Ac­ti­va tu me­ta­bo­lis­mo

Te­ner un me­ta­bo­lis­mo al­to sig­ni­fi­ca que­mar más ca­lo­rías en re­po­so. Des­cu­bre la me­jor ma­ne­ra de ac­ti­var el tu­yo

Extra Women's Fitness - - Intro -

For­mas sencillas pa­ra que­mar más ca­lo­rías

Ca­si to­do el ejer­ci­cio ace­le­ra el me­ta­bo­lis­mo si se ha­ce co­rrec­ta­men­te, pe­ro al­gu­nos ejer­ci­cios son me­jo­res que otros pa­ra que­mar gra­sa. La in­ten­si­dad del es­fuer­zo es lo que ha­ce que el me­ta­bo­lis­mo se ace­le­re. Pue­de que lo de al­ta in­ten­si­dad te sue­ne a mu­cho tra­ba­jo pa­ra ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos, pe­ro el en­tre­na­mien­to por in­ter­va­los te per­mi­ti­rá in­ter­ca­lar mo­men­tos de tra­ba­jo du­ro y de re­cu­pe­ra­ción.

Mu­chas co­me­te­mos el error de creer que con só­lo ha­cer car­dio per­de­re­mos pe­so. Aun­que ayu­da a per­der pe­so com­bi­na­do con una die­ta sa­lu­da­ble, el cuer­po pier­de vo­lu­men pe­ro se que­da con la mis­ma for­ma. Pa­ra to­ni­fi­car­te y te­ner un me­jor cuer­po hay que ha­cer al­gún ti­po de ejer­ci­cio de re­sis­ten­cia, que tam­bién ac­ti­va­rá tu me­ta­bo­lis­mo.

El en­tre­na­mien­to con pe­sas es lo más efec­ti­vo pa­ra au­men­tar tu ta­sa me­ta­bó­li­ca. Tu me­ta­bo­lis­mo es­tá más ac­ti­vo des­pués de ha­cer ejer­ci­cio con pe­sas de­bi­do al flu­jo san­guí­neo y a los pro­ce­sos de cre­ci­mien­to que tie­nen lu­gar cuan­do se tra­ba­jan los múscu­los, mien­tras que con el tra­ba­jo de car­dio el flu­jo san­guí­neo vuel­ve a la nor­ma­li­dad re­la­ti­va­men­te rá­pi­do. Cuan­tos más múscu­los uses pa­ra ha­cer un ejer­ci­cio, más ac­ti­va­rás tu me­ta­bo­lis­mo.

Los me­jo­res ejer­ci­cios

Los me­jo­res ejer­ci­cios son los que po­nen en mo­vi­mien­to más de un gru­po mus­cu­lar. Los ejer­ci­cios bá­si­cos como el press de ban­ca, sen­ta­di­llas, tra­ba­jo con po­leas y press de pier­nas son só­lo unos ejem­plos de ejer­ci­cios que pue­den crear un al­to ni­vel de es­fuer­zo.

Una ru­ti­na bá­si­ca ideal pa­ra ac­ti­var el me­ta­bo­lis­mo de­be­ría tra­ba­jar to­dos los gru­pos de múscu­los prin­ci­pa­les del cuer­po. Pro­cu­ra ha­cer tres o cua­tro

se­ries de 12 re­pe­ti­cio­nes por ejer­ci­cio. Lo ideal es que en­tre­nes tres ve­ces por se­ma­na en días no con­se­cu­ti­vos.

Otra al­ter­na­ti­va a los ejer­ci­cios de re­sis­ten­cia con pe­so son los ejer­ci­cios so­bre una pier­na, como el curl de bí­ceps o la ex­ten­sión de hom­bro. Si los ha­ces sos­te­nién­do­te só­lo so­bre una pier­na for­ta­le­ce­rás los múscu­los y tam­bién tra­ba­ja­rás el co­re. Sin em­bar­go, de­bes te­ner en cuen­ta que el le­van­ta­mien­to de pe­sas en sí que­ma me­nos ca­lo­rías que el ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar. Las pe­sas ha­rán que au­men­te tu ma­sa mus­cu­lar con el tiem­po y, como el te­ji­do mus­cu­lar ten­drá me­nos gra­sa, a la lar­ga que­ma­rá más ca­lo­rías.

¡Actívate!

El ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar no só­lo es la me­jor for­ma de ayu­dar­te a per­der pe­so y por­cen­ta­je de gra­sa, sino que tam­bién jue­ga un pa­pel im­por­tan­tí­si­mo a la ho­ra de ac­ti­var el “horno” de tu cuer­po. Cual­quier co­sa que te pon­ga en mo­vi­mien­to y ha­ga que tu co­ra­zón la­ta du­ran­te un pe­rio­do de tiem­po con­ti­nua­do se pue­de cla­si­fi­car como ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar. La clave es en­con­trar al­go que te re­sul­te di­ver­ti­do y te man­ten­ga mo­ti­va­da. El ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar ayu­da a ac­ti­var el me­ta­bo­lis­mo y le en­se­ña al cuer­po a que­mar gra­sa cuan­do es­tá ha­cien­do ejer­ci­cio y, pa­sa­do un tiem­po, tam­bién cuan­do es­tá en re­po­so.

