Ag­nès Var­da, por Ca­ras y lu­ga­res.

‘Ca­ras y lu­ga­res’. Lle­va más de 60 años dan­do gue­rra con su ci­ne y con sus ideas. Siem­pre mo­der­na, siem­pre lu­cha­do­ra, enér­gi­ca y di­ver­ti­da, Ag­nès Var­da ha­bló con FOTOGRAMAS de su úl­ti­mo do­cu­men­tal, de su le­ga­do, de Go­dard, de fe­mi­nis­mo y de re­co­no­ci­mien­to

Fotogramas - - SUMARIO - por Àlex Mon­to­ya (San Se­bas­tián).

Ag­nès Var­da y el ar­tis­ta JR re­co­rren la Fran­cia ru­ral, char­lan con gen­te co­mún, les ha­cen fo­tos a gran es­ca­la y las cuel­gan en las fa­cha­das, en un via­je que es un vi­ta­lis­ta re­co­rri­do hu­mano.

Vie­ju­ven­tud a prue­ba de bom­bas. Ag­nès Var­da (Bru­se­las, 1928) se acer­ca a los 90 años, aun­que su ener­gía y vi­ta­li­dad es­tán más cer­ca­nas a las del ar­tis­ta gráfico JR, su com­pa­ñe­ro en es­ta aven­tu­ra ti­tu­la­da Ca­ras y lu­ga­res, que ha lle­va­do a am­bos a re­co­rrer ki­ló­me­tros y más ki­ló­me­tros de la Fran­cia ru­ral. Yo soy vie­ja y él es jo­ven, pe­ro, en la pe­lí­cu­la, dis­fru­ta­mos y nos di­ver­ti­mos jun­tos. Y el espectador no su­fre por esa di­fe­ren­cia de edad, nos de­cía, en una de­li­cio­so en­cuen­tro que man­tu­vi­mos con ella en el pa­sa­do Fes­ti­val de San Se­bas­tián.

His­to­ria vi­va del ci­ne eu­ro­peo y de la Nou­ve­lle Va­gue, y pio­ne­ra de la lu­cha feminista, la Var­da, es, en las dis­tan­cias cor­tas, una mu­jer fas­ci­nan­te y di­ver­ti­dí­si­ma, y una con­ver­sa­do­ra en­tu­sias­ta, al­go que su úl­ti­mo film po­ne de ma­ni­fies­to: La idea era char­lar con to­das esas per­so­nas con las que nos cru­za­mos. Gen­te her­mo­sa a la que nos abría­mos, de la mis­ma for­ma que ellos lo ha­cían con no­so­tros. No se tra­ta­ba de en­tre­vis­tar­les de for­ma pe­rio­dís­ti­ca, sino de in­ter­cam­biar ex­pe­rien­cias. Yo les ha­bla­ba de mi vi­da, de mis hi­jos, de mis recuerdos, y se crea­ba un cli­ma de con­fian­za y de ca­ri­ño que les per­mi­tía ex­pre­sar­se. Y, ade­más, dá­ba­mos voz a gen­te que ha­bi­tual­men­te no la tie­ne. Per­so­nas hu­mil­des, sin po­der, a los que la pe­lí­cu­la po­ne un fo­co de luz, y re­va­lo­ri­za a tra­vés de la pa­la­bra, de la su­ya pro­pia, y de esas fotografías gi­gan­tes de JR que col­gá­ba­mos en las fa­cha­das.

La mú­si­ca del azar. Maes­tra del ci­ne do­cu­men­tal (que ella ca­li­fi­ca co­mo una ne­ce­si­dad pa­ra mí, por mu­cho que ha­ya dis­fru­ta­do ha­cien­do fic­ción), con tí­tu­los en su ha­ber co­mo Mur murs (1981) o Los es­pi­ga­do­res y la es­pi­ga­do­ra (2000), Ag­nès Var­da in­sis­te que su pro­yec­to les obli­gó a es­tar a la es­cu­cha, con las ore­jas y los ojos bien abier­tos, aten­tos a to­dos los rin­co­nes, pa­ra no per­der­nos na­da que el azar nos pro­pu­sie­ra. Y con una enor­me em­pa­tía natural ha­cia la gen­te, que se trans­mi­te al

espectador. Así que creo que la pe­lí­cu­la respira ese buen hu­mor por to­do lo que nos fue su­ce­dien­do du­ran­te el ro­da­je.

Ca­ras y lu­ga­res ha si­do un pro­yec­to com­ple­jo, fi­nan­cia­do con crowd­fun­ding. No se hu­bie­ra po­di­do ha­cer de for­ma con­ven­cio­nal, afir­ma: Ro­dá­ba­mos una se­ma­na al mes, sin pri­sa pa­ra man­te­ner esa idea del pa­seo, del des­cu­bri­mien­to mar­ca­do por el azar. Y por­que hay que es­tar mu­chas ho­ras de pie, de aquí pa­ra allá, y, des­pués de una se­ma­na, aca­bo ago­ta­da.

