Car­los Mar­qués-Mar­cet, por Tie­rra fir­me.

Fotogramas - - SUMARIO -

Tras ‘10.000 Km.’, Car­los Mar­qués-Mar­cet nos ha­bla de su se­gun­do film, don­de re­pi­te con Na­ta­lia Te­na y Da­vid Ver­da­guer, y su­ma a Oo­na Cha­plin. por Àlex Mon­to­ya.

LA HIS­TO­RIA: Una pa­re­ja vi­ve en un bar­co en los ca­na­les de Lon­dres. Eva (Oo­na Cha­plin) se plan­tea ser ma­dre, pe­se a las re­ti­cen­cias de su no­via Kat (Na­ta­lia Te­na). La vi­si­ta del me­jor ami­go (Da­vid Ver­da­guer) de Kat po­dría so­lu­cio­nar sus pro­ble­mas.

Des­pués de su se­gun­do lar­go es mu­cho más lu­mi­no­so, aun­que se de­tec­ten abun­dan­tes ele­men­tos en co­mún.

10.000 Km., De he­cho, la idea era ha­cer una co­me­dia, aun­que lue­go evo­lu­cio­nó. Ob­via­men­te, en su gé­ne­sis, ha­bía una vo­lun­tad de re­pe­tir con Da­vid y con Na­ta­lia, y de pro­fun­di­zar en la amis­tad que se creó en­tre ellos, re­fle­jar en pan­ta­lla esa co­sa un po­co ca­zu­rra que tie­nen (ri­sas).

Como en aque­lla, hay mu­cha ver­dad en la película.

Bueno, yo es­cri­bo de lo que ten­go a mi al­re­de­dor, co­sas que he vi­vi­do, que he vis­to, que su­pon­go que me preo­cu­pan. La ma­ne­ra de bus­car la ver­dad qui­zás es un po­co dis­tin­ta a lo ha­bi­tual... y la ver­dad tam­po­co es ab­so­lu­ta, pe­ro sí es la mía. Ha­ce tiem­po que te­nía ga­nas de ha­blar de esas pa­re­jas en las que uno de sus miem­bros quie­re te­ner hi­jos y el otro no. Veía ese con­flic­to a mi al­re­de­dor: ami­gos míos lo vi­vían, yo mis­mo... an­tes, na­die se plan­tea­ba te­ner hi­jos, su­ce­día sin más. Aho­ra sí es una op­ción, al­go muy sa­lu­da­ble, pe­ro que aña­de más di­fi­cul­ta­des a la ho­ra de te­ner una vi­da en co­mún con al­guien.

¿Ha­bía vo­lun­tad de vi­si­bi­li­zar y reivin­di­car los nue­vos nú­cleos fa­mi­lia­res?

No que­ría­mos ha­cer nin­gu­na te­sis, pe­ro, ob­via­men­te, a la ho­ra de es­cri­bir, te haces mu­chas pre­gun­tas, po­lí­ti­cas y éti­cas. No era al­go de­ter­mi­nan­te que las pro­ta­go­nis­tas fue­ran dos chi­cas, pe­ro la lo­gís­ti­ca ne­ce­sa­ria pa­ra ser ma­dre cuan­do no for­mas par­te de una pa­re­ja he­te­ro­se­xual aña­de más le­ña al con­flic­to, y era in­tere­san­te dra­má­ti­ca­men­te. Por otra par­te, lo que se plan­tea el per­so­na­je mas­cu­lino, ser do­nan­te pa­ra sus ami­gas les­bia­nas, es al­go que yo mis­mo me he plan­tea­do. Ese gra­do de amis­tad tan fuer­te tam­bién re­sul­ta­ba un te­ma atrac­ti­vo.

Como ocu­rre en el film, Oo­na Cha­plin se une a la fa­mi­lia Te­na-Ver­da­guer-Mar­qués.

Oo­na es la me­jor ami­ga de Na­ta­lia, pe­ro ha­bía que ali-

“Qui­se ha­blar de esas pa­re­jas en las que uno quie­re te­ner hi­jos y el otro no. No era cla­ve que fue­ran dos chi­cas”. CAR­LOS MAR­QUÉS-MAR­CET (Director)

Na­ci­do en Bar­ce­lo­na en 1983, de­bu­tó en el lar­go con 10.000 Km. (2014), con el que ga­nó el Go­ya al Me­jor Director No­vel y va­rios pre­mios en el Fes­ti­val de Má­la­ga. Tam­bién ha di­ri­gi­do la TV-mo­vie 13 dies d’oc­tu­bre.

men­tar y for­jar la re­la­ción con Da­vid. Tam­bién en­tre Da­vid y Ge­ral­di­ne... Por eso me pa­re­cía fun­da­men­tal ro­dar, en la me­di­da de lo po­si­ble, en or­den cro­no­ló­gi­co. Ges­tio­nar las con­di­cio­nes pre­ci­sas pa­ra que en­tre tus ac­to­res se dé la ma­gia es ta­rea fun­da­men­tal de un director. Eso in­ten­ta­mos. En el ro­da­je, ade­más, se en­ri­que­ció nues­tra re­la­ción, por­que des­cu­bri­mos nue­vas co­sas los unos de los otros.

¿Y lo de ro­dar en un bar­co?

Eso es co­sa de Na­ta­lia. En 10.000 Km. ella vino a Bar­ce­lo­na y des­cu­brió nues­tro mun­do. Aho­ra he­mos si­do no­so­tros quie­nes he­mos co­no­ci­do su reali­dad: de he­cho, el que apa­re­ce en las es­ce­nas de ex­te­rior de la película, es el pro­pio bar­co de Na­ta­lia, don­de ella vi­ve. ES­TRENO: 24 NO­VIEM­BRE

Da­vid Ver­da­guer, Na­ta­lia Te­na y Oo­na Cha­plin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.