UN MA­NAN­TIAL EN­VE­NE­NA­DO

Enigmas - - SOMBRAS -

Era cos­tum­bre por aque­llos años, du­ran­te la Se­ma­na San­ta, con­su­mir pan dul­ce, que era ela­bo­ra­do con una ma­sa co­mún en­car­ga­da a uno de los ve­ci­nos. Al pa­re­cer al­go ha­bía en­ve­ne­na­do el hu­mil­de ali­men­to. Tiem­po más tar­de, bo­tá­ni­cos que se acer­ca­ron al pue­blo ha­lla­ron ar­sé­ni­co en la fuen­te del pue­blo con cu­ya agua se ela­bo­ró la ci­ta­da ma­sa pa­ne­ra. En el es­tó­ma­go de un cer­do que tam­bién ya­cía muer­to se en­con­tra­ron a su vez res­tos de aquel pan. Tam­bién se ha­bló de una plan­ta ve­ne­no­sa que cre­ce a la ve­ra de la es­can­da, el ce­real con el que se ela­bo­ra­ba el pan, y que fue ac­ci­den­tal­men­te mo­li­da jun­to a és­ta pa­ra la ma­sa. Co­men­zó a fra­guar­se una le­yen­da, co­mún a per­can­ces si­mi­la­res ocu­rri­dos por di­ver­sos lu­ga­res del país, que ha­bla­ba de que una sa­la­man­dra, co­no­ci­da aquí co­mo “sa­ca­be­ra” y con­si­de­ra­da ex­tre­ma­da­men­te no­ci­va y da­ñi­na, ha­bía en­ve­ne­na­do el ma­nan­tial y su agua, uno de los in­gre­dien­tes prin­ci­pa­les del pan. Ya he­mos vis­to que es­to es al­go po­co pro­ba­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.