EL ‘SPINNING’ HA MUER­TO, VI­VA EL ‘SPINNING’

Esquire (Spain) - - Wish List - STEEL SPIN BI­KE BY PELOTON

Que­mas ca­lo­rías, me­jo­ras el es­ta­do car­dio­vas­cu­lar y for­ta­le­ces la par­te in­fe­rior del cuer­po. Por lo de­más, las cla­ses de spinning son una ver­da­de­ra tor­tu­ra: sus en­tre­na­do­res tie­nen un gus­to mu­si­cal de­cep­cio­nan­te y ra­ra es la vez que no te to­ca se­guir las in­di­ca­cio­nes en la bi­ci­cle­ta más ale­ja­da del ai­re acon­di­cio­na­do y aún hú­me­da por el su­dor de su an­te­rior spin­ner. Un as­co, pe­ro te­ne­mos al­ter­na­ti­va: la com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se Peloton, fun­da­da en 2012, fa­bri­ca bi­ci­cle­tas es­tá­ti­cas de al­ta ca­li­dad equi­pa­das con un te­le­vi­sor HD con pan­ta­lla tác­til de 21,5 pul­ga­das que per­mi­te re­trans­mi­tir más de 8.000 cla­ses y sin­to­ni­zar más de 14 ho­ras de cla­ses en vi­vo di­fe­ren­tes ca­da día. Es­tas ru­ti­nas es­tán or­ga­ni­za­das por ‘ins­truc­to­res de éli­te’ y pue­des in­clu­so com­pe­tir con­tra otros spin­ners en tiem­po real. Esen­cial­men­te se tra­ta de ha­cer to­do lo que se ofre­ce en una jor­na­da de spinning con­ven­cio­nal, pe­ro sin ir al gim­na­sio. “Tra­ba­jar en ca­sa co­nec­ta­do con otras per­so­nas au­men­ta el ren­di­mien­to y la mo­ti­va­ción. Ha si­do uno de los se­cre­tos de nues­tro éxi­to”, di­ce John Fo­ley, CEO fun­da­dor de Peloton. No les va mal: en EEUU se han ven­di­do ya más de 220.000 ( más in­fo en one­pe­lo­ton.com) POR CHAR­LIE TEASDALE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.