ACUER­DOS

Europa Sur - - OPINIÓN -

SI nos ate­ne­mos a los es­tu­dios de­mos­có­pi­cos del CIS, tres de ca­da cua­tro es­pa­ño­les con­si­de­ra­mos que el he­cho de que los par­ti­dos po­lí­ti­cos lle­guen a un con­sen­so en­tre ellos es una mues­tra de res­pon­sa­bi­li­dad. Pe­ro esa pro­por­ción dis­mi­nu­ye de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va cuan­do se nos pre­gun­ta por un pac­to en con­cre­to, de tal for­ma que so­lo apro­ba­mos esos acuer­dos cuan­do son sus­cri­tos por par­ti­dos con los que nos sen­ti­mos afi­nes y, a la in­ver­sa, los re­cha­za­mos de for­ma ra­di­cal si lo al­can­zan otras for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas.

Es ló­gi­co sen­tir vér­ti­go an­te el abis­mo. Pac­tar tie­ne ries­gos, pe­ro las elec­cio­nes del 2-D di­bu­ja­rán un ma­pa en el Par­la­men­to au­to­nó­mi­co que obli­ga­rá a los par­ti­dos a re­nun­ciar a una par­te de sus pos­tu­la­dos pa­ra que to­dos los an­da­lu­ces ga­ne­mos. Sea con un Go­bierno en coa­li­ción o en mi­no­ría, sus se­ño­rías ten­drán la res­pon­sa­bi­li­dad de me­jo­rar la ca­li­dad de los ser­vi­cios pú­bli­cos sa­ni­ta­rio y edu­ca­ti­vo, de agi­li­zar y ex­ten­der las ayu­das a la de­pen­den­cia, de di­se­ñar po­lí­ti­cas efi­ca­ces con­tra el pa­ro, de de­man­dar in­ver­sio­nes al Es­ta­do en in­fra­es­truc­tu­ras co­mo la Al­ge­ci­ras-Bo­ba­di­lla, de ha­cer de Ca­nal Sur una te­le­vi­sión de ca­li­dad –ale­ja­da de las ga­rras de na­die– y de plan­tar­se en de­fen­sa de los in­tere­ses de la co­mu­ni­dad an­te los arreo­nes in­de­pen­den­tis­tas. Aten­tos tam­bién a los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do de 2019.

El fu­tu­ro jue­go de alian­zas se pre­su­me in­tere­san­te. Juan Ma­rín, el lí­der de Ciu­da­da­nos en An­da­lu­cía, ha pro­me­ti­do ya que su par­ti­do no ha­rá de nue­vo pre­si­den­ta a Su­sa­na Díaz. No lo di­ce por es­tar des­con­ten­to con la ges­tión aque­lla, sino por el he­cho de que los vo­tan­tes an­da­lu­ces de cen­tro-de­re­cha ven a Cs co­mo un alia­do dó­cil de los so­cia­lis­tas. El PSOE-A su­ma cua­tro dé­ca­das de go­bierno inin­te­rrum­pi­do en la Jun­ta y des­de 1996 ha pac­ta­do con el PA, IU y Ciu­da­da­nos, ha­bien­do da­do se­pul­tu­ra a los an­da­lu­cis­tas y a la an­ti­gua guar­dia co­mu­nis­ta, cu­yo le­ga­do es des­de­ña­do por sus su­ce­so­res. Ciu­da­da­nos po­dría ser el si­guien­te en la lis­ta, no por al­can­zar acuer­dos con los so­cia­lis­tas, sino por ha­ber­se re­la­ja­do an­te una for­ma de go­bierno que en los úl­ti­mos cua­tro años de­ja un ba­lan­ce ca­si in­vi­si­ble y del que so­lo que­da el úl­ti­mo y amar­go re­cuer­do he­re­da­do, el de la do­ce­na de fac­tu­ras pa­ga­das en cin­co pros­tí­bu­los a car­go de la Faf­fe. El cos­te de la gol­fe­ría, por cier­to, no fue de 15.000 eu­ros, co­mo ase­ve­ró el ac­tual con­se­je­ro de Em­pleo tra­tan­do de li­mi­tar los da­ños, sino de 32.000 a tra­vés de las tar­je­tas de li­bre dis­po­si­ción de las que dis­fru­ta­ban los res­pon­sa­bles de la ci­ta­da fun­da­ción. Si la eje­cu­ción de bue­na par­te de las po­lí­ti­cas ac­ti­vas de em­pleo de la Jun­ta es­ta­ban di­ri­gi­das por esos in­di­vi­duos, po­de­mos sa­car con­clu­sio­nes po­co edi­fi­can­tes.

Des­de 1996, el PSOE ha pac­ta­do con PA, IU y Cs: dio se­pul­tu­ra al an­da­lu­cis­mo y a la an­ti­gua guar­dia co­mu­nis­ta

JA­VIER CHA­PA­RRO

DI­REC­TOR DE EU­RO­PA SUR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.