CLEMENS TRAUTMANN* LEC­CIO­NES DE MÚ­SI­CA DE EMI­LE BER­LI­NER

Esquire (Spain) - - Tribuna -

Nues­tra his­to­ria co­mien­za en 1898, cuan­do el in­ven­tor y em­pre­sa­rio Emi­le Ber­li­ner fun­da una fá­bri­ca en Han­no­ver (Ale­ma­nia), pa­ra pren­sar sus nue­vos dis­cos de cor­te la­te­ral. Él y su her­mano Jo­seph lla­man a su com­pa­ñía Deuts­che Gram­mop­hon Ge­sells­chaft, y no pa­só mu­cho tiem­po an­tes de que los gran­des can­tan­tes e ins­tru­men­tis­tas del mun­do fir­ma­ran con­tra­tos con el pro­duc­tor e in­ge­nie­ro Fred Gais­berg, con se­de en Lon­dres. En los años que pre­ce­die­ron a la fun­da­ción de lo que hoy en día es el se­llo dis­co­grá­fi­co más an­ti­guo del mun­do, uno pu­do ob­ser­var una fas­ci­nan­te gue­rra de for­ma­tos, no muy di­fe­ren­te a la ri­va­li­dad en­tre VHS y Be­ta­max un si­glo des­pués. La in­ven­ción de Emi­le Ber­li­ner –el gra­mó­fono– desafió al fo­nó­gra­fo pa­ten­ta­do de Edi­son. Y to­dos sa­be­mos qué tec­no­lo­gía pre­va­le­ció. ¿Por qué? Bueno, el fo­nó­gra­fo era ca­ro, tos­co y po­día con­te­ner me­nos in­for­ma­ción en su me­dio ci­lin­dro. Pe­ro tam­bién se tra­ta­ba de la vi­sión res­pec­ti­va de los in­ven­to­res: mien­tras Edi­son veía en ga­nar di­ne­ro el pro­pó­si­to prin­ci­pal de su in­ven­to, Emi­le Ber­li­ner pre­di­jo: “To­das las no­ches se pa­sa­rán en ca­sa es­cu­chan­do una lar­ga lis­ta de ac­tua­cio­nes”. Ese fue el ama­ne­cer de la in­dus­tria de la mú­si­ca.

Scon su pro­pio lu­gar en Ap­ple Mu­sic, pri­me­ra emi­so­ra de ra­dio en Ama­zon Mu­sic, etc. Nues­tra am­bi­ción si­gue sien­do re­fle­jar la crea­ti­vi­dad mu­si­cal de nues­tros ar­tis­tas y lle­gar a un pú­bli­co lo más am­plio po­si­ble.

ELo que el 120.º aniver­sa­rio de Deuts­che Gram­mop­hon en­se­ña so­bre la mú­si­ca, la tec­no­lo­gía y el fu­tu­ro del gé­ne­ro clá­si­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.