EL CA­MA­LEÓN DE LA MÚ­SI­CA

FHM - - BARRALIBRE -

Lí­der de un co­lec­ti­vo de mú­si­ca dis­co elec­tró­ni­ca, can­tan­te de ópe­ra, pro­duc­tor mu­si­cal... Henry es el hom­bre de las mil ca­ras me­ló­di­cas. "Ir­te de ca­sa a los ocho años con una be­ca pa­ra for­mar­te como mú­si­co es al­go que, sin du­da, mar­ca el res­to de tu vida". Es­to es lo que le ocu­rrió a mr Ben­nett, que ac­tuó en los es­ce­na­rios más em­ble­má­ti­cos de Lon­dres, como el Ro­yal Al­bert Hall y la Aba­día de West­mins­ter, con tan so­lo do­ce años. Pe­ro su amor por la ciu­dad ya ve­nía de an­tes: "Ya des­de ni­ño me mo­ti­va­ba la idea de es­tar en la ca­pi­tal. Me emo­cio­na­ba la po­si­bi­li­dad de ex­plo­rar to­do lo que Lon­dres te­nía que ofre­cer".

Dar el pa­so y mu­dar­se allí en el año 2005 le per­mi­tió su­mer­gir­se de lleno en la in­ten­sa vida so­cial de la ciu­dad, don­de los fi­nes de se­ma­na se alar­gan de jue­ves a mar­tes. "Sa­lir y bai­lar tres o cua­tro días se­gui­dos y co­no­cer a un mon­tón de gen­te di­ver­ti­da es una ex­pe­rien­cia muy re­fres­can­te". En­tró en con­tac­to con mu­chos mú­si­cos in­tere­san­tes y des­cu­brió que po­día ex­pre­sar al­go va­lio­so si sa­lía de su for­ma­ción clá­si­ca.

Y va­ya si lo hi­zo… aho­ra es un au­tén­ti­co ca­ma­león de la es­ce­na mu­si­cal, con un gran cu­rrícu­lo que po­dría lle­nar el pro­gra­ma de un fes­ti­val ar­tís­ti­co de más de tres días. La ca­pi­tal in­gle­sa ter­mi­nó por abrir mu­chí­si­mas puer­tas a Ben­nett: "a me­nu­do ter­mi­na­ba en fies­tas jun­to a DJs, eje­cu­ti­vos de dis­co­grá­fi­cas, can­tan­tes y pe­rio­dis­tas mu­si­ca­les. Ten­go la cos­tum­bre de lle­var la fies­ta con­mi­go... Una vez lle­gué a ca­sa pa­ra en­con­trar­me con 200 per­so­nas de juer­ga y con la mú­si­ca a cues­tas que es­pe­ra­ban en la puer­ta pa­ra dar co­mien­zo a la af­ter­party". #my­lon­don

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.