Una mi­ra­da de im­pac­to con las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas

Esthetic World - - Editorial -

Las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas son el com­ple­men­to perfecto que per­mi­ti­rá a la no­via re­sal­tar su ros­tro y lu­cir una mi­ra­da pro­fun­da e im­pac­tan­te.

Hay mo­men­tos es­pe­cial­men­te im­por­tan­tes en la vi­da de una mu­jer, y sin du­da uno de ellos es el día de su bo­da. De ahí que co­mo pro­fe­sio­na­les no de­ba­mos se­guir unos prin­ci­pios es­ta­ble­ci­dos pa­ra crear el es­ti­lis­mo de la no­via, eso ya ha pa­sa­do a la his­to­ria. Ten­ga­mos en cuen­ta que los tiem­pos es­tán cam­bian­do y con ellos tam­bién las mu­je­res, su per­so­na­li­dad y sus cá­no­nes de be­lle­za.

Co­mo ex­per­tos de­be­mos rom­per pa­ra­dig­mas y ha­cer­nos la si­guien­te pre­gun­ta: ¿por qué el es­ti­lis­mo de la no­via tie­ne que ser de­li­ca­do y eté­reo? Re­cor­de­mos que la ima­gen de la no­via de­be re­fle­jar su per­so­na­li­dad y su es­ti­lo. Es fun­da­men­tal res­pe­tar el gus­to de la clien­ta, re­cor­dan­do siem­pre que pa­ra crear un look com­ple­to es im­por­tan­te que exis­ta una co­ne­xión en­tre to­dos los ele­men­tos que in­te­gren la ce­re­mo­nia nup­cial.

Por ello es ne­ce­sa­rio que to­dos los pro­fe­sio­na­les que in­ter­ven­gan en la pre­pa­ra­ción del even­to y en el es­ti­lis­mo de los pro­ta­go­nis­tas tra­ba­jen de for­ma coor­di­na­da. In­clu­so hay oca­sio­nes en la que los no­vios con­tra­tan la fi­gu­ra del wed­ding plan­ner pa­ra que sea és­te el en­car­ga­do de ga­ran­ti­zar di­cha ar­mo­nía y or­ga­ni­za­ción.

Cx­ten­sio­nes de pes­ta­ñas, el com­ple­men­to ideal

Las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas se han con­ver­ti­do en el com­ple­men­to de mo­da. Se tra­ta de uno de los ser­vi­cios es­té­ti­cos más de­man­da­dos hoy día por las mu­je­res. Y es así por­que ofre­ce la po­si­bi­li­dad de lu­cir una mi­ra­da ex­pre­si­va y de im­pac­to a cual­quier ho­ra y sin ne­ce­si­dad de re­to­ques con una más­ca­ra de pes­ta­ñas. Es­to lo con­vier­te en un ser­vi­cio muy útil pa­ra el rit­mo de­sen­fre­na­do de las mu­je­res de nues­tra ge­ne­ra­ción.

Pe­ro si pa­ra las mu­je­res nor­ma­les es im­por­tan­te, pa­ra una no­via es­te es­ti­lis­mo se ha­ce im­pres­cin­di­ble por par­ti­da do­ble, ya que ade­más de lu­cir una mi­ra­da ra­dian­te el día de su bo­da la pro­ta­go­nis­ta no que­rrá que las lá­gri­mas es­tro­peen su maquillaje. Las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas se con­vier­ten así en su alia­do ideal, al no re­que­rir la apli­ca­ción de más­ca­ra de pes­ta­ñas, lo que le evi­ta con­tra­tiem­pos con el maquillaje en su bo­da.

Por otro la­do tam­bién son mu­chos los ma­qui­lla­do­res que ya re­co­mien­dan en­ca­re­ci­da­men­te a las no­vias que se reali­cen las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas pa­ra evi­tar los ries­gos que pue­dan co­rrer con las pes­ta­ñas pos­ti­zas. Ya que és­tas úl­ti­mas pue­den des­pe­gar­se y ju­gar una mala a la pro­ta­go­nis­ta en un día tan es­pe­cial.

