LAS RE­LI­GIÓN TRA­DI­CIO­NAL DE LA RE­GIÓN ES EL SU­FIS­MO, FOR­MA MO­DE­RA­DA DE IS­LAM

Geo - - GEONOTICIAS -

QUÉ MA­RA­VI­LLO­SO ES EL VE­RANO en el Cáu­ca­so. Lo dis­fru­ta­mos sen­ta­dos un sá­ba­do por la mañana en el par­que cen­tral de Groz­ni, la ca­pi­tal de Che­che­nia, ob­ser­van­do a las mu­cha­chas. Vien­do có­mo an­dan tor­pe­men­te so­bre al­tos y fi­ní­si­mos ta­co­nes, ves­ti­das con lar­gas fal­das de leo­par­do, y se sa­can fotos unas a otras de­lan­te de la fuen­te, mien­tras los chi­cos se pa­vo­nean de­lan­te de ellas con sus pis­to­las, que lle­van con to­da nor­ma­li­dad en los cin­tu­ro­nes de sus pan­ta­lo­nes de pai­sano.

Pa­sa­mos la tar­de en las al­tas pra­de­ras de Itum-Ka­le, jus­to de­ba­jo de las cum­bres ne­va­das que mar­can la fron­te­ra con Geor­gia. Allí asa­mos bro­che­tas en­tre bo­to­nes de oro y plan­tas gen­cia­nas, y por edu­ca­ción tam­bién be­be­mos el li­cor ca­se­ro mez­cla­do con zu­mo de li­món. Des­pués via­ja­mos cam­po a tra­vés jun­to a nues­tros an­fi­trio­nes en un ca­mión del ejér­ci­to so­vié­ti­co, su­bien­do y ba­jan­do en ve­loz ca­rre­ra las em­pi­na­das la­de­ras.

Más tar­de em­pren­de­mos el ca­mino a la cer­ca­na ur­ba­ni­za­ción de Ma­gás, que pre­ten­de re­pre­sen­tar, con sus di­mi­nu­tos edi­fi­cios de nue­va cons­truc­ción y sus 524 ha­bi­tan­tes cen­sa­dos, la ca­pi­tal de In­gu­se­tia. Allí vi­si­ta­mos a Cham­sat Ts­chu­ma­kov, el imán de la ma­yor mez­qui­ta de es­ta re­pú­bli­ca. Nues­tro día ter­mi­na en com­pa­ñía de su fa­mi­lia, con pla­tos lle­nos de pes­ca­do, ce­bo­llas y pe­pi­nos que vue­lan por el ai­re y ate­rri­zan de­lan­te de no­so­tros en la me­sa. Fa­ti­ma Kur­kie­wa, la jo­ven es­po­sa del imán, sir­ve los pla­tos, mo­vién­do­se tan ágil­men­te que sus fal­das on­dean en el ai­re, y no pa­ra de dar­me be­si­tos en la fren­te.

Fi­nal­men­te, ya en Ose­tia del Nor­te, dos pa­sos más allá, sa­li­mos de la ca­pi­tal, Vla­di­kav­kaz, en un co­che que as­cien­de más y más al­to ha­cia las cum­bres del Cáu­ca­so, has­ta que en un mo­men­to da­do nos ba- ja­mos del vehícu­lo y con­ti­nua­mos a pie.

Ya a 3.000 me­tros de al­ti­tud y con la res­pi­ra­ción algo en­tre­cor­ta­da ob­ser­va­mos có­mo las nu­bes, im­pul­sa­das por un fuer­te vien­to, re­ba­san las cum­bres re­cor­ta­das con­tra un cie­lo azul. De re­pen­te, an­te nues­tros ojos, una ava­lan­cha de pie­dras cae es­tre­pi­to­sa­men­te por el abis­mo he­la­do ha­cia las pro­fun­di­da­des. Y en­ton­ces te­ne­mos por un se­gun­do la sensación de que aho­ra la vio­len­cia en es­ta re­gión es, so­bre to­do, pro­duc­to de las fuer­zas de la naturaleza.

Si no fue­ra por... Si no fue­ra por...

SI NO FUE­RA POR EL EJÉR­CI­TO y las fuer­zas de se­gu­ri­dad om­ni­pre­sen­tes en el Cáu­ca­so. O por los cam­pa­men­tos mi­li­ta­res ru­sos que dis­tin­gui­mos ba­jo unas re­des de ca­mu­fla­je en­tre la ve­ge­ta­ción de la­de­ras de las mon­ta­ñas. O por los pues­tos de con­trol en las ca­rre­te­ras. O por las pa­tru­llas en las al­deas. O por los uni­for­mes de di­fe­ren­tes pro­ce­den­cias, o por los fu­si­les au­to­má­ti­cos de las fuer­zas de se­gu­ri­dad que uno ve por to­das par­tes, in­clu­so jun­to a la fuen­te en el par­que cen­tral de Groz­ni.

Tam­bién en Ose­tia del Nor­te pue­den ver­se los obu­ses ru­sos a 2.700 me­tros de al­ti­tud, cer­ca de la fron­te­ra me­ri­dio­nal de la Fe­de­ra­ción. Más aba­jo, en el va­lle, se en­cuen­tran el mer­ca­do de Vla­di­kav­kaz, don­de mu­rie­ron 19 per­so­nas en un aten­ta­do sui­ci­da el oto­ño pa­sa­do, y la tris­te­men­te co­no­ci­da es­cue­la de Bes­lán, a unos po­cos ki­ló­me­tros.

Allí ve­mos los ori­fi­cios de en­tra­da de las ba­las en el gim­na­sio, la es­pal­de­ra car­bo­ni­za­da, las flo­res y las 334 fotos de los que mu­rie­ron en la ma­sa­cre cuan­do mi­li­tan­tes che­che­nos to­ma­ron la es­cue­la en 2004. El se­cues­tro ter­mi­nó con el asal­to por par­te del ejér­ci­to ru­so, sin nin­gu­na con­si­de­ra­ción ha­cia los más de 1.100 ni­ños en­ce­rra­dos en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.