Hay mu­chas ac­ti­vi­da­des pa­ra las que bus­can un re­to que pon­ga en mar­cha su me­ta­bo­lis­mo. Por ejem­plo hay ejer­ci­cios que se ha­cen sal­tan­do con una com­ba. Sal­tar es­ti­mu­la mu­cho el me­ta­bo­lis­mo, es ge­nial pa­ra que­mar ca­lo­rías y te ayu­da a desa­rro­llar la agi­li­dad, la coor­di­na­ción y el equi­li­brio, por no men­cio­nar los be­ne­fi­cios a ni­vel car­dio­vas­cu­lar y de ren­di­mien­to mus­cu­lar.

El ejer­ci­cio boot­camp (ejer­ci­cios que ha­cen los ma­ri­nes nor­te­ame­ri­ca­nos) ofre­ce se­sio­nes in­ten­sas que pon­drán a prue­ba to­dos los múscu­los del cuer­po y ha­rán que tu me­ta­bo­lis­mo eche fue­go. Al pa­sar rá­pi­da­men­te de un ejer­ci­cio a otro sin des­can­so, los múscu­los se to­ni­fi­can y se for­ta­le­cen a la vez que se ha­ce un buen ejer­ci­cio de car­dio.

Com­bi­nar ar­tes mar­cia­les con box (kick­bo­xing) tam­bién es un mag­ní­fi­co ejer­ci­cio de car­dio. Prac­ti­ca bo­xeo al ai­re, sal­tan­do, usan­do sa­cos de bo­xeo, tra­ba­jan­do con una com­pa­ñe­ra o con co­ji­nes pa­ra pa­ta­das. Am­bas dis­ci­pli­nas se con­si­de­ran dos de los me­jo­res ejer­ci­cios de al­ta in­ten­si­dad pa­ra te­ner un cuer­po bo­ni­to y

‘Los ejer­ci­cios que po­nen en mo­vi­mien­to

más de un gru­po mus­cu­lar son los me­jo­res pa­ra ac­ti­var el me­ta­bo­lis­mo’

ha­cer que el me­ta­bo­lis­mo des­pe­gue como un cohe­te. Así que ya sa­bes, el kick­bo­xing te ha­rá que­mar ca­lo­rías como nin­gún otro ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar.

Las cla­ses de bai­le son una op­ción ex­ce­len­te pa­ra las que quie­ren un ejer­ci­cio de car­dio po­ten­te pe­ro a la vez quie­ren dis­fru­tar con lo que ha­cen. Hay mu­chas op­cio­nes po­co tra­di­cio­na­les, in­clu­yen­do al­gu­nas en las que bai­la­rás a rit­mo de jazz o funk. Si lo que te va es lo ét­ni­co, tam­bién tie­nes mu­chas op­cio­nes. El bai­le com­bi­na una bue­na do­sis de en­dor­fi­nas y di­ver­sión, al­go muy po­si­ti­vo pa­ra tu cuer­po.

Fu­sion fitness

Es­te “2x1” com­bi­na dos ac­ti­vi­da­des o más en una se­sión. A me­nu­do se unen ejer­ci­cios tra­di­cio­na­les y no tra­di­cio­na­les, y tam­bién tra­ba­jo de car­dio y de to­ni­fi­ca­ción pa­ra apro­ve­char al má­xi­mo ca­da se­sión. Al­gu­nos de los tra­ba­jos de fu­sión más po­pu­la­res son el Cy-Yo y el Yo­ga­la­tes. El cy-Yo une yoga y spinning; 10 mi­nu­tos de yoga y 40 mi­nu­tos en bi­ci­cle­ta fi­ja a to­da ve­lo­ci­dad, más 10 mi­nu­tos de yoga pa­ra en­friar. El yo­ga­la­tes es una com­bi­na­ción de yoga y Pi­la­tes que ayu­da a ac­ti­var el me­ta­bo­lis­mo tra­ba­jan­do los múscu­los del co­re jun­to con es­ti­ra­mien­tos.

Si­guien­do es­tos con­se­jos y man­te­nien­do tu en­tre­na­mien­to, ac­ti­va­rás tu me­ta­bo­lis­mo, in­cre­men­ta­rás el vo­lu­men de tus múscu­los y per­de­rás pe­so. Y lo que es más im­por­tan­te, es­ta­rás más sa­na y fuer­te.

‘Con un me­ta­bo­lis­mo más rá­pi­do tu cuer­po po­drá pro­ce­sar la co­mi­da más rá­pi­do y no se con­ver­ti­rá en gra­sa’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.