Fu­tu­ro y puer­tas ce­rra­das. El dis­cur­so vi­ta­lis­ta de la Var­da só­lo se rom­pe, y a me­dias, cuan­do le pre­gun­ta­mos qué re­la­ción tie­ne con su le­ga­do (a pro­pó­si­to de otro en­cuen­tro, con Carlos Sau­ra, que afir­ma­ba no ver sus pe­lí­cu­las y pen­sar só­lo en el ma­ña­na). No pien­so en el fu­tu­ro, por­que mi fu­tu­ro es la muer­te. Aun­que no ten­go pri­sa por lle­gar ahí. Qui­zás me dé tiem­po a ro­dar otra pe­lí­cu­la, a mon­tar al­gu­na ex­po­si­ción de mis co­lla­ges. Voy ha­cien­do, pe­ro no ten­go un plan quin­que­nal, soy vie­ja, 89 años. Es­toy con­ten­ta de ha­ber acu­mu­la­do pe­lí­cu­las, amo­res, hi­jos y nie­tos, en­cuen­tros y amis­ta­des, ex­pe­rien­cias...

En­tre tan­ta sa­tis­fac­ción, y vol­vien­do a la pro­por­cio­na­da por Ca­ras y lu­ga­res, la di­rec­to­ra no es­con­de un pun­to ne­gro: To­do el mun­do fue muy ama­ble ex­cep­to Jean-Luc Go­dard (vean el film, con ho­me­na­je in­clui­do a Ban­da apar­te, y lo en­ten­de­rán), apun­ta so­bre su vie­jo com­pa­ñe­ro de fa­ti­gas en los tiem­pos de la

“No pien­so en el fu­tu­ro, por­que mi fu­tu­ro es la muer­te. Pe­ro no ten­go pri­sa por lle­gar ahí. Qui­zás pue­da ro­dar otra pe­lí­cu­la, pe­ro no ten­go un plan quin­que­nal”.

Nou­ve­lle Va­gue. Fui­mos muy ami­gos: Jac­ques (Demy, del que en­viu­dó en 1990), Jean-Luc y An­na (Ka­ri­na, pa­re­ja de Go­dard en la épo­ca), éra­mos ín­ti­mos, pe­ro ha pa­sa­do mu­cho tiem­po. De to­dos mo­dos, hay co­sas que no se pue­den bo­rrar, co­mo el ca­ri­ño, la ter­nu­ra, la amis­tad. Y me que­do con eso, afir­ma. No su­rren­der. Eter­na lu­cha­do­ra por la cau­sa feminista, man­tie­ne que si com­pa­ra­mos la si­tua­ción de la mu­jer con la de prin­ci­pios del si­glo XX, ha ha­bi­do un gran pro­gre­so, aun­que se pue­de dis­cu­tir mu­cho al res­pec­to. Y hay 50 ve­ces más di­rec­to­ras que cuan­do em­pe­cé. ¡Pe­ro no hay que pa­rar!, ex­cla­ma.

En ac­ti­vo des­de 1955, cuan­do de­bu­tó con La Poin­te Cour­te, se ha vis­to ga­lar­do­na­da, en po­co tiem­po, con un Oscar Ho­no­rí­fi­co y un Pre­mio Do­nos­tia: He re­ci­bi­do mu­chos ho­no­res, y los agra­dez­co, pe­ro no es el ob­je­ti­vo de mi tra­ba­jo. Sí lo es el en­cuen­tro con los es­pec­ta­do­res, ha­blar con ellos, que, a ve­ces, te da una gran fe­li­ci­dad. La mis­ma fe­li­ci­dad que, y per­do­nen el apunte per­so­nal, re­ga­ló Var­da a quie­nes char­la­mos con ella. ES­TRENO: 25 MA­YO Vi­sa­ges vi­lla­ges (Fra., 2017, 89 min.). DO­CU­MEN­TAL.

Ag­nès Var­da an­te una vie­ja ima­gen de sí mis­ma: la ener­gía y el hu­mor in­com­bus­ti­bles.

1. Con Jean-Luc Go­dard, ac­tor en su cor­to ‘Les fian­cés du pont Mac Do­nald’ (1961). 2. Con su ma­ri­do, el ci­neas­ta Jac­ques Demy, en 1962. 3. Con Co­rin­ne Mar­chand en Cannes, pre­sen­tan­do ‘Cléo de 5 a 7’ (1962). 4. En el set de ‘Sin te­cho ni ley’ (1985),...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.