Nail art lo­vers

El di­se­ño de uñas se­rá sin du­da uno de los com­ple­men­tos estrella pa­ra es­tas fies­tas na­vi­de­ñas. De to­do ti­po de for­mas y di­se­ños, en­con­tra­mos un sin­fín de de­co­ra­cio­nes pa­ra que las pro­fe­sio­na­les es­cul­pan ver­da­de­ras obras de ar­te en las uñas.

Esthetic World - - Sumario - Na­ta­lia Ro­drí­guez al­ga­ra For­ma­do­ra Mas­ter na­cio­nal de Fan­tasy Nails Pro­pie­ta­ria del sa­lón Li­mas

la de­co­ra­ción de uñas es una ac­ti­vi­dad que en la ac­tua­li­dad ex­pe­ri­men­ta un gran cre­ci­mien­to y go­za de unas ex­pec­ta­ti­vas de desa­rro­llo es­pec­ta­cu­la­res pa­ra los pró­xi­mos años, y es que te­ner unas ma­nos cui­da­das y unas uñas bien ma­qui­lla­das pro­por­cio­na un to­que de ele­gan­cia y dis­tin­ción.

La ba­se pa­ra rea­li­zar las de­co­ra­cio­nes pue­de ser en uñas acrí­li­cas, uñas en gel mol­dea­das o tips o uñas com­ple­ta­men­te na­tu­ra­les, to­do de­pen­de­rá de los gus­tos y ac­ti­vi­da­des de ca­da clien­te. En el mercado exis­ten mu­chos pro­duc­tos y ma­te­ria­les con los que se pue­den de­co­rar las uñas de for­ma úni­ca y ori­gi­nal, sin ne­ce­si­dad de re­pe­tir tus tra­ba­jos. Te contamos to­do lo que de­bes sa­ber pa­ra que es­tas Na­vi­da­des las uñas de tus clien­tas luz­can más gla­mu­ro­sas que nun­ca.

La ba­se for­ma­ti­va, cla­ve del éxi­to

Exis­ten di­fe­ren­tes mo­da­li­da­des de cur­sos de nail art en fun­ción de la téc­ni­ca de de­co­ra­ción que se va a tra­ba­jar. Ya que hay in­fi­ni­dad de sis­te­mas que se pue­den mez­clar, las po­si­bi­li­da­des ar­te­sa­na­les de las que dis­po­ne­mos son in­men­sas y sue­le ge­ne­rar mu­cha con­fu­sión a las nue­vas téc­ni­cos de uñas que quie­ren in­tro­du­cir­se en el mun­do de nail art.

Os ofre­ce­mos una re­co­pi­la­ción de con­si­de­ra­cio­nes que de­be­mos te­ner en cuen­ta den­tro del gran aba­ni­co de sis­te­mas, pro­duc­tos y téc­ni­cas que abar­ca el am­plio mun­do de las uñas pa­ra crear au­tén­ti­cos di­se­ños. Só­lo así se po­drá ase­so­rar pro­fe­sio­nal­men­te al clien­te y re­co­men­dar aque­llas que me­jor se adap­ten a sus gus­tos y ne­ce­si­da­des.

Pa­ra em­pe­zar, hay dos as­pec­tos fun­da­men­ta­les pa­ra lle­gar a ser un buen téc­ni­co de uñas, co­mo son la for­ma­ción y los pro­duc­tos de ca­li­dad.

La for­ma­ción

Hay que co­no­cer y tra­ba­jar bien las dis­tin­tas téc­ni­cas, sa­ber có­mo es­cul­pir co­rrec­ta­men­te una uña e ir más allá del pa­so a pa­so en la apli­ca­ción de un pro­duc­to. Un buen pro­fe­sio­nal de­be in­ver­tir en for­ma­ción pa­ra es­tar siem­pre al día en las úl­ti­mas ten­den­cias y téc­ni­cas, por ello ten­drá que acu­dir a to­dos los cur­sos po­si­bles que pre­ci­se pa­ra ase­gu­rar­se una bue­na ba­se pro­fe­sio­nal y ofre­cer el me­jor de los ser­vi­cios.

