Pro­te­ge tu pe­cho

Si quie­res un pe­cho fir­me, evi­ta que se cai­ga eli­gien­do el su­je­ta­dor de­por­ti­vo más ade­cua­do a tu ac­ti­vi­dad

Extra Women's Fitness - - Intro -

La im­por­tan­cia de en­con­trar el su­je­ta­dor de­por­ti­vo co­rrec­to

¿Te cues­ta en­con­trar un buen su­je­ta­dor? ¿Te due­le el pe­cho al ha­cer ejer­ci­cio? No eres la úni­ca. Se­gún un es­tu­dio re­cien­te, tres de ca­da cin­co mu­je­res su­fren do­lor en el pe­cho du­ran­te el ejer­ci­cio por­que no lle­van el su­je­ta­dor ade­cua­do. Al­gu­nos evi­tan que el pe­cho bo­te ha­cia arri­ba y abajo, pe­ro no que se mue­va ha­cia los la­dos.

El es­tu­dio fue rea­li­za­do en­tre mu­je­res des­de la co­pa A a la JJ y se des­cu­brió que in­clu­so un pe­cho pe­que­ño pue­de sen­tir­se in­có­mo­do al ha­cer ejer­ci­cio. Los re­sul­ta­dos arro­ja­ron que mu­chas mu­je­res no lle­va­ban una su­je­ción co­rrec­ta y que es más fre­cuen­te el error de lle­var un su­je­ta­dor de­ma­sia­do gran­de con una co­pa de­ma­sia­do pe­que­ña que lo con­tra­rio.

El su­je­ta­dor ade­cua­do

Un su­je­ta­dor de­por­ti­vo que te que­de bien es esen­cial pa­ra te­ner una bue­na su­je­ción a la ho­ra de co­rrer y tam­bién me­jo­ra la pos­tu­ra. El li­ga­men­to de Coo­per, que es una ti­ra de te­ji­do elás­ti­co que evi­ta que el pe­cho se cai­ga, em­pie­za a dar de sí con la edad y por eso el pe­cho se cae. Si no su­je­tas bien tus pe­chos, el pro­ce­so se­rá más rá­pi­do.

Que no te dé ver­güen­za

Pue­de que te sien­tas cor­ta­da si tie­nes mu­cho pe­cho, pe­ro re­cuer­da que eres la en­vi­dia de otras mu­je­res. Así que sién­te­te or­gu­llo­sa de lo que tie­nes. Con un su­je­ta­dor de­por­ti­vo ade­cua­do re­du­ci­rás el re­bo­te, pe­ro aún se ve­rá al­go de mo­vi­mien­to. Pon­te una ca­mi­se­ta suel­ta pa­ra en­ci­ma del su­je­ta­dor pa­ra que te sien­tas más có­mo­da. Si te da ver­güen­za cam­biar­te en los ves­tua­rios, eli­ge un gim­na­sio que ten­ga ves­ti­do­res en los que te pue­das cam­biar tú so­la.

Die­ta y ejer­ci­cio

Como el pe­cho se com­po­ne de te­ji­do gra­so y no de múscu­lo, al re­du­cir la in­ges­ta ca­ló­ri­ca y au­men­tar el rit­mo de ejer­ci­cio per­de­rás pe­so y tam­bién per­de­rás pe­cho. Pe­ro pa­ra evi­tar que se te cai­gan los pe­chos el ejer­ci­cio tam­bién es im­por­tan­te. No se pue­de to­ni­fi­car el pe­cho por­que es te­ji­do gra­so, pe­ro sí se pue­de dar una apa­rien­cia más fir­me tra­ba­jan­do los múscu­los que ro­dean los pe­chos. El ejer­ci­cio más sen­ci­llo son las flexiones sim­ples. Al prin­ci­pio pue­des ha­cer­las apo­yan­do las ro­di­llas y lue­go pa­sa el pe­so a los bra­zos y los de­dos de los pies.

Re­duc­ción de pe­cho

Un su­je­ta­dor de­por­ti­vo que te que­de bien te da­rá una bue­na su­je­ción y te ha­rá sen­tir más se­gu­ra pa­ra ha­cer ejer­ci­cio. Eli­ge uno de al­to im­pac­to si vas a co­rrer o a ha­cer al­gún de­por­te que in­clu­ya sal­tos. Re­cuer­da cam­biar­lo con re­gu­la­ri­dad, ¡como las zapatillas de de­por­te!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.