CON EL ALE­RÓN POR BAN­DE­RA

EVO (Spain) - - PORSCHE 911 GT3 VS MERCEDES - AMG GT R -

El Pors­che 911 ha si­do ca­si siem­pre un de­por­ti­vo del que han exis­ti­do mul­ti­tud de ver­sio­nes, con el ob­je­ti­vo de ade­cuar su ga­ma al má­xi­mo nú­me­ro de clien­tes. Aun­que qui­zá el 911 más icó­ni­co es el que se ‘ape­lli­da’ Tur­bo –tam­bién es el más ve­loz–, el más ra­di­cal y el más ve­ne­ra­do por los en­tu­sias­tas de la con­duc­ción es el GT3, que na­ció en el año 1999 in­te­gra­do en la ge­ne­ra­ción 996. La prin­ci­pal se­ña es­té­ti­ca que siem­pre ha acom­pa­ña­do al GT3 es su vo­lu­mi­no­so ale­rón fi­jo so­bre el ca­pó tra­se­ro, con la ex­cep­ción de la ge­ne­ra­ción ac­tual, que pue­de en­car­gar­se sin él – GT3 Tou­ring–.

Aquel pri­mer Pors­che 911 996 GT3 equi­pa­ba un mo­tor de as­pi­ra­ción na­tu­ral, otra ca­rac­te­rís­ti­ca que el GT3 ha con­ser­va­do a lo lar­go de to­das sus ge­ne­ra­cio­nes. Se tra­ta­ba de un blo­que 3.6 de 360 CV y se fa­bri­ca­ron 1.868 uni­da­des de es­te mo­delo, que fas­ci­nó al mun­do por la pu­re­za de su con­duc­ción y la im­pli­ca­ción y exi­gen­cia que re­que­ría a su con­duc­tor. Con el resty­ling de 2003, el ‘996.2’ GT3 ele­vó su po­ten­cia has­ta 381 CV, y na­ció la va­rian­te GT3 RS, que se ca­rac­te­ri­za­ba por in­cor­po­rar una pues­ta a pun­to aún más enfocada a cir­cui­to, con la adi­ción de ele­men­tos co­mo ba­quets, ex­tin­tor o una jau­la an­ti­vuel­co en sus­ti­tu­ción de las pla­zas tra­se­ras. El RS – si­glas de Renns­port, que sig­ni­fi­ca al­go así co­mo Ra­cing Sport– tam­bién era más li­ge­ro gra­cias a una lu­na tra­se­ra de po­li­car­bo­na­to o a la uti­li­za­ción de fi­bra de car­bono en la fa­bri­ca­ción del ca­pó de­lan­te­ro y el ale­rón tra­se­ro.

Con la lle­ga­da de la ge­ne­ra­ción 997 en 2004, el GT3 –año 2006– man­tu­vo su mo­tor 3.6, pe­ro ele­van­do su po­ten­cia a 415 CV. Tam­bién se con­fi­gu­ró su cha­sis de for­ma que ex­traer sus me­jo­res cua­li­da­des no es­tu­vie­se só­lo al al­can­ce de pi­lo­tos ex­per­tos, aun­que con­ser­va­ba su con­duc­ción es­ti­mu­lan­te e im­pli­ca­ti­va.

En 2009, el 997.2 GT3 in­cre­men­tó la ci­lin­dra­da del mo­tor a 3.8 litros, dan­do co­mo re­sul­ta­do 435 CV en el GT3 y 450 CV en el GT3 RS. Y, al fi­nal de su vi­da co­mer­cial, ya en 2011, el GT3 RS es­tre­nó el in­creí­ble pro­pul­sor 4.0 de 500 CV .

La ac­tual ge­ne­ra­ción 991 na­ció en 2011, y su ver­sión GT3 lle­gó en 2013, re­cu­pe­ran­do el blo­que 3.8 – en es­ta oca­sión, con 475 CV–, aun­que man­te­nien­do el 4.0 de 500 CV pa­ra el GT3 RS. Tras el resty­ling de 2017 – 991.2–, Pors­che eli­mi­nó las va­rian­tes RS, re­du­cien­do la ga­ma GT3 a un úni­co mo­delo im­pul­sa­do por el blo­que 4.0 de 500 CV, ac­tua­li­za­do con mu­chas so­lu­cio­nes ex­traí­das di­rec­ta­men­te del GT3 Cup de competición, co­mo la bom­ba de acei­te o el ci­güe­ñal re­for­za­do.

No obs­tan­te, aun­que el GT3 RS ya no exis­te co­mo tal, to­dos los ele­men­tos que in­cor­po­ra­ba si­guen es­tan­do dis­po­ni­bles ba­jo el pa­que­te Clubs­port, que aña­de la jau­la tra­se­ra, los ar­ne­ses y el ex­tin­tor sin cos­te al­guno – sí hay que pa­gar por los ba­quets: des­de 4.344e–.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.