JA­MES MAY

Es mú­si­co, pe­rio­dis­ta, di­vul­ga­dor, pre­sen­ta­dor de te­le­vi­sión... aun­que pro­ba­ble­men­te ja­más po­drá des­pren­der­se de esa fa­ma que le ca­ri­ca­tu­ri­za co­mo el más ta­cir­turno, cas­ca­rra­bias y des­pei­na­do del trío de pre­sen­ta­do­res más irre­ve­ren­tes y te­mi­dos de la pren

EVO (Spain) - - SUMARIO -

¿Qué tal se es­tán re­cu­pe­ran­do Ri­chard Ham­mond y Clark­son?

les he vis­to ha­ce po­co y, bueno, lo de Je­remy fue una es­pe­cie de neu­mo­nía, pe­ro ya es­tá bien. En cuan­to a Ham­mond... no di­ría que es­tá bien del to­do; to­da­vía co­jea un po­co, pe­ro lo peor ha pa­sa­do.

Des­pués de esos in­ci­den­tes, es­pe­ro que ten­gas ya con­tra­ta­do un buen se­gu­ro de vi­da. Por­que, a es­tas al­tu­ras, igual no te quie­re nin­guno.

Pues sí, lo ten­go. Por­que co­sas co­mo lo de Ham­mond le pue­den pa­sar a cual­quie­ra, no es cues­tión de te­ner cui­da­do. Quie­ro de­cir… sí que es cues­tión de te­ner­lo. Yo, por ejem­plo, lo ten­go y, por eso, no me pa

san. Pe­ro más va­le pre­ve­nir.

¿Hay apues­tas so­bre el pró­xi­mo ac­ci­den­te de Ri­chard Ham­mond?

No creo que Ham­mond va­ya a te­ner otro ac­ci­den­te, por­que me da que des­pués del úl­ti­mo se ha vuel­to más cau­te­lo­so. Ha si­do un ac­ci­den­te muy, pe­ro que muy pe­li­gro­so, y ha te­ni­do mu­cha suer­te de sa­lir de ahí con só­lo una ro­di­lla ro­ta.

Eres un mú­si­co con­ver­ti­do en pe­rio­dis­ta y, des­pués, ele­va­do a es­tre­lla de te­le­vi­sión. ¿Tu se­cre­to?

lo cier­to es que no se cuál es el se­cre­to. Son co­sas que te van ocu­rrien­do a lo lar­go de la vi­da, su­pon­go. Cuan­do era un cha­val de do­ce años no te­nía pre­vis­to sa­lir en la te­le ni aca­bar sien­do pre­sen­ta­dor en TheG­rand

Tour. No sa­bía lo que iba a pa­sar, que me iban a co­ger en una re­vis­ta y a des­pe­dir­me a los po­cos días y, aun así, aca­bar aquí. Te ju­ro que ha si­do to­do un gran ac­ci­den­te.

¿Có­mo em­pe­zas­te en To­pGear?

Ejem... no em­pe­cé en Top Gear. Hi­ce un

mon­tón de co­sas an­tes de eso. Pe­ro bueno… en el ca­so de Top Gear me pi­die­ron ayu­da pa­ra ha­cer al­gu­nos sket­ches y, even­tual­men­te, aca­ba­mos co­la­bo­ran­do los tres jun­tos, Clark­son, Ham­mond y yo.

A pro­pó­si­to de tu mo­te, Cap­tain Slow - Ca­pi­tán Len­to-: ¿es­tá ins­pi­ra­do en tu ma­ne­ra de con­du­cir?

No exac­ta­men­te. El fac­tor de­ci­si­vo que me gran­jeó ese mo­te es que era el úni­co de los tres al que nun­ca ha­bían mul­ta­do por ex­ce­so de ve­lo­ci­dad. Por otra par­te, el otro día me ca­za­ron, de ma­ne­ra que me temo que ya no pue­do se­guir lla­mán­do­me Slow…

¿Po­dría de­cir­se que eres, ‘el me­nos irres­pon­sa­ble’ del trío?

Yo no di­ría que soy el me­nos irres­pon­sa­ble de los tres. Di­ría que soy el más in­te­li­gen­te.

De tu co­lec­ción ac­tual de co­ches, ¿cuál es tu fa­vo­ri­to?

Mi Fe­rra­ri 458 Spe­cia­le… que es de los que más uso, pe­ro que aho­ra no pue­do con­du­cir por­que el otro día lo ro­cé con­tra una columna.

¿Y cuá­les son los que has que­ri­do te­ner pe­ro no te has com­pra­do?

Buff, pues ten­go un mo­tón de can­di­da­tos. vea­mos… me gus­ta­ría com­prar­me un re­nault Spi­der, un Pon­tiac Fi­re­bird, un Blo­wer Bentley, un Su­per­ma­ri­ne Spit­fi­re –un avión de com­ba­te de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial– y una na­ve es­pa­cial.