Aó­mo ofre­cer el ser­vi­cio

La ex­ten­sión de pes­ta­ñas es uno de los ser­vi­cios es­té­ti­cos que la no­via pue­de ha­cer­se una se­ma­na an­tes de la bo­da. Pa­ra ello de­be­rá acu­dir a un cen­tro es­pe­cia­li­za­do, en el que se le ha­ga un es­tu­dio per­so­na­li­za­do de su ros­tro y de sus ojos. De­be­mos te­ner en cuen­ta que un buen es­ti­lis­mo tie­ne que te­ner pre­sen­te la per­so­na­li­dad de la mu­jer y no se­guir es­te­reo­ti­pos, co­mo he­mos comentado an­te­rior­men­te.

El es­ti­lis­ta en­car­ga­do del ser­vi­cio de­be­rá te­ner una con­sul­ta pre­via con la clien­ta. En es­ta pri­me­ra to­ma de con­tac­to la es­pe­cia­lis­ta pre­gun­ta­rá por los gus­tos, el es­ti­lo de la bo­da, el ves­tua­rio, los com­ple­men­tos, el pei­na­do y el maquillaje. Y lo ha­rá pa­ra co­no­cer to­dos los de­ta­lles del en­la­ce, lo que le per­mi­ti­rá sa­ber qué ti­po de ser­vi­cio ofre­cer a la no­via.

De­bi­do a la res­pon­sa­bi­li­dad que con­lle­va ofre­cer un ser­vi­cio de be­lle­za a una no­via, es ne­ce­sa­rio que

los es­ti­lis­tas dis­pon­gan de una gran es­pe­cia­li­za­ción en los ser­vi­cios de ex­ten­sión de pes­ta­ñas. Y es­ta maes­tría se con­si­gue a tra­vés de cur­sos y se­mi­na­rios en úl­ti­mas ten­den­cias. Así los pro­fe­sio­na­les se sen­ti­rán se­gu­ros y po­drán ofre­cer un gran ni­vel en sus re­sul­ta­dos.

cx­ten­sio­nes de pes­ta­ñas se­gún el ti­po de no­via

Ca­da no­via de­be­rá tra­tar­se de ma­ne­ra per­so­na­li­za­da, se­gún sus gus­tos y ca­rac­te­rís­ti­cas. Pe­ro exis­te una cla­si­fi­ca­ción que pue­de ser­vir de guía al es­ti­lis­ta a la ho­ra de rea­li­zar el ser­vi­cio de ex­ten­sión de pes­ta­ñas:

lo­via ro­mán­ti­ca

Es­te ti­po de no­via, se ca­rac­te­ri­za por su fres­cu­ra y na­tu­ra­li­dad. Por regla ge­ne­ral sue­len ser no­vias que se ca­san de día, que ce­le­bran la bo­da al ai­re li­bre y que lle­van flores na­tu­ra­les en el ra­mo. Nor­mal­men­te lle­van un maquillaje im­per­cep­ti­ble y lle­van el pe­lo suel­to. Y por regla ge­ne­ral las flores na­tu­ra­les y las co­ro­nas de flores son sus com­ple­men­tos idea­les.

A es­te ti­po de no­vias el ti­po de ex­ten­sión de pes­ta­ñas que les fa­vo­re­ce es una téc­ni­ca clá­si­ca pe­lo a pe­lo, que va a re­sal­tar su mi­ra­da de un mo­do na­tu­ral y sin lla­mar la aten­ción so­bre los de­más ele­men­tos del ros­tro.

lo­via clá­si­ca

Se pa­re­ce a la ro­mán­ti­ca en el es­ti­lo na­tu­ral, pe­ro el clá­si­co es un es­ti­lo más tra­di­cio­nal y me­nos de­sen­fa­da­do que la ro­mán­ti­ca. Es­tas no­vias sue­len lle­var re­co­gi­dos o se­mi-re­co­gi­dos sen­ci­llos, ador­na­dos con flores y to­ca­dos. Ade­más las hay que apues­tan por el ve­lo. Pe­ro si lle­va el pe­lo suel­to lo lle­va­rá con on­das muy mar­ca­das y fi­jas, sin mo­vi­mien­to.

