SE­GUI­MOS EN ES­PE­RA

Europa Sur - - OPINIÓN - DI­REC­TOR DE EU­RO­PA SUR JAVIER CHA­PA­RRO

HE­MOS per­di­do la cuen­ta de las ve­ces que nos han pro­me­ti­do la pues­ta en mar­cha de un plan especial de ac­tua­ción pa­ra el Cam­po de Gi­bral­tar, con me­di­das de in­ver­sión en ma­te­ria so­cial, de in­fra­es­truc­tu­ras y de se­gu­ri­dad. El Go­bierno de Es­pa­ña ha­bló de ello por vez pri­me­ra el 15 de ju­nio pa­sa­do, so­lo una se­ma­na des­pués de su to­ma de po­se­sión. El ges­to de­no­tó la sen­si­bi­li­dad exis­ten­te en ese mo­men­to en el Eje­cu­ti­vo an­te un pa­no­ra­ma muy preo­cu­pan­te que, sin em­bar­go, se man­tie­ne inal­te­ra­ble y sin me­di­das a la vis­ta. La apro­ba­ción de los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do pa­ra 2019 vie­ne atra­sa­da y el mar­gen de ma­nio­bra pa­ra pre­ver me­di­das de ca­la­do es, por tan­to, más li­mi­ta­do, lo cual no quie­re de­cir que los mi­nis­te­rios im­pli­ca­dos no ha­yan te­ni­do tiem­po pa­ra po­ner ne­gro so­bre blanco de for­ma de­ta­lla­da sus pre­ten­sio­nes con me­tas, pla­zos y par­ti­das pre­vis­tas.

Es cier­to que se han cu­bier­to de­ter­mi­na­dos ob­je­ti­vos en ma­te­ria de se­gu­ri­dad con la prác­ti­ca co­ber­tu­ra de las pla­zas va­can­tes tan­to en la Po­li­cía Na­cio­nal co­mo de la Guar­dia Ci­vil, si bien que­da pen­dien­te la ac­tua­li­za­ción de los ca­tá­lo­gos de am­bos cuer­pos pa­ra ajus­tar sus plan­ti­llas a la ne­ce­si­da­des reales de una zo­na ca­lien­te en la que el nar­co­trá­fi­co y el con­tra­ban­do con­ti­núan muy ac­ti­vos. De he­cho, aun­que el aco­so de las fuer­zas de se­gu­ri­dad for­zó a los her­ma­nos Tejón a en­tre­gar­se a las au­to­ri­da­des, el clan de los Cas­ta­ñi­tas y una do­ce­na lar­ga de co­llas más con­ti­núan ple­na­men­te ac­ti­vas en la co­mar­ca. A to­das lu­ces es pre­ci­so re­cu­pe­rar los pla­nes de pre­ven­ción con­tra la dro­ga­dic­ción, me­jo­rar la ca­li­dad de la edu­ca­ción con pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos (con más me­dios y más do­cen­tes), am­pliar la ofer­ta del de­por­te de ba­se, lu­char con­tra la mar­gi­na­ción so­cial... Im­pe­dir, co­mo aler­tan los co­lec­ti­vos an­ti­dro­ga que tra­ba­jan a pie de te­rreno, que ha­ya una ter­ce­ra ge­ne­ra­ción per­di­da aso­cia­da a la cul­tu­ra del nar­co­trá­fi­co.

La úl­ti­ma prue­ba de la desafec­ción de los ciu­da­da­nos con los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos la ofre­cie­ron el vier­nes pa­sa­do los cen­te­na­res de li­nen­ses que se con­cen­tra­ron pa­ra re­cla­mar de las ad­mi­nis­tra­cio­nes que cum­plan con lo pro­me­ti­do. En el ca­so par­ti­cu­lar de La Lí­nea, na­da de na­da se sa­be so­bre qué pla­nea el Go­bierno pa­ra pa­liar una ta­sa de de­sem­pleo bru­tal, el aban­dono es­co­lar o la apli­ca­ción de un Bre­xit so­bre el que a día de hoy si­gue sin ha­ber acuer­do en­tre la UE y Reino Uni­do, es de­cir, cu­ya apli­ca­ción po­dría su­po­ner en la prác­ti­ca un blo­queo de las re­la­cio­nes con Gi­bral­tar tal y co­mo aho­ra las co­no­ce­mos. ¿Qué fue del com­pro­mi­so de una zo­na fis­cal que pue­da atraer a em­pre­sas ins­ta­la­das hoy en el Pe­ñón, de la ex­pan­sión de la Zo­na Fran­ca, de los pla­nes de for­ma­ción y em­pleo, de las in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ras pú­bli­cas? De­ma­sia­das in­cóg­ni­tas co­mo pa­ra ani­mar­se a vo­tar el 2 de di­ciem­bre.

“Co­mo aler­tan los co­lec­ti­vos an­ti­dro­ga, hay que im­pe­dir que ha­ya una ter­ce­ra ge­ne­ra­ción per­di­da”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.