News.

Fotogramas - - SUMARIO -

Ro­dri­go So­ro­go­yen no se da res­pi­ro. Su úl­ti­ma pe­lí­cu­la,

El reino, es­tá aún en los ci­nes y él se en­cuen­tra ya in­mer­so en el ro­da­je de su nue­vo pro­yec­to, Ma­dre, a par­tir del cor­to­me­tra­je ho­mó­ni­mo con el que ga­nó el Go­ya el pa­sa­do mes de fe­bre­ro, y re­pi­tien­do con Mar­ta Nie­to co­mo pro­ta­go­nis­ta. Es­te lar­go­me­tra­je es con­ti­nua­ción del cor­to, pe­ro la ac­ción no ocu­rre in­me­dia­ta­men­te des­pués del mo­men­to en el que aca­ba­ba aquel, ha pa­sa­do un tiem­po en la fic­ción, y has­ta ahí pue­do avan­zar pa­ra no des­ve­lar na­da de la tra­ma. Lo cuen­ta el ci­neas­ta a FO­TO­GRA­MAS des­de la pla­ya de las Lan­das, en el sud­oes­te de Fran­cia, en la que ini­cia su se­gun­da se­ma­na de fil­ma­ción. Ma­ña­na nos en­fren­ta­re­mos a una de las es­ce­nas más com­ple­jas, por­que ro­da­re­mos en la pla­ya y de no­che.

Apues­ta por un ci­ne más ín­ti­mo.

En con­tra de lo que po­dría ima­gi­nar­se por la ten­sión y el sus­pen­se que se crea­ban en el cor­to, su con­ti­nua­ción no es un th­ri­ller, sino que irá por otro de­rro­te­ro. La pe­lí­cu­la cuen­ta có­mo la pro­ta­go­nis­ta vi­ve una aven­tu­ra en el lu­gar en el que se su­po­ne que des­apa­re­ció su hi­jo. En con­tra de lo que po­dría es­pe­rar­se no va a ser un th­ri­ller ti­po un per­so­na­je en bus­ca de al­guien des­apa­re­ci­do. La cin­ta no va a te­ner un gé­ne­ro pu­ro, va a ser al­go muy po­co vis­to en el ci­ne es­pa­ñol, es­pe­cial. Al­go más ín­ti­mo, más pe­que­ño, más emo­cio­nal que lo que fue­ron El reino y Que Dios nos per­do­ne, que eran más ra­cio­na­les. Era un cam­bio que nos ape­te­cía ha­cer a Isa­bel y a mí. Se re­fie­re a Isa­bel Pe­ña, su co­la­bo­ra­do­ra ha­bi­tual, con la que es­tu­vo no­mi­na­do al Go­ya a Me­jor Guión Ori­gi­nal por Que Dios nos per­do­ne. Ella cui­da más el de­ta­lle mien­tras que yo mi­ro el pro­yec­to con una pers­pec­ti­va más ge­ne­ral, aun­que nos com­pe­ne­tra­mos de mo­do ab­so­lu­to al tra­ba­jar.

El cor­to, al ser al­go más re­du­ci­do, lo es­cri­bió so­lo, pe­ro con la in­ten­ción de ha­cer un lar­go­me­tra­je des­pués, pa­ra el que te­nía ideas, pe­ro sin sa­ber có­mo re­sul­ta­ría el guión exac­to. Re­par­to in­ter­na­cio­nal. La ma­dre del tí­tu­lo si­gue sien­do Mar­ta Nie­to.

La pro­ta­go­nis­ta que tu­vi­mos siem­pre en men­te fue ella. Su pa­re­ja en la fic­ción es Alex Bren­de­mühl, con quien no ha­bía tra­ba­ja­do nun­ca, pe­ro lle­va­ba ra­bian­do por ha­cer­lo des­de que lo vi en Las ho­ras del día (Jai­me Ro­sa­les, 2003). La co­pro­duc­ción con Fran­cia ha he­cho po­si­ble con­tar con nom­bres tan só­li­dos del ci­ne ga­lo co­mo Fré­dé­ric Pie­rrot, vis­to no ha­ce mu­cho en Lle­nos de vi­da

(Ag­nès Jaoui, 2018); An­ne Con­signy, co­pro­ta­go­nis­ta, con Isa­be­lle Hup­pert, de Elle (Paul Ver­hoe­ven, 2016), y el ca­si de­bu­tan­te Ju­les Po­rier ( Mar­vin ou la be­lle édu­ca­tion, An­ne Fon­tai­ne, 2017), que es un crack, al­go in­creí­ble. En el ca­pí­tu­lo téc­ni­co, el di­rec­tor re­pi­te al com­ple­to con el equi­po con el que fil­mó Que Dios nos per­do­ne. La pro­duc­ción co­rre a car­go de Mal­va­lan­da, Caballo Films, Ar­ca­dia Mo­tion Pic­tu­res y Ama­lur Pic­tu­res con las fran­ce­sas Nood­les y Le Pac­te. Dis­tri­bui­rá Wan­da Vi­sion.

“EN CON­TRA DE LO QUE CA­BRÍA ES­PE­RAR, ‘MA­DRE’ NO

VA A SER UN TH­RI­LLER EN EL QUE SE BUS­CA A AL­GUIEN QUE HA DES­APA­RE­CI­DO”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.