Orien­ta­ción, éti­ca y res­pon­sa­bi­li­dad

Geo - - GEO­NO­TI­CIAS -

De nues­tros an­ces­tros si­mios los se­res hu­ma­nos he­mos he­re­da­do el ta­len­to pa­ra es­ca­lar. Se­gún ex­pli­can los ex­per­tos, pa­re­ce que la rá­pi­da orien­ta­ción en el es­pa­cio en tres di­men­sio­nes exi­gió un al­to ren­di­mien­to cog­ni­ti­vo.Tam­bién hoy se con­si­de­ra que la es­ca­la­da im­pul­sa el desa­rro­llo del ce­re­bro. El tra­to lú­di­co con ani­ma­les y mas­co­tas ayu­da a asu­mir res­pon­sa­bi­li­dad so­bre otros. Ade­más fo­men­ta un en­ten­di­mien­to más pro­fun­do de la na­tu­ra­le­za. Los jue­gos con re­glas, co­mo las ca­ni­cas, fun­cio­nan úni­ca­men­te cuan­do to­dos los ju­ga­do­res res­pe­tan los acuer­dos. Es una cues­tión de ma­du­rez mo­ral. De ahí que ya en los años se­ten­ta, el psi­có­lo­go sui­zo del desa­rro­llo Jean Pia­get es­tu­dia­ra la evo­lu­ción mo­ral de los ni­ños, ob­ser­van­do has­ta qué pun­to res­pe­ta­ban las re­glas de las par­ti­das de ca­ni­cas. Así dis­tin­guió di­ver­sas fa­ses de di­cho desa­rro­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.