Gran­des re­sul­ta­dos

Pa­ra ayu­dar­te a apro­ve­char al má­xi­mo to­das tus vi­si­tas al gim­na­sio, so­lu­cio­na­mos al­gu­nos de los di­le­mas más co­mu­nes so­bre el ejer­ci­cio

Extra Women's Fitness - - Intro -

Des­cu­bre có­mo afron­tar los di­le­mas más co­mu­nes so­bre el ejer­ci­cio

Son mu­chos los di­le­mas a los que te pue­des en­fren­tar a la ho­ra de ha­cer ejer­ci­cio. Ya sea por­que no avan­zas, por­que en­cuen­tras re­pe­ti­ti­vas las cla­ses o por­que te abu­rres en la cin­ta de co­rrer, no te preo­cu­pes, aquí tie­nes la so­lu­ción.

Di­le­ma 1

No pa­re­ce que co­ja más con­di­ción con las má­qui­nas de car­dio, ni más fuer­za con las pe­sas. ¿Qué ha­go mal?

Es pro­ba­ble que lle­ves muh­cho tiem­po con la mis­ma ru­ti­na y ya no es un re­to.

Prue­ba a pa­sar me­nos tiem­po en las má­qui­nas de car­dio pe­ro usan­do ni­ve­les más in­ten­sos. Ca­mi­na, co­rre, re­ma o usa la bi­ci­cle­ta lo más rá­pi­do que pue­das du­ran­te diez mi­nu­tos. Apun­ta la dis­tan­cia re­co­rri­da y pro­cu­ra su­pe­rar­la ca­da vez que vuel­vas a usar la má­qui­na.

En el en­tre­na­mien­to de fuer­za, prue­ba a po­ner más pe­so y cam­bia el ti­po de ejer­ci­cios que ha­ces. Mien­tras pue­das ha­cer de 15-20 re­pe­ti­cio­nes con el pe­so que es­tás usan­do no co­ge­rás vo­lu­men.

Au­men­ta la re­sis­ten­cia en to­dos tus ejer­ci­cios de fuer­za. Pro­cu­ra usar más pe­so pa­ra que veas pro­gre­sos más rá­pi­da­men­te.

Di­le­ma 2

Mi chico quie­re que en­tre­ne­mos jun­tos, pe­ro él quie­re ga­nar múscu­lo y yo quie­ro per­der pe­so. ¿Po­de­mos en­tre­nar jun­tos?

En­tre­nar con al­guien es una idea ge­nial, siem­pre que or­ga­ni­céis el en­tre­na­mien­to de ma­ne­ra que os sir­va a los dos.

La ma­yor par­te del en­tre­na­mien­to po­déis com­par­tir­la en má­qui­nas de car­dio y de re­sis­ten­cia, aun­que ca­da uno ten­drá dis­tin­tos objetivos.

En las má­qui­nas de car­dio am­bos de­béis tra­ba­jar du­ro en blo­ques bre­ves. Al pa­sar a las pe­sas, tú de­bes usar me­nos pe­so y ha­cer se­ries de 15, 20 o, in­clu­so, 25 re­pe­ti­cio­nes, mien­tras que tu chico de­be usar más pe­so y ha­cer me­nos re­pe­ti­cio­nes.

Po­déis es­tar jun­tos pa­ra tra­ba­jar los gru­pos de múscu­los más gran­des (es­pal­da y bí­ceps, pe­cho y trí­ceps, hom­bro y pier­nas) y lue­go de­béis se­pa­ra­ros pa­ra ha­cer un par de ejer­ci­cios di­fe­ren­tes. Pue­de que tú quie­ras ha­cer más ejer­ci­cios pa­ra for­ta­le­cer la par­te in­fe­rior del cuer­po y él otros pa­ra la su­pe­rior.

Di­le­ma 3

Me abu­rro mu­cho en las má­qui­nas de car­dio, pe­ro ten­go que per­der pe­so y que­mar ca­lo­rías, ¿qué pue­do ha­cer?

