TECNO

EVO (Spain) - - ALPINE A110 -

A de­cir ver­dad, es­ta no es la pri­me­ra vez que nos po­ne­mos a los man­dos del Al­pi­ne A110, aun­que las sen­sa­cio­nes re­ca­ba­das pre­via­men­te no tie­nen na­da que ver con las ob­te­ni­das en es­ta prue­ba.

La pri­me­ra vez que pu­si­mos nues­tro tra­se­ro so­bre el ba­quet del Al­pi­ne fue a fi­na­les de 2016. Se tra­ta­ba de una uni­dad de de­sa­rro­llo que aún es­ta­ba muy ver­de, y cier­ta­men­te no nos agra­dó en ab­so­lu­to. No ha­bía sen­sa­ción de pre­ci­sión, ni de ren­di­mien­to, ni de ad­he­ren­cia, ni de de­por­ti­vi­dad. El so­ni­do del mo­tor de­ja­ba mu­cho que desear, y la ca­ja de cam­bio no en­ca­ja­ba en ab­so­lu­to con la fi­lo­so­fía del co­che.

Da­vid Twohig, je­fe de de­sa­rro­llo del A110, nos re­co­no­ció que ha­bía mu­cho tra­ba­jo por de­lan­te, pe­ro nos ins­tó a vol­ver seis me­ses des­pués, pues ase­gu­ra­ba que sa­bía ha­cia dón­de de­bían apun­tar.

Y en la se­gun­da to­ma de con­tac­to – nº24–, el A110 era otro co­che. Ha­bía si­do muy me­jo­ra­do en to­dos los as­pec­tos, y aho­ra se sen­tía tenso, li­ge­ro, di­ná­mi­co y ex­ci­tan­te. To­da­vía que­da­ban co­sas por pu­lir, pe­ro ese era el ca­mino a se­guir.

El re­sul­ta­do fi­nal es so­bre­sa­lien­te. Des­de la im­per­fec­ta pri­me­ra mu­la que pro­ba­mos, hasta el es­pec­ta­cu­lar A110 de­fi­ni­ti­vo, la evo­lu­ción ha si­do im­pre­sio­na­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.