Pro­duc­tos de ca­li­dad

Exis­te una am­plí­si­ma va­rie­dad de pro­duc­tos pa­ra ca­da téc­ni­ca y sus di­fe­ren­tes ca­rac­te­rís­ti­cas con­di­cio­na­rán la ca­li­dad del tra­ba­jo. Hay que se­guir unas pau­tas pa­ra ele­gir los pro­duc­tos y que es­tos ten­gan unas cua­li­da­des óp­ti­mas: uti­li­zar pro­duc­tos de ca­li­dad, con bue­nas com­po­si­cio­nes.

Exis­ten pro­duc­tos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, tan­to pa­ra acrí­li­co, gel o es­mal­ta­do per­ma­nen­te, que han me­jo­ra­do con­si­de­ra­ble­men­te su for­mu­la­ción, sien­do me­nos agre­si­vos pa­ra la uña na­tu­ral y a la vez más re­sis­ten­tes.

Pa­ra desa­rro­llar cual­quier téc­ni­ca, ha­brá que ele­gir un pro­duc­to que sea fá­cil y rá­pi­do de apli­car, que no dé pro­ble­mas. Es pri­mor­dial co­no­cer su po­si­ble efec­to no­ci­vo, no só­lo pa­ra el téc­ni­co de uñas que

los ma­ni­pu­la, sino tam­bién pa­ra los clien­tes a quie­nes se los apli­ca­mos. Por ello, to­da pro­fe­sio­nal de­be in­for­mar­se muy bien de la com­po­si­ción de un pro­duc­to y de la ino­cui­dad de ca­da uno de sus in­gre­dien­tes.

Crea­cio­nes se­gún los pro­duc­tos

Una vez pre­sen­te los pun­tos an­te­rio­res, nos en­con­tra­mos con una in­fi­ni­dad de po­si­bi­li­da­des, pu­dien­do de­co­rar to­das las uñas o una so­la. Di­se­ños de flo­res, fi­gu­ras geo­mé­tri­cas, co­ra­zo­nes, ani­ma­les, en­con­tra­mos es­truc­tu­ras de to­do ti­po.

A con­ti­nua­ción de­ta­lla­mos los prin­ci­pa­les pro­duc­tos con los que se pue­den tra­ba­jar: Crea­cio­nes con es­mal­tes: es la téc­ni­ca más sen­ci­lla por la que em­pe­zar. Al usar so­la­men­te es­mal­tes pa­ra de­co­rar es el sis­te­ma más eco­nó­mi­co, ya que los ele­men­tos que ne­ce­si­ta­mos son muy sen­ci­llos de en­con­trar y per­mi­te el uso de otras mu­chas téc­ni­cas com­bi­na­das. Crea­cio­nes con pin­tu­ra acrí­li­ca: es una téc­ni­ca más avan­za­da que la an­te­rior. En ni­ve­les su­pe­rio­res de­be­rán ma­ne­jar­se va­rios ti­pos de pin­ce­les pa­ra con­se­guir aca­ba­dos es­pec­ta­cu­la­res. Crea­cio­nes con es­mal­te per­ma­nen­te: usa los ge­les soak off de co­lo­res pa­ra rea­li­zar de­ta­lles de de­co­ra­ción y, si se em­plean di­fe­ren­tes com­bi­na­cio­nes y téc­ni­cas, per­mi­te mu­chas op­cio­nes. Crea­cio­nes con ge­les: ofre­ce múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des, pu­dien­do usar las téc­ni­cas an­te­rio­res y, ade­más, una in­men­si­dad de ge­les de co­lo­res. Asi­mis­mo, si que­re­mos rea­li­zar de­co­ra­cio­nes y de­ta­lles en 3D en­con­tra­mos ge­les más es­pe­sos pa­ra tra­ba­jar y rea­li­zar crea­cio­nes que no sean di­se­ños pla­nos. Crea­cio­nes con acrí­li­cos: es­ta téc­ni­ca tie­ne me­nos po­si­bi­li­da­des en de­ta­lles pe­ro se pue­den reali- zar 3D y mez­clar con to­das las téc­ni­cas. En uñas acrí­li­cas po­de­mos rea­li­zar ab­so­lu­ta­men­te de to­do: in­lays, en­cap­su­la­dos, fi­mos, strass, pur­pu­ri­nas y rea­li­za­ción de de­gra­da­dos con in­men­si­dad de co­lo­res. Otros: exis­te un sin­fín de crea­cio­nes con stam­ping, ad­he­si­vos, ima­nes, agua, pa­ji­tas, in­yec­ta­bles, pe­ga­men­tos o foils ade­más de es­truc­tu­ras, pipe, sti­let­to, al­men­dra, al­men­dra ru­sa, cua­dra­da, sti­led­ge, etc.

