Ejér­ci­to de cen­ti­ne­las sar­dos

Sol­da­dos de pie­dra des­cu­bier­tos en Cer­de­ña re­cuer­dan el ejér­ci­to de te­rra­co­ta chino, pe­ro son más an­ti­guos.

Geo - - GEONOTICIAS -

Ha­ce 2.500 años, las fi­gu­ras fue­ron des­trui­das por enemi­gos... Aho­ra los ar­queó­lo­gos y res­tau­ra­do­res han re­com­pues­to un gru­po de gue­rre­ros de pie­dra sar­dos a ba­se de mi­les de frag­men­tos. Las es­ta­tuas, de al­re­de­dor de dos me­tros de al­tu­ra, ve­la­ron so­bre las tum­bas de la cla­se go- ber­nan­te ha­cia mi­tad del si­glo I an­tes de Cris­to, es de­cir, tie­nen me­dio mi­le­nio más que los gue­rre­ros de te­rra­co­ta chi­nos.

Es di­fí­cil en­con­trar en Eu­ro­pa otro gru­po de es­cul­tu­ras de gue­rre­ros de gran ta­ma­ño de esa épo­ca. So­lo exis­te al­guno en la cul­tu­ra cel­ta. Va­rias de las es­ta­tuas es­tán ex­pues­tas en el Mu­seo Ar­queo­ló­gi­co Na­cio­nal de Ca­glia­ri, ca­pi­tal de Cer­de­ña. Las ar­mas de los gue­rre­ros son muy di­ver­sas. Al­gu­nos fue­ron ar­que­ros, otros lu­cha­ron con la es­pa­da. Mu­chos lle­van una ar­ma­du­ra so­bre el pe­cho y un cas­co con cuer­nos en la ca­be­za.

Los es­cul­to­res sar­dos in­clu­so crea­ron ins­ta­la­cio­nes de de­fen­sa pa­ra las tum­bas. Los con­jun­tos in­clu­yen al me­nos diez ma­que­tas de los lla­ma­dos nu­rag­hen, to­rres de has­ta 20 me­tros de al­tu­ra con grue­sos mu­ros de pie­dra, que die­ron nom­bre a la cul­tu­ra de Nu­rag­hen (en­tre 1800 y 600 a. C.).

Es­cul­tu­ras de los gue­rre­ros de pie­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.