Ma­tri­mo­nio a la ar­gen­ti­na

El ar­gen­tino Juan Ta­ra­tu­to di­ri­ge ‘Me ca­sé con un bo­lu­do’, co­me­dia ro­mán­ti­ca en la que re­pi­te con Va­le­ria Ber­tuc­ce­lli y Adrián Suar, la pa­re­ja de su ya exi­to­sa ‘Un no­vio pa­ra mi mu­jer’.

Fotogramas - - CINEFILIA - por Juan Pan­do.

El éxi­to de No sos vos, soy yo (2004), su ópe­ra pri­ma, con­vir­tió al bo­nae­ren­se Juan Ta­ra­tu­to (1971) en uno de los ci­neas­tas ar­gen­ti­nos con ma­yor pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal, ade­más de lan­zar la ca­rre­ra de su pro­ta­go­nis­ta, Die­go Pe­ret­ti. Lue­go si­guie­ron tí­tu­los co­mo Un no­vio pa­ra mi mu­jer (2008). Años des­pués del es­treno de es­ta úl­ti­ma, ha vuel­to a re­unir­se con sus pro­ta­go­nis­tas, Va­le­ria Ber­tu­ce­lli y Adrián Suar, en Me ca­sé con un bo­lu­do, que en Ar­gen­ti­na tu­vo más de dos mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res.

UN TRÍO DE CUA­TRO

Fue a Ber­tuc­ce­lli a quien se le ocu­rrió una idea pa­ra re­unir­se de nue­vo: la historia de unos ac­to­res que se enamo­ran ro­dan­do una pe­lí­cu­la y se ca­san. A Suar le gus­tó tan­to que se ani­mó, ade­más, a pro­du­cir­la. El guio­nis­ta Pa­blo So­larz la trans­for­mó en una co­me­dia ro­mán­ti­ca, y Ta­ra­tu­to se pu­so de nue­vo tras la cá­ma­ra. La pre­mi­sa, un ma­tri­mo­nio a la ca­rre­ra en­tre ac­to­res que aca­ban de co­no­cer­se, al­go so­bre lo que po­dría men­cio­nar bas­tan­tes ejem­plos, me pa­re­ció una bom­ba, di­ce el rea­li­za­dor: Pe­ro el gan­cho emo­cio- nal gi­ra en torno a quién es uno y qué es lo que mues­tra de sí mis­mo al re­la­cio­nar­se. Qué ha­ce pa­ra com­pla­cer al otro.

Los pro­ta­go­nis­tas son Fa­bián y Flo­ren­cia. Él, una es­tre­lla que cuan­do tra­ba­ja disimula un po­co que es un ti­po ego­cén­tri­co, egoís­ta y ba­nal. Ella, una ac­triz me- dio­cre ti­ran­do a ma­la. Los ner­vios de un pla­tó de ro­da­je y el amor, más cie­go que nun­ca, ha­cen el res­to. Flo­ren­cia no tar­da en com­pren­der su error, pe­ro en­ton­ces Fa­bián re­cu­rre al guio­nis­ta pa­ra que, a mo­do de Cy­rano de Ber­ge­rac, le es­cri­ba un per­so­na­je co­mo el que in­ter­pre­ta­ba en el ro­da­je, pa­ra re­con­quis­tar­la. Hu­bie­ra si­do im­po­si­ble ha­cer la pe­lí­cu­la con otra pa­re­ja, ex­pli­ca Ta­ra­tu­to: Nun­ca vi dos ac­to­res que se en­tien­dan y se di­vier­tan co­mo Adrián y Va­le­ria. Es co­mo ver un par­ti­do de te­nis. Se pro­vo­can mu­tua­men­te pa­ra ge­ne­rar reac­cio­nes en el otro.

UN AD­JE­TI­VO ‘CON­FLIC­TI­VO’

El úni­co con­flic­to en­tre ellos sur­gió por la pa­la­bra bo­lu­do (im­bé­cil) del tí­tu­lo, que en Ar­gen­ti­na sue­na un po­co fuer­te y a Ber­tuc­ce­lli (a quien, en 2013, vi­mos en To­dos que­re­mos lo me­jor pa­ra ella, de Mar Coll) le cos­tó acep­tar. Las pa­re­jas reales del dúo cen­tral, la ac­triz Gri­sel­da Si­ci­lia­ni y el can­tan­te Vi­cen­ti­co (que can­ta en la cin­ta una ver­sión del Vi­vir así es mo­rir de amor, de Camilo Ses­to), ha­cen ca­meos en el film.

ES­TRENO: 26 MA­YO

Va­le­ria Ber­tuc­ce­lli y Adrián Suar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.