Aler­ta ZOM­BI

Las au­to­ri­da­des de una ciu­dad del es­ta­do de Flo­ri­da se han vis­to obli­ga­das a pe­dir dis­cul­pas a cau­sa de un men­sa­je de alar­ma a la ciu­da­da­nía in­for­man­do so­bre una “ex­tre­ma ac­ti­vi­dad zom­bi”.

Enigmas - - SEÑALES -

Des­de lue­go, el men­sa­je de­bió de ex­tra­ñar a quie­nes, a eso de la 01.45 de la ma­dru­ga­da, an­du­vie­ran des­pier­tos e hi­cie­ran fren­te al apa­gón que aso­ló la ciu­dad de La­ke Worth, en Flo­ri­da (EEUU), el pa­sa­do do­min­go 20 de ma­yo. Cuan­do al­go de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas su­ce­de, un sis­te­ma de aler­ta avi­sa in­me­dia­ta­men­te a los ve­ci­nos, aun­que en esta oca­sión el men­sa­je era un tan­to des­con­cer­tan­te: “Aler­ta de apa­gón y zom­bis pa­ra re­si­den­tes de La­go Worth y Ter­mi­nus. En es­tos mo­men­tos, hay me­nos de 7.380 clien­tes afec­ta­dos de­bi­do a la ex­tre­ma ac­ti­vi­dad zom­bi”.

Es ob­vio que nin­gún apo­ca­lip­sis zom­bi ha co­men­za­do en Flo­ri­da y que se tra­ta­ba de una bro­ma. Las au­to­ri­da­des ya es­tán in­ves­ti­gan­do el ori­gen de es­te po­si­ble sa­bo­ta­je que pu­do cau­sar más de un sus­to –y una car­ca­ja­da– en quie­nes se des­per­ta­ran alar­ma­dos an­te el avi­so de esta in­ci­den­cia. Una vez cons­cien­tes del error, Ben Kerr, el ofi­cial de in­for­ma­ción pú­bli­ca, acla­ró el ma­len­ten­di­do a tra­vés de Fa­ce­book: “Quie­ro reite­rar que La­ke Worth no tie­ne nin­gu­na ac­ti­vi­dad zom­bie ac­tual­men­te y me dis­cul­po por el men­sa­je del sis­te­ma”, aña­dien­do ade­más que se es­ta­ba in­ves­ti­gan­do el mo­ti­vo de lo su­ce­di­do.

Se ha ba­ra­ja­do la po­si­bi­li­dad de que el sis­te­ma emi­tie­ra por error al­gún men­sa­je de prue­ba de los que sue­len uti­li­zar­se en el de­par­ta­men­to pa­ra pro­bar que el pro­gra­ma fun­cio­na co­rrec­ta­men­te y cu­yos res­pon­sa­bles aña­den al­gún gui­ño di­ver­ti­do, en es­te ca­so los zom­bis y la re­fe­ren­cia a la ciu­dad fic­ti­cia de la po­pu­lar se­rie The Wal­king Dead, “Ter­mi­nus”.

Lo que puede re­sul­tar más lla­ma­ti­vo es que por esas mis­mas fe­chas, con­cre­ta­men­te el 17 de ma­yo, otro de­par­ta­men­to de policía se vio obli­ga­do a pe­dir dis­cul­pas de­bi­do a la ma­ni­pu­la­ción de una se­ñal de ad­ver­ten­cia en la ca­rre­te­ra en la que se es­cri­bie­ron di­fe­ren­tes men­sa­jes de mal gus­to, en­tre ellos: “¡Zom­bis de­lan­te co­rran!”. Las au­to­ri­da­des de Sprin­get­ts­bury Towns­hip, en el es­ta­do de York, se dis­cul­pa­ron a tra­vés de sus re­des so­cia­les: “Pa­re­ce que al­guien ob­tu­vo ac­ce­so al le­tre­ro y es­cri­bió sus pro­pios men­sa­jes. Es­pe­ra­mos que hoy no ha­ya alar­ma pú­bli­ca, ya que no hu­bo in­for­mes de zom­bis en Sprin­get­ts­bury Towns­hip”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.