“La re­la­ción en­tre Es­pa­ña y EEUU es só­li­da, por en­ci­ma de quién es­té en el go­bierno”

El Fo­ro Es­pa­ña-EEUU, que se ce­le­bra es­te fin de se­ma­na en Je­rez, po­ne de ma­ni­fies­to la for­ta­le­za de los víncu­los his­tó­ri­cos, po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos en­tre Ma­drid y Was­hing­ton

Europa Sur - - PROVINCIA - Ale­jan­dro Martín

San­tia­go Ca­ba­nas (Ma­drid, 1954) fue nom­bra­do el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre em­ba­ja­dor de Es­pa­ña en Es­ta­dos Uni­dos en sus­ti­tu­ción de Pe­dro Mo­re­nés, ex mi­nis­tro de De­fen­sa con Mariano Ra­joy. Di­plo­má­ti­co de ca­rre­ra, ha ocu­pa­do di­ver­sos car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad en el Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res, y ha re­gre­sa­do a Es­ta­dos Uni­dos, don­de ya fue cón­sul ge­ne­ral en Mia­mi, tras su pa­so co­mo em­ba­ja­dor por Jor­da­nia y Ar­ge­lia. Jun­to a su ho­mó­lo­go es­ta­dou­ni­den­se en Es­pa­ña, Du­ke Bu­chan, ha par­ti­ci­pa­do en el XXIII Fo­ro Es­pa­ña-Es­ta­dos Uni­dos, or­ga­ni­za­do por la Fun­da­ción Con­se­jo Es­pa­ña-EEUU y que se ha ce­le­bra­do es­te fin de se­ma­na en las bo­de­gas Gon­zá­lez Byass de Je­rez.

–Los go­bier­nos de Es­pa­ña y EEUU tie­nen orien­ta­cio­nes po­lí­ti­cas opues­tas. ¿En qué es­ta­do se en­cuen­tran las re­la­cio­nes?

–Nues­tras re­la­cio­nes son muy bue­nas y só­li­das, ba­sa­das en in­tere­ses co­mu­nes com­par­ti­dos y una lar­ga his­to­ria co­mún, que nos com­pla­ce mu­cho re­cor­dar y pro­yec­tar ha­cia el fu­tu­ro. Exis­te una tu­pi­da red de con­tac­tos y re­la­cio­nes en to­dos los ór­de­nes, en de­fen­sa, eco­nó­mi­cos, cul­tu­ra­les, cien­tí­fi­cos y edu­ca­ti­vos. En su­ma, por en­ci­ma de quién es­té en el go­bierno en uno u otro país, por en­ci­ma de quien sean los res­pon­sa­bles de las ad­mi­nis­tra­cio­nes, lo cier­to es que las re­la­cio­nes son bue­nas y tie­nen un gran po­ten­cial. Eso es en lo que nos te­ne­mos que fi­jar. En se­guir tra­ba­jan­do jun­tos pa­ra, su­peran­do las ló­gi­cas dis­cre­pan­cias que pue­da ha­ber y las hay en­tre paí­ses ami­gos y alia­dos, bus­car lo que real­men­te nos une y tra­ba­jar jun­tos pa­ra se­guir for­ta­le­cien­do esa re­la­ción bi­la­te­ral con nues­tros ami­gos ame­ri­ca­nos.

–¿El re­sul­ta­do de las re­cien­tes elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas pue­de im­pli­car una va­ria­ción en la po­lí­ti­ca ex­te­rior de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump ha­cia la UE y Es­pa­ña?

–Han si­do unas elec­cio­nes im­por­tan­tes, se­gui­das con un gran in­te­rés en Es­ta­dos Uni­dos, ca­si co­mo si fue­ran unas pre­si­den­cia­les. Los re­sul­ta­dos van a afec­tar sin du­da a la po­lí­ti­ca in­te­rior nor­tea­me­ri­ca­na y en la re­la­ción de fuer­zas en­tre los gran­des par­ti­dos. Pe­ro creo que no van a afec­tar de ma­ne­ra de­ci­si­va a la po­lí­ti­ca ex­te­rior.

–Es­pa­ña y EEUU tie­nen in­tere­ses co­mu­nes en la se­gu­ri­dad y el desa­rro­llo del nor­te de Áfri­ca, es­pe­cial­men­te en el Ma­greb. ¿Có­mo se pue­de pro­fun­di­zar en esa coo­pe­ra­ción, que es uno de los te­mas tra­ta­dos en es­te fo­ro?

–Así es. Hu­bo un pa­nel in­tere­san­te en el que se de­ba­tió es­ta cues­tión. El he­cho mis­mo de que se de­ba­ta en es­te fo­ro con­fir­ma que hay un in­te­rés co­mún y que he­mos de es­for­zar­nos más pa­ra mul­ti­pli­car nues­tros con­tac­tos y el in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción y aná­li­sis, e in­clu­so la po­si­bi­li­dad de ha­cer pro­yec­tos con­jun­tos. Es una re­gión fun­da­men­tal pa­ra nues­tra es­ta­bi­li­dad y nues­tra se­gu­ri­dad.

–EEUU de­man­da más im­pli­ca­ción a Es­pa­ña en la po­lí­ti­ca de de­fen­sa, es­pe­cial­men­te en el mar­co de la OTAN y el nor­te de Áfri­ca.

