EL DIS­CUR­SO DEL ODIO

Europa Sur - - VIVIR AQUÍ - pve­ra@dia­rio­de­ca­diz.com PI­LAR VE­RA

MA­TAR a Pe­dro Sán­chez? Uno se son­ríe, pen­san­do que ha de tra­tar­se de un per­tur­ba­do ri­dícu­lo. Lue­go ve que el ti­po era cam­peón de ti­ro olím­pi­co, y que el ar­se­nal de su ca­sa in­cluía un sub­fu­sil de asal­to y la per­cep­ción cam­bia. No son “lo­cos”: la ma­yor par­te de quie­nes res­pon­den a es­tas con­duc­tas no lo son, no vi­ven mo­men­tos de enaje­na­ción. Su com­por­ta­mien­to des­mem­bra­do en­cuen­tra abri­go en un dis­cur­so: en es­te ca­so, los dis­cur­sos des­ce­re­bra­dos e irra­cio­na­les, no ya de la ex­tre­ma de­re­cha, sino de una de­re­cha ca­da vez más ex­tre­ma. Pe­ro, aun­que abun­de en es­te pa­tio, el re­cha­zo vio­len­to, a la de­fen­si­va y ba­sa­do en ló­gi­cas tor­ti­ce­ras se mul­ti­pli­ca a ve­lo­ci­dad geo­mé­tri­ca don­de quie­ra que mi­res. Y, ¿sa­ben qué? Creo que el ori­gen de to­dos es­tos ma­les se en­cuen­tra en un da­to tan hu­mil­de co­mo el de la ba­ja com­pren­sión lec­to­ra. Son ma­les pro­pios de una so­cie­dad que, en reali­dad, no ha apren­di­do a leer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.