La mul­ti­tud de téc­ni­cas que ofre­ce el di­se­ño de nail art es im­pre­sio­nan­te y ca­si to­das se pue­den mez­clar en­tre ellas, per­mi­tien­do mu­chas com­bi­na­cio­nes. To­do de­pen­de­rá de la crea­ti­vi­dad y el co­no­ci­mien­to que la pro­fe­sio­nal ten­ga so­bre to­do es­te am­plio es­pec­tro de téc­ni­cas de tra­ba­jo. Por tan­to, si al­guien quie­re

rea­li­zar de­co­ra­cio­nes en uñas, lo pri­me­ro que de­be­rá ana­li­zar es qué téc­ni­ca es la más ade­cua­da se­gún sus ha­bi­li­da­des, pu­dien­do apli­car com­bi­na­cio­nes de to­das ellas. La pe­ri­cia de la téc­ni­co de uñas, su crea­ti­vi­dad y el pre­su­pues­to que ten­ga pa­ra usar unos ti­pos u otros, con­di­cio­na­rán la de­ci­sión de la téc­ni­ca a em­plear.

Las téc­ni­cas

Ci­tan­do las pa­la­bras de la pro­fe­sio­nal Mi­chi C. Brink, ”la pro­fe­sión co­mo téc­ni­ca de uñas es ar­te­sa­nía que ne­ce­si­ta prác­ti­ca to­dos los días”, ve­mos la ne­ce­si­dad de es­tar al día en las ten­den­cias de di­se­ño de nail art y co­no­cer las ca­rac­te­rís­ti­cas de las di­fe­ren­tes téc­ni­cas de de­co­ra­ción en las que pue­des for­mar­te pa­ra po­der ga­ran­ti­zar el éxi­to de las crea­cio­nes.

Las prin­ci­pa­les téc­ni­cas que des­ta­can en el mun­do del nail art, im­pres­cin­di­bles pa­ra to­da pro­fe- sio­na­les de las uñas, se­rían: Pin­tu­ra acrí­li­ca – “do­ble car­ga” o “one stro­ke”: pa­ra rea­li­zar di­fe­ren­tes mo­de­los de flo­res, ho­jas y di­se­ños abs­trac­tos, fon­dos di­fu­mi­na­dos, ador­nos pla­nos y pur­pu­ri­nas. Acrí­li­co en re­lie­ve: per­mi­te di­fe­ren­tes mo­de­los de di­se­ños flo­ra­les, ho­jas, etc., crean­do fon­dos di­fu­mi­na­dos con acrí­li­co so­bre los que se crea el re­lie­ve, y pin­tu­ra acrí­li­ca pa­ra dar más di­men­sión. Asi­mis­mo, se em­plean di­fe­ren­tes ti­pos de pur­pu­ri­na pa­ra de­co­rar. Acua­re­la ex­prés: se crean de­co­ra­cio­nes rá­pi­das pa­ra el día a día uti­li­zan­do acua­re­la. Se con­se­gui­rán atrac­ti­vos y sen­ci­llos di­se­ños trans­lú­ci­dos con des­te­llos de pur­pu­ri­na en el fon­do. Sa­lon nail art: den­tro de es­ta mo­da­li­dad se pue­den apren­der di­se­ños de de­co­ra­ción sim­ples y rá­pi­dos pa­ra el día a día. Exis­ten di­fe­ren­tes mo­da­li­da­des en fun­ción de la téc­ni­ca de de­co­ra­ción que se va­ya a tra­ba­jar, co­mo por ejem­plo, pie­dras pre­cio­sas; es­tam­pa­ción y pig­men­tos; co­la de si­re­na; efec­to azú­car y glass; foils; gel pain­ting Zhos­to­vo; gel pain­ting en­ca­je; es­ti­lo ba­rro­co, ro­mán­ti­co o vin­ta­ge; gel pain­ting de tex­tu­ras (efec­to már­mol, efec­to te­la, efec­to jeans, efec­to ma­te, efec­to acol­cha­do, etc.), di­se­ño car­toon, y one stro­ke gel pain­ting. Baby Boo­mer: per­fec­to pa­ra téc­ni­cos de uñas que ya tra­ba­jan con acrí­li­co o gel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.