La res­pues­ta al “te­dio del car­dio” es ha­cer se­sio­nes cor­tas con las que su­des. Evi­ta tra­ba­jar a un rit­mo cons­tan­te, por­que cuan­do no te ape­te­ce

ha­cer car­dio, in­clu­so tres mi­nu­tos pue­den pa­re­cer una eter­ni­dad. Usa el en­tre­na­mien­to por in­ter­va­los, al­ter­nan­do ex­plo­sio­nes de ac­ti­vi­dad in­ten­sa con mo­men­tos de re­cu­pe­ra­ción. Tra­ba­ja du­ro un mi­nu­to y lue­go pa­sa a otro mi­nu­to sua­ve pa­ra re­cu­pe­rar­te. Prue­ba los en­tre­na­mien­tos es­ca­lo­na­dos en los que se au­men­ta gra­dual­men­te la di­fi­cul­tad, pa­san­do de fá­cil a di­fí­cil y re­pi­tien­do lue­go la se­cuen­cia. Tam­bién po­drías en­tre­nar en pi­rá­mi­de, cam­bian­do el ni­vel de in­ten­si­dad ca­da mi­nu­to, más o me­nos. O pue­des en­tre­nar con un pa­trón de “dos ni­ve­les ha­cia ade­lan­te, uno ha­cia atrás”. Cual­quie­ra de es­tas dos op­cio­nes ha­rán que el tra­ba­jo sea más va­ria­do.

Di­le­ma 4 Mi ma­dre quie­re em­pe­zar a ir al gim­na­sio, pe­ro ha­ce años que no ha­ce ejer­ci­cio y me preo­cu­pa. ¿Qué ha­go?

Siem­pre que en­tre­nes con al­guien que lle­va mu­cho tiem­po sin ha­cer ejer­ci­cio si­gue el mis­mo con­se­jo: Pí­de­le que con­sul­te con el mé­di­co si no hay nin­gún pro­ble­ma pa­ra que ha­ga ejer­ci­cio y lue­go mi­ra si le pue­den ha­cer un test de sa­lud en el gim­na­sio. Aní­ma­la a que pien­se qué quie­re con­se­guir en el gim­na­sio y cuán­do le gus­ta­ría ver los re­sul­ta­dos. Con­sul­tad con los mo­ni­to­res pa­ra que os acon­se­jen la me­jor ta­bla pa­ra ob­te­ner los re­sul­ta­dos desea­dos.

Di­le­ma 5 Só­lo pue­do ir al gim­na­sio dos ve­ces por se­ma­na, pe­ro quie­ro per­der unos cuan­tos ki­los, ¿qué pue­do ha­cer?

Si tie­nes po­co tiem­po pa­ra ha­cer ejer­ci­cio, ase­gú­ra­te de apro­ve­char­lo de la me­jor for­ma. De­di­ca só­lo 10 mi­nu­tos a ca­da má­qui­na de car­dio pe­ro tra­ba­ja fuer­te de ver­dad. Usa la cin­ta o la má­qui­na de remo, tra­ba­ja­rás más que en el step o en la bi­ci­cle­ta por­que te ve­rás obli­ga­da a usar to­do el cuer­po y no só­lo el tren in­fe­rior. En el en­tre­na­mien­to de re­sis­ten­cia cén­tra­te en ejer­ci­cios que ha­gan tra­ba­jar mu­chos múscu­los a la vez, como ti­rar po­leas pa­ra la par­te su­pe­rior de la es­pal­da, remo sen­ta­da, sen­ta­di­llas o zan­ca­das. Si al­ter­nas ejer­ci­cios que tra­ba­jen dis­tin­tos gru­pos mus­cu­la­res tam­bién que­ma­rás más ca­lo­rías y se­rá tam­bién más en­tre­te­ni­do. Pro­cu­ra in­cluir to­da la ac­ti­vi­dad que pue­das en tu vida dia­ria. Man­tén siem­pre una bue­na pos­tu­ra pa­ra cui­dar tu es­pal­da y, siem­pre que ca­mi­nes, mue­ve los bra­zos, aprie­ta los glú­teos y ve rá­pi­do en vez de pa­sear. Cui­da la can­ti­dad y la ca­li­dad de tus co­mi­das. Co­me pa­ra te­ner ener­gía y ren­di­mien­to, no por abu­rri­mien­to.

Di­le­ma 6 Odio las pe­sas, pe­ro las ne­ce­si­to pa­ra to­ni­fi­car­me. ¿Qué pue­do ha­cer?

Si las pe­sas te abu­rren pue­des pro­po­ner­te ha­cer dos ejer­ci­cios nuevos ca­da vez que va­yas al gim­na­sio. To­ni­fí­ca­te mez­clan­do pe­so li­bre, má­qui­nas, cin­tas y ba­lo­nes me­di­ci­na­les. Hay tan­tas op­cio­nes, que ca­si nun­ca ten­drás que re­pe­tir el mis­mo en­tre­na­mien­to. Prue­ba una cla­se de Body­Pump, te to­ni­fi­ca­rá y te ani­ma­rá al mis­mo tiem­po.

‘Ca­mi­na, co­rre, re­ma o usa la bi­ci­cle­ta lo más rá­pi­do que pue­das du­ran­te diez mi­nu­tos’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.