Mi­ni Cooper S E Country­man All4

El pri­mer Mi­ni en­chu­fa­ble des­ta­ca más por su ha­bi­li­dad pa­ra re­co­rrer al­re­de­dor de 30 km en mo­do 100% eléc­tri­co que por su ba­jo con­su­mo o su tac­to de­por­ti­vo.

EVO (Spain) - - DENNIS DALETZKI - Álvaro Sau­ras

APE­SAR DE SU NOM­BRE, el Country­man S E es una ver­sión hí­bri­da en­chu­fa­ble del Mi­ni Country­man con mo­tor 1.5 tur­bo de 136 CV... ade­más de un her­mano ge­me­lo del BMW Se­rie 2 Ac­ti­ve Tou­rer 225xe.

Lo an­te­rior de­la­ta que, aun­que cuen­ta con una S en su de­no­mi­na­ción, el Country­man S E no tie­ne un en­fo­que cla­ra­men­te de­por­ti­vo. Su en­can­to re­si­de, so­bre to­do, en su so­fis­ti­ca­ción tec­no­ló­gi­ca y el he­cho re­la­ti­va­men­te no­ve­do­so de que cuen­ta con un en­chu­fe.

En cual­quier ca­so, lo pri­me­ro que te ‘im­pac­ta’ del co­che son sus di­men­sio­nes. De­fi­ni­ti­va­men­te, es­te Mi­ni ya no ha­ce ho­nor al nom­bre de la mar­ca. La con­tra­par­ti­da es que el in­te­rior es muy am­plio, ade­más de es­tar re­ma­ta­do ex­qui­si­ta­men­te. La dis­tan­cia li­bre al te­cho es muy gran­de y la in­cor­po­ra­ción de las ba­te­ría y el mo­tor eléc­tri­co en la par­te tra­se­ra só­lo re­per­cu­te en

una ele­va­ción de 2 cen­tí­me­tros de la ban­que­ta tra­se­ra y una re­duc­ción de la ca­pa­ci­dad del ma­le­te­ro de los 450 a los 405 li­tros –una ci­fra que con­ti­núa sien­do ra­zo­na­ble–.

Si ana­li­za­mos su fa­ce­ta de hí­bri­do en­chu­fa­ble, en­con­tra­mos cla­ros y os­cu­ros. La ba­te­ría ofrece 7,2 kWh de ca­pa­ci­dad, se car­ga en al­go más de tres ho­ras en un en­chu­fe con­ven­cio­nal –o dos em­plean­do un car­ga­dor de pa­red– y ofrece una au­to­no­mía real de al­go me­nos de 30 ki­ló­me­tros –aun­que ofi­cial­men­te al­can­za 42 km que acre­di­tan a es­te Country­man pa­ra be­ne­fi­ciar­se del des­cuen­to del plan Mo­vea y dis­fru­tar del res­to de ven­ta­jas aso­cia­das al he­cho de lu­cir una pe­ga­ti­na de ‘0 emi­sio­nes’–. En ese sen­ti­do, se si­túa en la me­dia.

El fun­cio­na­mien­to en mo­do 100% eléc­tri­co es sa­tis­fac­to­rio. Ace­le­ra con bas­tan­te brío sin re­cu­rrir al mo­tor tér­mi­co y, si fuer­zas el mo­do Max eDRIVE, es ca­paz de al­can­zar has­ta 125 km/h en per­fec­to si­len­cio.

Se­lec­cio­nan­do la mo­da­li­dad Sport, y siem­pre que ten­gas ba­te­ría y cir­cu­les por de­ba­jo de esa ve­lo­ci­dad ‘crí­ti­ca’ de 135 km/h a par­tir de la cual el mo­tor eléc­tri­co se des­em­bra­ga, la res­pues­ta del ace­le­ra­dor es afi­la­da y sor­pren­den­te­men­te en­tu­sias­ta, pro­pia de los 224 CV que de­cla­ra.

La ad­he­ren­cia dis­po­ni­ble es ele­va­da y el com­por­ta­mien­to, ra­zo­na­ble­men­te bueno. Aun­que el tac­to del ace­le­ra­dor no es muy pre­de­ci­ble, do­si­fi­car las fre­na­das re­sul­ta un po­co com­pli­ca­do, y los fre­nos pue­den aca­bar re­ca­len­ta­dos con fa­ci­li­dad.

Cuan­do se ago­ta la ba­te­ría, el Country­man S E se con­vier­te en un 1.735 kg (7,8 kg/CV)

Lhí­bri­do con­ven­cio­nal. Aquí, la di­so­cia­ción en­tre mo­tor tér­mi­co de­lan­te­ro y eléc­tri­co tra­se­ro ya no re­sul­ta tan agra­da­ble. El co­che par­te des­de pa­ra­do en mo­do eléc­tri­co, pe­ro la in­cor­po­ra­ción de mo­tor tér­mi­co al es­fuer­zo trac­tor es muy per­cep­ti­ble; so­bre to­do com­pa­ra­do con mo­de­los co­mo el VW Golf GTE. Ade­más, el con­su­mo es más ele­va­do que el que ofrece un hí­bri­do con­ven­cio­nal –co­mo, por ejem­plo, un To­yo­ta Prius–, os­ci­lan­do en­tre 7 y 9 li­tros. Al me­nos, cuen­ta con trac­ción to­tal, al­go in­tere­san­te so­bre agua y nie­ve –sin em­bar­go, la ca­pa­ci­dad de avan­ce fue­ra de as­fal­to no es muy sa­tis­fac­to­ria–.

En de­fi­ni­ti­va, no es tan­to un Mi­ni ‘S’ co­mo un hí­bri­do en­chu­fa­ble, bien aca­ba­do, es­pa­cio­so y con una ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción in­tere­san­te. 38.200e

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.