GRA­CIAS

EVO (Spain) - - RADAR - por EN­RI­QUE HER­NÁN­DEZ- LUI­KE

En el desa­rro­llo del Con­gre­so de Fa-Co­nau­to, tu­ve el ho­nor de re­ci­bir, de ma­nos de su pre­si­den­te, Ge­rar­do Pé­rez Gi­mé­nez, el tro­feo re­pro­du­ci­do en es­ta mis­ma pá­gi­na, re­cor­dan­do un mo­de­lo clá­si­co, po­si­ble­men­te de mi mis­ma edad, apro­xi­ma­da­men­te de cuan­do el au­to­mó­vil co­men­zó a fa­bri­car­se en se­rie.

Agra­dez­co el ges­to de la Aso­cia­ción de Con­ce­sio­na­rios de Au­to­mo­ción en Es­pa­ña, una emo­cio­nan­te sor­pre­sa ca­paz de se­guir ani­mán­do­me a con­ti­nuar en el mun­do del Mo­tor, al­ter­nan­do con mi vie­ja afi­ción a la ca­si Poe­sía.

Na­tu­ral­men­te, es­ta dis­tin­ción la quie­ro com­par­tir con cuan­tos com­pa­ñe­ros ha­cen o hi­cie­ron po­si­ble nues­tra cons­tan­te in­for­ma­ción del Mo­tor, prue­bas téc­ni­cas y con­se­jos per­so­na­li­za­dos de com­pra del vehícu­lo más con­ve­nien­te en el ca­so de usua­rios con du­das, lo cual pu­do ser­vir de al­gu­na ayu­da pa­ra los ven­de­do­res pro­fe­sio­na­les.

Nues­tra agen­cia de co­la­bo­ra­cio­nes “Mo­tor Press”, na­ci­da a par­tir de mi in­cor­po­ra­ción al pe­rió­di­co “Pue­blo”, aten­dió in­for­ma­ti­va­men­te a cin­cuen­ta dia­rios y otras tan­tas emi­so­ras. Es­ta aven­tu­ra in­for­ma­ti­va co­men­zó al ini­cio del se­gun­do cur­so de Pe­rio­dis­mo, cuan­do el pro­fe­sor Luis Arranz Ayu­so, tam­bién re­dac­tor je­fe de “Pue­blo”, me en­co­men­dó la sec­ción dia­ria “Ki­ló­me­tro Ce­ro”, apro­ve­chan­do mis ex­pe­rien­cias mo­to­rís­ti­cas en el pe­rió­di­co “Se­vi­lla”, don­de, des­de muy jo­ven, man­tu­ve per­ma­nen­te de en­tre­vis­tas ilus­tra­das con ca­ri­ca­tu­ra del per­so­na­je.

En la redacción del “Se­vi­lla” coin­ci­dí con Ni­co­lás Sa­las has­ta mi de­ci­sión de es­tu­diar en Ma­drid. Ni­co­lás cre­ció pro­fe­sio­nal­men­te y fue bri­llan­te di­rec­tor del “ABC” se­vi­llano y es­cri­bió más de 50 li­bros so­bre An­da­lu­cía. Por des­gra­cia, tan pre­cla­ro com­pa­ñe­ro y ami­go ha fa­lle­ci­do a me­dia­dos del pa­sa­do fe­bre­ro.

En co­la­bo­ra­ción con quien des­pués fue mi com­pa­dre, Pe­dro Ro­drí­guez Al­fa­ro –fi­gu­ra en la ra­dio– y el fu­tu­ro con­ce­jal de De­por­tes del Ayun­ta­mien­to se­vi­llano, Ma­nuel Gon­zá­lez Ca­ba­ñas, fun­da­dor de la re­vis­ta “Mo­toRé­cord”, re­su­ci­ta­mos el Real Mo­to­club de An­da­lu­cía y or­ga­ni­za­mos una ca­rre­ra de mo­tos en el Par­que de Ma­ría Lui­sa, ga­na­da por Ron­di­ne, ba­jo la di­rec­ción de Juan Ló­pez An­tón.

Mis me­dios esen­cia­les, cuan­do de­ci­dí es­tu­diar en Ma­drid, fue­ron la co­rres­pon­sa­lía de “Mo­toRé­cord” y una be­ca de 250 pe­se­tas, con­ce­di­da por la re­vis­ta “Se­ma­na”. Pe­ro en mi se­gun­do cur­so, ade­más fui con­tra­ta­do co­mo edi­tor de “Mo­to­ci­clis­mo”, di­ri­gi­da por Vir­gi­lio Her­nán­dez Ri­va­du­lla.

La re­vis­ta cre­ció en di­fu­sión gra­cias a diez pa­la­bras de pro­pa­gan­da dia­ria en las emi­so­ras, y la pu­bli­ca­ción del su­ma­rio en to­da la Pren­sa del Mo­vi­mien­to. El pro­pie­ta­rio de “Mo­to­ci­clis­mo” –el ven­de­dor de mo­to­ci­cle­tas Ma­nuel Can­tó– de­ci­dió ven­dér­me­la y apo­yar­me con su aval ban­ca­rio. Así na­ció mi ba­se edi­to­rial. Cre­ci­mos en po­cos años con más de vein­te ca­be­ce­ras y acep­té la co­la­bo­ra­ción do­mi­ni­cal en el “Ca­rru­sel De­por­ti­vo” de la Ca­de­na SER, di­ri­gi­do por Vi­cen­te Mar­cos. Co­mo ca­da fin de se­ma­na asis­tía a com­pe­ti­cio­nes de mo­tos y co­ches por di­ver­sas pro­vin­cias, las fil­ma­ba con mi Pai­llard –sin car­go– pa­ra el pro­gra­ma de­por­ti­vo de Mi­guel Ors en Te­le­vi­sión Es­pa­ño­la. Años des­pués ex­ten­di­mos nues­tra ac­ción edi­to­rial del Mo­tor a Por­tu­gal, Mé­xi­co, Bra­sil y Ar­gen­ti­na. En to­tal, nues­tra aven­tu­ra edi­to­rial con tres em­pre­sas su­ce­si­vas en se­sen­ta años, ha su­ma­do las cien ca­be­ce­ras de publicaciones pe­rió­di­cas.

¡Gra­cias a la vi­da por­que me dio tan­to!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.