Pa­ra es­te ti­po de no­via se re­co­mien­da un sis­te­ma mul­ti­di­men­sión de pes­ta­ñas na­tu­ra­les, de dos o tres di­men­sio­nes. Es­to sig­ni­fi­ca que co­mo es­ti­lis­tas le va­mos a co­lo­car dos o tres pes­ta­ñas fi­nas por ca­da pes­ta­ña na­tu­ral. Es­ta téc­ni­ca nos per­mi­ti­rá con­se­guir un efec­to más vo­lu­mi­no­so, de­fi­ni­do y re­lleno que la téc­ni­ca clá­si­ca, pe­ro sin per­der la na­tu­ra­li­dad.

No­via so­fis­ti­ca­da

Es­te ti­po de no­via sue­le ca­sar­se por la no­che. Su ves­tua­rio sue­le ser re­car­ga­do, con en­ca­je y pe­dre­ría. Por tan­to el maquillaje y el pei­na­do co­rres­pon­de­rán a las ca­rac­te­rís­ti­cas de la no­che, con mu­cha ela­bo­ra­ción en los re­co­gi­dos, así co­mo con ac­ce­so­rios muy ela­bo­ra­dos. El maquillaje lle­va­rá co­rrec­ti­vo y los ojos re­car­ga­dos con ahu­ma­dos y bri­llos.

En cuan­to a las ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas, pa­ra es­te ti­po de no­via se re­co­mien­da un es­ti­lis­mo de pes­ta­ñas “vo­lu­men ru­so”, que con­sis­te en unas pes­ta­ñas muy tu­pi­das y vo­lu­mi­no­sas. Es­ta téc­ni­ca se tra­ba­ja con pes­ta­ñas muy fi­nas, co­lo­can­do de 4 a 15 di­men­sio­nes, se­gún el gus­to de la no­via y las ca­rac­te­rís­ti­cas de su ros­tro y sus ojos. El re­sul­ta­do ofre­ce­rá una mi­ra­da lla­ma­ti­va, com­pac­ta y pe­ne­tran­te.

Asi­mis­mo, es­te ti­po de es­ti­lis­mo de ex­ten­sio­nes pue­de ir acom­pa­ña­do de ador­nos co­mo cris­ta­les de swa­rovsky y pes­ta­ñas de co­lo­res.

lo­via cool-chic

Es­te ti­po de no­via es­tá muy mar­ca­da por las ten­den­cias en la mo­da. Su ves­tua­rio pro­ba­ble­men­te sea atí­pi­co, al igual que su maquillaje y su pei­na­do. Por ello, es­te ti­po de no­via se de­be­rá per­so­na­li­zar mu­cho. Lo más pro­ba­ble es que quie­ra lle­var unas pes­ta­ñas muy vo­lu­mi­no­sas y lar­gas, ya que hoy en día es ten­den­cia es­te es­ti­lo de pes­ta­ñas.

In­de­pen­dien­te­men­te del es­ti­lo de ex­ten­sio­nes de pes­ta­ñas que eli­ja­mos pa­ra la no­via, al ser se­mi­per­ma­nen­tes y du­rar un mes en per­fec­tas con­di­cio­nes, la no­via po­drá dis­fru­tar de una mi­ra­da ma­ra­vi­llo­sa no só­lo el día de su bo­da, sino tam­bién du­ran­te su lu­na de miel. Y es­to es po­si­ble gra­cias a que las ex­ten­sio­nes son re­sis­ten­tes al sol, al ca­lor y a la hu­me­dad del ba­ño en pla­yas y pis­ci­nas. Tan só­lo se­rá ne­ce­sa­rio que a la vuel­ta del via­je se reali­ce un pe­que­ño re­to­que men­sual y po­drá lu­cir es­pec­ta­cu­lar du­ran­te to­do el año.

SO­RA­YA ZONCAL

Téc­ni­co su­pe­rior en ima­gen per­so­nal y Di­rec­to­ra téc­ni­ca de Eli­te Pro­fe­sio­nal. www.eli­te­pro­fe­sio­nal.es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.