IN­NO­VA­CIÓN EN RE­CONS­TRUC­CIÓN MA­MA­RIA ON­CO­LÓ­GI­CA

El doc­tor Joa­quim Mu­ñoz es pio­ne­ro a ni­vel mun­dial de es­ta téc­ni­ca de re­cons­truc­ción ma­ma­ria in­te­gral im­me­dia­ta con ci­ru­gía en­dos­có­pi­ca.

Esthetic World - - Medicina Estética - DR. JOA­QUIM MU­ÑOZ Es­pe­cia­lis­ta en cán­cer de ma­ma y re­cons­truc­ción in­me­dia­ta www.ins­ti­tu­to­de­be­ni­to.com

la reali­dad del cán­cer de ma­ma ha cam­bia­do drás­ti­ca­men­te en los úl­ti­mos años. Tan­to en su­per­vi­ven­cia co­mo en pro­nós­ti­co, los avan­ces se pue­den me­dir en tér­mi­nos muy po­si­ti­vos. La me­di­ci­na pre­ven­ti­va, la me­jo­ra en los mé­to­dos de diag­nós­ti­co y la in­di­vi­dua­li­za­ción de los tra­ta­mien­tos, son al­gu­nas de las ra­zo­nes que han po­ten­cia­do es­ta evo­lu­ción tan po­si­ti­va. La ci­ru­gía re­cons­truc­ti­va, en es­te nue­vo con­tex­to, ha co­bra­do especial re­le­van­cia.

Hoy día es po­si­ble rea­li­zar la re­cons­truc­ción en la mis­ma in­ter­ven­ción en que se es­tá ex­tir­pan­do el cán­cer, y en ello ha te­ni­do mu­cho que ver el doc­tor Joa­quim Mu­ñoz, quien se ha in­cor­po­ra­do jun­to a su equi­po al IDB, y su téc­ni­ca en­dos­có­pi­ca idea­da pa­ra la re­cons­truc­ción de la ma­ma y el com­ple­jo areo­la pe­zón tras la ex­tir­pa­ción del cán­cer, pio­ne­ra a ni­vel mun­dial.

Abor­da­je de la mas­tec­to­mía in­te­gral en­dos­có­pi­ca

El abor­da­je mí­ni­ma­men­te in­va­si­vo en ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca de la ma­ma se rea­li­za si­guien­do la cir­cun­fe­ren­cia del com­ple­jo areo­la pe­zón in­clu­yen­do el mis­mo en la re­sec­ción. Me­dian­te es­te ac­ce­so es po­si­ble rea­li­zar la com­ple­ta ex­tir­pa­ción de to­da la glán­du­la: Ex­tir­pan­do el tu­mor, ten­ga es­te la lo­ca­li­za­ción y ta­ma­ño que ten­ga. Pre­ser­van­do la piel de la ma­ma. Rea­li­zan­do si­mul­tá­nea­men­te la ci­ru­gía re­cons­truc­ti­va, in­tro­du­cien­do la pró­te­sis me­dian­te la téc­ni­ca con múscu­lo dor­sal an­cho en­dos­có­pi­co.

Con es­te pro­ce­di­mien­to es po­si­ble re­cu­pe­rar la piel, la areo­la y el

pe­zón rea­li­zan­do una ci­ca­triz mí­ni­ma, to­do en una so­la in­ter­ven­ción. La pa­cien­te afec­ta­da por cán- cer se en­fren­ta­rá al tra­ta­mien­to post­qui­rúr­gi­co (ra­dio o qui­mio­te­ra­pia), sin ha­ber pa­sa­do por lo que pa­ra mu­chas mu­je­res es un agra­van­te: el ha­ber­se vis­to sin una par­te de su cuer­po.

¿Cómo se con­si­gue mi­ni­mi­zar las ci­ca­tri­ces?

El Dr. Mu­ñoz ex­pli­ca que al rea­li­zar una ob­ten­ción en­dos­có­pi­ca del múscu­lo dor­sal an­cho se con­si­gue mi­ni­mi­zar la ci­ca­triz de la es­pal­da y la de la ma­ma. Es­te múscu­lo ac­túa co­mo un su­je­ta­dor in­te­rior que evi­ta que la pró­te­sis de ma­ma que­de in­me­dia­ta­men­te de­ba­jo de la piel de la mas­tec­to­mía. Con ello se evi­ta el ries­go de com­pli­ca­cio­nes en el post­ope­ra­to­rio, re­sul­ta en un tac­to mu­cho más na­tu­ral de la ma­ma re­cons­trui­da y, sin du­da, un me­jor re­sul­ta­do es­té­ti­co.

La téc­ni­ca con col­ga­jo dor­sal an­cho en com­bi­na­ción con un im­plan­te ha si­do una téc­ni­ca clá­si­ca y uti­li­za­da por mu­chos ci­ru­ja­nos en la re­cons­truc­ción ma­ma­ria. La idea­da por el Dr. Mu­ñoz aña­de el plus que re­cons­tru­ye la areo­la y el pe­zón en la mis­ma in­ter­ven­ción, con lo que la pa­cien­te ade­más de no ver­se sin ma­ma tam­po­co de­be es­pe­rar el fin de los tra­ta­mien­tos com­ple­men­ta­rios pa­ra re­cons­truir­se el com­ple­jo areo­la pe­zón.

Ca­be apun­tar que al 35% de las pa­cien­tes con cán­cer de ma­ma se les tie­ne que efec­tuar una mas­tec­to­mía to­tal del pe­cho pa­ra ha­cer la re­sec­ción del tu­mor ma­ligno. Es por ello que, ade­más de po­ner­se en ma­nos de un pro­fe­sio­nal ex­per­to, el fac­tor hu­mano es fun­da­men­tal en un con­tex­to en que las pa­cien­tes se en­cuen­tran es­pe­cial­men­te sen­si­bles.

“Con es­te pro­ce­di­mien­to es po­si­ble re­cu­pe­rar la piel, la areo­la y el pe­zón en una so­la in­ter­ven­ción.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.