BURT REY­NOLDS: LA EN­CAN­TA­DO­RA VIRILIDAD DEL HOLLY­WOOD DE LOS 70

Fotogramas - - NEWS -

Ac­tor y di­rec­tor es­ta­dou­ni­den­se. 6 sep­tiem­bre. 82 años.

Bur­ton Leon Rey­nolds Jr., Burt Rey­nolds pa­ra la eter­ni­dad, de­bía in­cor­po­rar­se a On­ce Upon a Ti­me in Holly­wood, de un Quentin Ta­ran­tino cu­yo nom­bre de pi­la se de­be a su ma­dre, fan del ac­tor, y al per­so­na­je de La ley del re­vól­ver

que lo lan­za­ra a la fa­ma en TV. Ju­ga­dor de fút­bol ame­ri­cano (rol que re­pi­tió en ci­ne: El rom­pehue­sos, de Ro­bert Al­drich, en 1974, y Dos más uno… igual a dos, de Mi­chael Rit­chie, en 1977), des­ta­ca­ba no só­lo por su fí­si­co, sim­pa­tía y des­ver­güen­za, sino por su pro­fun­do amor por la in­ter­pre­ta­ción. Cur­ti­do en el tea­tro de re­per­to­rio, se­ría, sin em­bar­go, el wes­tern (te­le­vi­si­vo) el que le da­ría la opor­tu­ni­dad de en­trar en Holly­wood… vía Ita­lia y Es­pa­ña. Ser­gio Cor­buc­ci lo con­vier­te en Joe, el im­pla­ca­ble (1966), ro­da­da en Al­me­ría. Allí vol­ve­ría, en

1969, pa­ra li­de­rar jun­to a Ra­quel Welch y Jim Brown la ex­ce­len­te 100 ri­fles. Ese mis­mo año ro­da­ría a las ór­de­nes de Sam Fu­ller la mal­di­ta Ar­ma de dos fi­los. Tras otro pa­rén­te­sis en for­ma de te­le­se­rie

(la de­tec­ti­ves­ca Dan Au­gust) le lle­ga la opor­tu­ni­dad (y el pa­pel) de su vi­da en De­fen­sa, el De­li­ve­ran­ce de John Boor­man (1972). En­la­za en­ton­ces tra­ba­jos con gran­des co­mo Pe­ter Bog­da­no­vich (Por fin, el gran amor; Nic­ke­lo­deon. Así em­pe­zó Holly­wood), Stan­ley Do­nen (Los aven­tu­re­ros de Lucky Lady), el ci­ta­do Al­drich (Des­tino fa­tal)… Chi­cas, co­ches y cer­ve­zas. Con­ver­ti­do ya en es­tre­lla (apa­re­ció, en 1972, des­nu­do en un ex­plo­si­vo re­por­ta­je de la re­vis­ta

Cos­mo­po­li­tan), el boom en 1977 de

Los ca­ra­du­ras le ha­rá ser el ac­tor más ta­qui­lle­ro y po­pu­lar du­ran­te to­da una dé­ca­da ( Los lo­cos del Can­non­ball, Co­men­zar de nue­vo…). En esos años de éxi­to se des­cu­bre tam­bién co­mo un ex­ce­len­te di­rec­tor ( Ga­tor el con­fi­den­te, De mie­do tam­bién se mue­re, Ju­gar du­ro y su obra maes­tra, La brigada de Sharky). A fi­na­les de los años 80 en­tra en de­cli­ve, triun­fa en TV con la sit­com

La fa­mi­lia New­ton, y no vuel­ve a al­can­zar la glo­ria has­ta Boo­gie Nights (Paul T. An­der­son, 1997), su úni­ca no­mi­na­ción al Os­car.

1 Rey­nolds en una ima­gen de ‘100 ri­fles’, que ro­dó, con Ra­quel Welch, en Es­pa­ña. 3 21. En el wes­tern ‘ Joe, el im­pla­ca­ble’, de Ser­gio Cor­buc­ci, en­car­nó a un na­va­jo en bus­ca de ven­gan­za.2. John Boor­man le con­fió el rol que cam­bia­ría su ca­rre­ra: la con­tro­ver­ti­da ‘De­fen­sa’.3. Una le­sión frus­tró su ca­rre­ra en el fút­bol ame­ri­cano, de­por­te que prac­ti­có en ‘El rom­pehue­sos’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.