La de­co­ra­ción a mano al­za­da

Es­ta téc­ni­ca es­tá ca­da vez más de mo­da en los cen­tros de uñas, gra­cias a la per­so­na­li­za­ción de di­se­ños que per­mi­te.

Esthetic World - - Sumario - Ve­ró­ni­ca Gó­mez Flo­res Pro­fe­sio­nal de las uñas y es­pe­cia­lis­ta en de­co­ra­ción con pin­tu­ras acrí­li­cas www.very­nail­sart.com very­nail­sart@gmail.com

exis­ten va­rias téc­ni­cas en el mercado pa­ra de­co­rar a mano al­za­da. Des­de el es­mal­te tra­di­cio­nal, las pin­tu­ras acrí­li­cas o el gel pain­ting, has­ta los ge­les en 3D o acrí­li­cos pa­ra es­cul­pir di­se­ños tri­di­men­sio­na­les. Os de­ta­lla­mos cuá­les son las téc­ni­cas más ade­cua­das pa­ra rea­li­zar una bue­na de­co­ra­ción a mano al­za­da. Si bien es po­si­ble de­co­rar con es­mal­te tra­di­cio­nal, de­be te­ner­se en cuen­ta que es­te ge­ne­ra­rá hi­los en la su­per­fi­cie y, ade­más, su tiem­po de se­ca­do es ma­yor, por lo que se co­rre el ries­go de que, si no se apli­ca co­rrec­ta­men­te el top coat, el di­bu­jo se co­rra y se es­tro­pee.

Los ge­les

Una bue­na op­ción pa­ra evi­tar que el di­se­ño se eche a per­der, es rea­li­zar­lo con gel pain­ting. Con él se pue­den ha­cer va­rios efec­tos, des­de un di­bu­jo nor­mal, con­se­guir un efec­to acua­re­la has­ta un one stro­ke. El úni­co in­con­ve­nien­te de es­ta téc­ni­ca es que pue­de li­mi­tar la de­co­ra­ción en aque­llas uñas es­mal­ta­das con ma­ni­cu­ra se­mi­per­ma­nen­te o es­cul­pi­das.

Con los ge­les en 3D y acrí­li­cos pa­ra ha­cer di­se­ños tri­di­men­sio­na­les ocu­rre lo mis­mo. Si, por ejem­plo, di­se­ña­mos una flor, hay más pro­ba­bi­li­da­des de que es­ta se des­pe­gue de la uña si se rea­li­za so­bre es­mal­te nor­mal, en lu­gar de es­mal­te se­mi­per­ma­nen­te o uñas es­cul­pi­das.

La pin­tu­ra acrí­li­ca

Por úl­ti­mo, en­con­tra­mos la téc­ni­ca de la pin­tu­ra acrí­li­ca. Es­ta jue­ga con la ven­ta­ja de que se pue­de

apli­car so­bre cual­quier su­per­fi­cie, ya sea con es­mal­te nor­mal, se­mi­per­ma­nen­te o uñas es­cul­pi­das.

Al­gu­nos con­se­jos pa­ra ase­gu­rar­se un buen re­sul­ta­do si se apli­ca el es­mal­te top coat se­mi­per­ma­nen­te so­bre el di­bu­jo rea­li­za­do con pin­tu­ra acrí­li­ca, se­rían: Si el di­se­ño es plano, es de­cir, con po­ca can­ti­dad de pin­tu­ra, co­mo por ejem­plo di­bu­jos con one stro­ke, apli­car una úni­ca ca­pa se­rá su­fi­cien­te. Si la ca­pa de pin­tu­ra es más grue­sa, co­mo por ejem­plo ocu­rre al ha­cer caricaturas, es me­jor apli­car 2 ca­pas de top coat se­mi­per­ma­nen­te pa­ra pro­te­ger bien el di­se­ño. En el ca­so de es­mal­te nor­mal, con una ca­pa de un buen top coat se­rá su­fi­cien­te.

La pin­tu­ra acrí­li­ca cuen­ta, ade­más, con una se­rie de ven­ta­jas: Es ba­ra­ta y fá­cil de con­se­guir. Se pue­de co­rre­gir si te equi­vo­cas. Se­ca en se­gun­dos sin ne­ce­si­dad de uti­li­zar lám­pa­ras u otros uten­si­lios. Al igual que con el gel pain­ting, pue­des ha­cer va­rios efec­tos, ta­les co­mo acua­re­las, one stro­ke, zhos­to­vo, caricaturas y cual­quier di­bu­jo que se desee. No des­pren­de un olor fuer­te. Si la ro­pa se man­cha es fá­cil de lim­piar.

Co­mo ve­mos, son va­rias las op­cio­nes que po­de­mos es­co­ger a la ho­ra de rea­li­zar un di­se­ño a mano al­za­da. Sin em­bar­go, la ex­pe­rien­cia y la des­tre­za de ca­da pro­fe­sio­nal de las uñas se­rán las que con­di­cio­nen la elec­ción de un mé­to­do u otro. Lo me­jor es ani­mar­se a pro­bar­las y ex­pe­ri­men­tar con ellas, ¡la prác­ti­ca se­rá la me­jor ma­ne­ra de ase­gu­rar un buen re­sul­ta­do!

Di­se­ño de @very­nail­sart

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.