LU­JO CAÍ­DO DEL CIE­LO

SEN­TAR­TE EN EL IN­TE­RIOR DEL MO­TOR DE UN AVIÓN DE PA­SA­JE­ROS YA ES PO­SI­BLE GRA­CIAS A LOS CHI­COS DE PLA­NE IN­DUS­TRIES, UNA MAR­CA QUE CREA MUE­BLES A PAR­TIR DE PIE­ZAS AE­RO­NÁU­TI­CAS POR TO­NI GAR­CÍA

Esquire (Spain) - - Wish List -

Pla­ne In­dus­tries, la fac­to­ría de los her­ma­nos Tuc­ker, Ben y Harry, arran­có en 2012. Era en reali­dad uno de esos pro­yec­tos que sue­nan a lo­cu­ra cuan­do lle­ga a oí­dos aje­nos: dar una se­gun­da vi­da a pie­zas, asien­tos y pe­da­zos de avio­nes que han si­do des­car­ta­dos co­mo cha­ta­rra o aban­do­na­dos en ce­men­te­rios de cria­tu­ras me­tá­li­cas que un día sur­ca­ron los cielos. Con esos des-

car­tes, los her­ma­nos Tuc­ker ela­bo­ra­ban mo­chi­las, bol­sas y fun­das pa­ra or­de­na­dor. Cuan­do to­do el mun­do ya ha­bla­ba de ellos, fi­cha­ron a Ray Clar­ke y Matt­hew Lee­ce y em­pe­za­ron a pen­sar a lo gran­de: “Ser más am­bi­cio­sos sig­ni­fi­ca­ba re­uti­li­zar esos ma­te­ria­les. Si pien­sas en ello, lo que se uti­li­za en los avio­nes es un te­ji­do fa­bu­lo­so: li­ge­ro, ro­bus­to, ig­ní­fu­go y a prue­ba de man­chas. No­so­tros

lo lim­pia­mos, com­pro­ba­mos y tes­ta­mos. Lo mis­mo pa­sa con las gran­des pie­zas, el fu­se­la­je, los mo­to­res... To­do es de una ca­li­dad ex­tra­or­di­na­ria. No­so­tros de­vol­ve­mos el bri­llo a esa ma­te­ria pri­ma, pe­ro el gran re­to es el di­se­ño. Esa es la par­te en la que tra­ta­mos de po­ner el ma­yor esfuerzo”, di­cen los Tuc­ker. Te­nien­do en cuen­ta que ca­da año se ‘jubilan’ 300 avio­nes y unos 100.000 asien-

tos, a los chi­cos de Pla­ne In­dus­tries no les re­sul­ta de­ma­sia­do di­fí­cil con­se­guir el pro­duc­to en bru­to. La par­te más di­fí­cil es trans­for­mar­lo y dar con el clien­te ade­cua­do, te­nien­do en cuen­ta que uno po­día as­pi­rar al prin­ci­pio a una mo­chi­la o un por­ta­fo­lios a par­tir de cien eu­ros, pe­ro aho­ra la em­pre­sa se ha fo­ca­li­za­do en mue­bles cu­yo pre­cio su­pera los mil eu­ros y en pie­zas he­chas a me­di­da que no es­tán al al­can­ce de to­dos los bol­si­llos: “Si quie­res sen­tar­te en un mo­tor de Boeing que ha he­cho vein­te mi­llo­nes de ki­ló­me­tros y ha es­ta­do en 36 paí­ses, se­gu­ro que sa­bes to­do el tra­ba­jo que hay de­trás, ¿ no? [ son­ríen]”, ter­mi­nan Ben y Harry.

1. Me­sa con ba­se de ma­de­ra de no­gal, acero y cris­tal ela­bo­ra­da a par­tir de la puer­ta de emer­gen­cia de un Air­bus A320. 2. Bu­ta­ca crea­da a par­tir de la cu­bier­ta de uno de los im­pre­sio­nan­tes mo­to­res de un Boeing 737, fo­rra­da de cue­ro de la me­jor ca­li­dad. 3. Lám­pa­ra Ex­haust fa­bri­ca­da a ba­se de pie­zas del fu­se­la­je de un Bri­tish Ae­ros­pa­ce 146. 4. Me­sa de ca­fé ela­bo­ra­da con pie­zas de un Boeing 737. 5. Ar­ma­rio pa­ra li­co­res ‘me­ti­do’ den­tro de un mi­sil de los años 70, con eje cha­pa­do en oro y es­tan­te­rías de vi­drio. 6. Re­loj de pa­red ar­ma­do en la puer­ta de la Rei­na de los Cielos, el Boeing 747.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.