–Es sa­bi­do que la ad­mi­nis­tra­ción nor­tea­me­ri­ca­na, no só­lo és­ta sino las an­te­rio­res, han ve­ni­do pi­dien­do des­de ha­ce tiem­po a los alia­dos en la OTAN una ma­yor im­pli­ca­ción en los gas­tos de de­fen­sa de la alian­za atlán­ti­ca. To­dos es­ta­mos en eso y to­dos com­pren­de­mos esa so­li­ci­tud de Es­ta­dos Uni­dos, que con­tri­bu­ye de una ma­ne­ra gran­de al es­fuer­zo co­mún. Pe­ro tam­bién es ver­dad que es­ta­mos obli­ga­dos los es­pa­ño­les a po­ner de re­lie­ve que no es só­lo una con­tri­bu­ción es­tric­ta­men­te eco­nó­mi­ca. Hay múl­ti­ples ma­ne­ras, co­mo son las ca­pa­ci­da­des o el com­pro­mi­so. Y Ro­ta mues­tra pre­ci­sa­men­te el com­pro­mi­so fir­me de Es­pa­ña con nues­tra de­fen­sa co­mún. He­mos po­di­do com­pro­bar la im­por­tan­cia es­tra­té­gi­ca de Ro­ta –el pro­gra­ma del fo­ro in­clu­yó una vi­si­ta a la ba­se na­val con­jun­ta el pa­sa­do vier­nes– y de Mo­rón a ese es­fuer­zo con­jun­to. Hay otras ma­ne­ras de de­mos­trar ese com­pro­mi­so, co­mo es nues­tra pre­sen­cia en nu­me­ro­sas mi­sio­nes in­ter­na­cio­na­les. Y la par­te nor­tea­me­ri­ca­na re­co­no­ce de ma­ne­ra cla­ra esa con­tri­bu­ción no es­tric­ta­men­te di­ne­ra­ria de Es­pa­ña al es­fuer­zo de de­fen­sa co­mún.

–Pe­se a las tur­bu­len­cias de la po­lí­ti­ca in­ter­na es­ta­dou­ni­den­se, su eco­no­mía vi­ve un mo­men­to dul­ce. ¿Qué opor­tu­ni­da­des ofre­ce a las em­pre­sas es­pa­ño­las?

–Es­ta­dos Uni­dos vi­ve efec­ti­va­men­te un mo­men­to de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co. Ofre­ce un gran mer­ca­do muy di­ver­so en cre­ci­mien­to, un sis­te­ma ju­rí­di­co só­li­do y al­go que creo que es muy im­por­tan­te, que es un mun­do his­pano de cre­cien­te fuer­za y pre­sen­cia que tie­ne ca­da vez ma­yor par­ti­ci­pa­ción en la vi­da so­cial y po­lí­ti­ca, y con ca­da vez ma­yor ca­pa­ci­dad ad­qui­si­ti­va. Por tan­to, esa cre­cien­te in­fluen­cia his­pa­na es un po­ten­cial alia­do pa­ra nues­tra em­pre­sas.

–Y vi­ce­ver­sa, ¿qué bus­can las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses en la eco­no­mía es­pa­ño­la?

–Creo que bus­can y en­cuen­tran una de­mo­cra­cia só­li­da, un or­de­na­mien­to ju­rí­di­co muy asen­ta­do en un mar­co eu­ro­peo que ofre­ce unas gran­des ga­ran­tías. Ofre­ce tam­bién una eco­no­mía con gran po­ten­cial y una so­cie­dad jo­ven y pu­jan­te. En su­ma, ofre­ce un país gra­to pa­ra ellos, abier­to y to­le­ran­te. To­do ello ha­ce que Es­pa­ña sea un des­tino ape­te­ci­do pa­ra las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses. Lo es­ta­mos vien­do en reunio­nes co­mo la de es­te fo­ro.

–Trump ini­ció su man­da­to con un gi­ro pro­tec­cio­nis­ta ba­jo el le­ma Ame­ri­ca First. Sus efec­tos ya los es­tá vi­vien­do el sec­tor de la acei­tu­na de me­sa. ¿No su­po­ne un freno a la in­ver­sión ex­ter­na?

Las ba­ses de Ro­ta y Mo­rón mues­tran el com­pro­mi­so fir­me de Es­pa­ña en con nues­tra de­fen­sa co­mún” Nos preo­cu­pan las res­tric­cio­nes a la acei­tu­na ne­gra por­que con­si­de­ra­mos que no es­tán jus­ti­fi­ca­das”

–Es cier­to que ha ha­bi­do un gi­ro pro­tec­cio­nis­ta y nos preo­cu­pan las ten­sio­nes co­mer­cia­les en­tre la Unión Eu­ro­pea y Es­ta­dos Uni­dos. Hay en cur­so unas con­ver­sa­cio­nes que es­pe­ra­mos que den sus fru­tos y que en el cur­so de las pró­xi­mas se­ma­nas po­da­mos ir avan­zan­do. No es fá­cil, pe­ro se es­tá ha­cien­do un gran es­fuer­zo por par­te de la Co­mi­sión y de los so­cios eu­ro­peos, en­tre ellos Es­pa­ña. Efec­ti­va­men­te, nos preo­cu­pan las res­tric­cio­nes a la acei­tu­na ne­gra es­pa­ño­la por­que con­si­de­ra­mos que no es­tán de­bi­da­men­te jus­ti­fi­ca­das. Se­gui­re­mos ha­cien­do los es­fuer­zos po­si­bles pa­ra que se re­vi­sen.

MA­NUEL ARAN­DA

San­tia­go Ca­ba­nas, em­ba­ja­dor de Es­pa­ña en Es­ta­dos Uni­dos, ayer en la bo­de­ga Gon­zá­lez Byass.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.