EL FI­NAL DEL CRIS­TO-ZAR

Enigmas - - CULTOS -

En es­te re­por­ta­je he­mos ha­bla­do del fun­da­dor de la sec­ta de los Skoptsy, Kon­draty Se­li­va­nov, y de su de­ten­ción y pos­te­rior entrevista con el zar Pa­blo I quien, in­tri­ga­do por la fi­gu­ra de es­te mís­ti­co, pi­dió que lo lle­va­sen a su pre­sen­cia. Aque­lla char­la ter­mi­nó cuan­do Se­li­va­nov le acon­se­jó a Pa­blo I que se de­ja­se cas­trar pa­ra al­can­zar la pu­re­za. Al oír aque­llas pa­la­bras, el so­be­rano or­de­nó que lo in­gre­sa­ran en un manicomio. Sin em­bar­go, a pe­sar de que el mo­les­to asun­to de los “cas­tra­dos” pa­re­cía re­suel­to, Se­li­va­nov fue res­ca­ta­do por dos de sus se­gui­do­res y des­pués ins­ta­la­do en una lu­jo­sa ca­sa don­de se­guía re­ci­bien­do vi­si­tas de miem­bros de la cla­se aco­mo­da­da ru­sa. Fi­nal­men­te, tras ser de nue­vo cap­tu­ra­do, se de­cre­tó que se le een el mo­nas­te­rio de Suz­dal, don­de mu­rió a la avan­za­da edad de cien años, sien­do una ver­da­de­ra le­yen­da en to­da Ru­sia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.