TE ES­Tá­BA­MOS ES­PE­RAN­DO…

Una es­té­ti­ca de­ri­va­da del DB10 de Ja­mes Bond y una me­cá­ni­ca de ori­gen Mer­ce­des- AMG; a sí es el nue­vo Vantage.

EVO (Spain) - - RADAR - por S. GA­llAGHEr & r . C A M A r G O

Evo­lu­ción y re­vo­lu­ción. Es­tos dos con­cep­tos, ca­si siem­pre an­ta­gó­ni­cos, se han da­do la mano en el de­sa­rro­llo del nue­vo Vantage. Se tra­ta del pri­mer pro­yec­to su­per­vi­sa­do des­de el ini­cio por el enig­má­ti­co y enér­gi­co CEO de Aston Martin, Andy Pal­mer, así co­mo por el res­pon­sa­ble de cha­sis, Matt Bec­ker. “Con to­do lo que Aston Martin tie­ne en su agen­da en es­te mo­men­to y pa­ra el fu­tu­ro, el Vantage es lo que más an­he­lo”, con­fie­sa Pal­mer a .

Pa­ra el de­sa­rro­llo del cha­sis se ha par­ti­do de la pla­ta­for­ma de alu­mi­nio del DB11 –re­em­pla­zo de la ve­ne­ra­da VH que tan buen re­sul­ta­do ha da­do–, si bien el 70% de los com­po­nen­tes es­truc­tu­ra­les son nue­vos. De es­te mo­do, Bec­ker tu­vo a su dis­po­si­ción prác­ti­ca­men­te un lien­zo en blan­co pa­ra lo­grar un me­jor equi­li­brio, un au­men­to de la ri­gi­dez y una re­duc­ción del pe­so pa­ra per­fec­cio­nar la con­duc­ción del Vantage.

En con­cre­to, son nue­vos los bas­ti­do­res de­lan­te­ros y tra­se­ros, bu­jes, mue­lles y amor­ti­gua­do­res –con tec­no­lo­gía adap­ta­ti­va Sky­hook–, dis­cos y pin­zas de

freno y, por su­pues­to, la ca­ja de cam­bios y el mo­tor. Es­te úl­ti­mo es de ori­gen Mer­ce­des-AMG; se tra­ta del fa­bu­lo­so 4.0 V8 bi­tur­bo que tam­bién se em­plea en el DB11. Aston no uti­li­za­ba un mo­tor de ter­ce­ros des­de el DB7 di­se­ña­do por Ina Ca­llum, que mon­tó un 3.2 de seis ci­lin­dros en lí­nea de ori­gen Ja­guar.

Al igual que to­dos los coupés de­por­ti­vos de mo­tor fron­tal que va­len la pe­na, el V8 es­tá po­si­cio­na­do to­do lo atrás que es po­si­ble den­tro del vano mo­tor. Pre­sen­ta al­gu­nas mo­di­fi­ca­cio­nes res­pec­to al equi­pa­do en los mo­de­los de Af­fal­ter­bach, aun­que no son muy pro­fun­das: los sis­te­mas de ad­mi­sión y es­ca­pe es­tán he­chos a me­di­da y, en con­se­cuen­cia, la ges­tión del mo­tor ha si­do re­pro­gra­ma­da. De es­te mo­do, la po­ten­cia al­can­za los 510 CV y el par má­xi­mo unos ge­ne­ro­sos 675 Nm en­tre 2.000 y 5.000 rpm, mien­tras que la ve­lo­ci­dad má­xi­ma se es­ta­ble­ce en 314 km/h y la ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/h, en 3,7 se­gun­dos.

La po­ten­cia se en­vía a las rue­das tra­se­ras só­lo a tra­vés de una ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­ca ZF de ocho ve­lo­ci­da­des y un di­fe­ren­cial de des­li­za­mien­to li­mi­ta­do de ges­tión elec­tró­ni­ca, una pri­mi­cia pa­ra Aston Martin. Vin­cu­la­do al con­trol de es­ta­bi­li­dad ESP, di­cho di­fe­ren­cial pue­de fun­cio­nar co­mo uno con­ven­cio­nal o es­tar blo­quea­do al 100% –en es­te ca­so, ca­da rue­da recibe la mi­tad de la fuer­za–, se­gún sea ne­ce­sa­rio. A ve­lo­ci­da­des

‘Es el pri­mer Aston Martin de se­rie que ge­ne­ra fuer­za ae­ro­di­ná­mi­ca des­cen­den­te’

ele­va­das, Aston Martin afir­ma que pro­por­cio­na una ta­sa de res­pues­ta aún más fi­na pa­ra me­jo­rar la es­ta­bi­li­dad en lí­nea rec­ta y la agi­li­dad en las cur­vas.

El nue­vo es­ti­lo del Vantage, tan­to en el ex­te­rior co­mo en el in­te­rior, tam­bién da pa­ra mu­chos mi­nu­tos de de­ba­te. Bá­si­ca­men­te, com­bi­na el as­pec­to del

Los asien­tos tie­nen un as­pec­to ex­cep­cio­nal, y real­men­te ‘abra­zan’ el cuer­po tan­to co­mo pa­re­ce.

Iz­quier­da: El mo­tor 4.0 V8 bi­tur­bo pro­ce­de de Mer­ce­de­sAMG. Arri­ba: Tí­pi­co en AM: el cam­bio se ma­ne­ja con bo­to­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.