Li­ber­tad, igual­dad, pro­pie­dad

¿Cuál fue real­men­te el le­ma de la Re­vo­lu­ción Fran­ce­sa de 1789? No exis­te una so­la res­pues­ta por­que ha­bía va­rios.

Geo - - GEO­NO­TI­CIAS -

Ya en 1790, el te­mi­do re­vo­lu­cio­na­rio Ma­xi­mi­lien Ro­bes­pie­rre uti­li­zó en uno de sus libros las co­no­ci­das pa­la­bras: li­ber­té, éga­li­té, fra­ter­ni­té. Y el 21 de ju­nio de 1793, el al­cal­de de la Co­mu­na de París or­de­nó es­cri­bir en los mu­ros de la al­cal­día las fa­mo­sas pa­la­bras: li­ber­té, éga­li­té, fra­ter­ni­té ou la mort.

No obs­tan­te, es erró­neo asu­mir que el le­ma de la Re­vo­lu­ción Fran­ce­sa fue­ra “li­ber­tad, igual­dad, fra­ter­ni­dad”. Se­gún la his­to­ria­do­ra Mo­na Ozouf, es­te era so­lo uno de los mu­chos exis­ten­tes, igual que ami­tié, cha­ri­té, sin­cé­ri­té, union (amis­tad, ca­ri­dad, sin­ce­ri­dad y unión). El tres de ju­nio de 1793, po­cos días an­tes de los gra­fit­ti de la Co­mu­na de París, el al­cal­de de Étam­pes in­clu­so hi­zo pre­go­nar la fra­se “li­ber­tad, igual­dad, pro­pie­dad”, lo que no pa­re­ce una ma­la idea en una épo­ca en que la ma­yo­ría de los ciu­da­da­nos es­ta­ban muer­tos de ham­bre.

Pe­ro lo que na­die dis­cu­te es que, so­bre to­do, li­ber­té fue una pa­la­bra que se uti­li­za­ba con ex­tre­ma­da fre­cuen­cia. A la her­man- dad de los ma­so­nes, de pen­sa­mien­to li­be­ral, le gus­ta­ba aña­dir la pa­la­bra fra­ter­ni­té, pe­ro al ser una so­cie­dad se­cre­ta y re­la­ti­va­men­te pu­dien­te, lo de éga­li­té no pa­re­cía ser mu­cho de su agra­do.

“Li­ber­tad, igual­dad, fra­ter­ni­dad” so­lo se con­ver­ti­rá en el le­ma ofi­cial de un mo­vi­mien­to re­vo­lu­cio­na­rio du­ran­te la Se­gun­da Re­vo­lu­ción Fran­ce­sa, que tu­vo lu­gar en 1848. Y si­gue sien­do la le­yen­da de la Re­pú­bli­ca Fran­ce­sa has­ta el día de hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.