360 días, por lo que en to­tal ten­dría­mos un pe­río­do de 1260. Igual­men­te, creía que ca­da día re­pre­sen­ta­ba un año, de ma­ne­ra que con­si­de­ró que los días de Da­niel eran 1260, y que en­ton­ces se pro­du­ci­ría el fin del mun­do. Aho­ra bien, ¿a par­tir de qué mo­men­to de­bía co­men­zar a con­tar­se? Ésa fue uno de las grandes ob­se­sio­nes del cien­tí­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.