Cla­ro, por­que tam­bién pi­lo­tas avio­nes… ¿lo prefieres a con­du­cir?

vo­lar es só­lo un hobb­ye por­que, al fin y al ca­bo, con mi licencia pa­ra avio­nes li­ge­ros no pue­do ir vo­lan­do a mu­chos si­tios.... ade­más, vo­lar no es co­mo sen­tar­se en un co­che y dis­fru­tar mien­tras con­du­ces ha­cia al­gu­na par­te. Es al­go que tie­nes que pla­ni­fi­car y a lo que só­lo pue­des de­di­car el tiem­po que te so­bra… así que di­ría que pre­fie­ro con­du­cir.

Cuál es el co­che que más odias... en el sen­ti­do vis­ce­ral de la pa­la­bra.

Se me ocu­rren mu­chos, pe­ro di­ría que el volks­wa­gen Beetle. Pro­ba­ble­men­te sea el co­che más in­tere­san­te de la his­to­ria; un au­to­mó­vil fas­ci­nan­te. Pe­ro, si te pa­ras a ana­li­zar­lo, es una má­qui­na bas­tan­te me­dio­cre. Y ade­más, no me gus­ta to­do ese ha­lo po­lí­ti­co que le en­vuel­ve; su re­la­ción con los na­zis.

¿Y el más des­agra­da­ble?

Buff… de esos hay mu­chos, pe­ro dé­ja­me que pien­se… di­ría que el BMW X3 de la ge­ne­ra­ción an­te­rior. No se por qué, pe­ro cuan­to más lo veo... más me dis­gus­ta.

¿Qué opi­nas so­bre los dié­sel?

No me atraen. Y te voy a ser sin­ce­ro, nun­ca me han gus­ta­do. Ha­ce tiem­po que de­ci­dí que los dié­sel es­tán bien pa­ra los ca­mio­nes y los bar­cos, pe­ro no pa­ra los co­ches, por­que es un dis­po­si­ti­vo pro­pul­sor muy frío y po­co emo­ti­vo. Y aho­ra, je­je, no son muy po­pu­la­res.

Ha­blan­do so­bre otra co­sa… ¿prefieres el cue­ro o la fi­bra de car­bono?

No me gus­ta el cue­ro tan­to co­mo po­drías pen­sar­te. Creo que los co­ches mo­der­nos de­be­rían es­tar re­ma­ta­dos en ma­te­ria­les prác­ti­cos, co­mo los que se usan pa­ra ha­cer el cal­za­do de­por­ti­vo y al­gu­nas pren­das de abri­go. las ta­pi­ce­rías de cue­ro y los aca­ba­dos en ma­de­ra me pa­re­cen una idea an­ti­cua­da y pe­re­zo­sa. Com­pren­do que la fi­bra de car­bono ten­ga sus fans, aun­que a mí me pa­re­ce un po­co pre­ten­cio­so.

¿Y te gus­tan ca­cha­rrear con to­dos esos sis­te­mas de asis­ten­cia a la con­duc­ción co­mo el la­ne as­sist?

Es­tas co­sas le mo­lan más a Ham­mond; el ha­cer ex­pe­ri­men­tos con ellos y tal. a mí a ve­ces me re­sul­tan un po­co des­con­cer­tan­tes. No es que no se­pa usar­los… por­que he con­du­ci­do mu­chos co­ches que cuen­tan con ellos, pe­ro me gus­ta con­du­cir, y pre­fie­ro ha­cer­lo to­do yo. In­clu­so cuan­do se ofre­cen a lle­var­me a es­te o aquel si­tio di­go, no, ya voy yo so­li­to en mi co­che. Por­que me gus­ta con­du­cir.

¿Crees que te van a gus­tar los co­ches hasta el día que te mue­ras?

Creo que sí… aun­que la cla­se de co­che que me gus­te su­pon­go que va a ir evo­lu­cio­nan­do. No me veo con­du­cien­do el Fe­rra­ri con 70 años. Ima­gino que aca­ba­ré com­pran­do al­go co­mo un vW Jetta. Pe­ro no ne­ce­si­to que un co­che sea muy exó­ti­co o so­fis­ti­ca­do pa­ra dis­fru­tar en él. Me lo pa­so bien con­du­cien­do un Fiat Pan­da o un Su­zu­ki Ce­le­rio; me gus­ta esa cla­se de co­ches bá­si­cos y pe­que­ñi­tos, y creo que pue­den re­sul­tar muy di­ver­ti­dos... de ma­ne­ra que pien­so que se­gui­ré con­du­cien­do to­do el tiem­po que pue­da.

Yo no di­ría que soy el me­nos irres­pon­sa­ble de los tres... Di­ría que soy el más in­te­li­gen­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.