23 DE MAR­ZO,

Geo - - GEONOTICIAS -

DIl­ze Groe­ne­wald*, se­cre­ta­ria de 26 años, se des­pi­de de su no­vio en el ae­ro­puer­to de Dur­ban (Su­dá­fri­ca). Ac­to se­gui­do, em­bar­ca en el vue­lo de la ma­ña­na a Johan­nes­bur­go pa­ra ges­tar a los me­lli­zos de una mu­jer y un hom­bre cu­yas vo­ces so­la­men­te ha oí­do por te­lé­fono.

Il­ze lu­ce vaqueros y ca­mi­se­ta ajus­ta­dos, un ge­ne­ro­so es­co­te y pen­dien­tes do­ra­dos en­tre su me­le­na ru­bia. En lu­gar de dien­tes in­ci­si­vos, lle­va una pró­te­sis den­tal mal ajus­ta­da en el pa­la­dar. Re­sul­ta di­fí­cil mi­rar­le a la ca­ra cuan­do la jo­ven son­ríe.

Co­ge un ta­xi en el ae­ro­puer­to de Johan­nes­bur­go pa­ra ir a la clí­ni­ca de re­pro­duc­ción asis­ti­da. Du­ran­te el tra­yec­to, Il­ze no pa­ra de es­cri­bir men­sa­jes de mó­vil a su hi­ja, a la que ha de­ja­do con una co­no­ci­da, y a su no­vio. Sube las es­ca­le­ras de en­tra­da a la clí­ni­ca con cui­da­do, sus san­da­lias tie­nen ta­co­nes muy al­tos. Tras cru­zar la puer­ta lle­ga al pa­tio, en cu­yo cen­tro se al­za un tor­so fe­me­nino de bron­ce: sím­bo­lo de fer­ti­li­dad.

por el que pa­re­jas eu­ro­peas, aus­tra­lia­nas y ca­na­dien­ses es­tán sen­ta­das en la sa­la de es­pe­ra, la ma­yo­ría de ellas co­gi­das de la mano y ca­lla­das. No han vo­la­do a Su­dá­fri­ca pa­ra ha­cer un sa­fa­ri o ju­gar al golf, sino pa­ra po­der en­gen­drar aquí a sus hi­jos.

En Su­dá­fri­ca, la ley per­mi­te a los mé­di­cos ana­li­zar los óvu­los fe­cun­da­dos pa­ra de­ter­mi­nar si son por­ta­do­ras de en­fer­me­da­des he­re­di­ta­rias; pue­den re­cu­rrir a óvu­los ce­di­dos por do­nan­tes anó­ni­mas si sus pa­cien­tes ya no pro­du­cen óvu­los fér­ti­les. En un úl­ti­mo pa­so pue­den im­plan­tar el óvu­lo fecundado de una pa­re­ja en el úte­ro de otra mu­jer.

Por eso, la clí­ni­ca Med­fem Fer­ti­lity, un edi­fi­cio de hor­mi­gón de dos plan­tas en el su­bur­bio “ver­de” de Br­yans­ton (Johan­nes­bur­go), se ha es­pe­cia­li­za­do en lo que en teo­ría es la prác­ti­ca más na­tu­ral del mun­do, que mu­chos so­lo con­si­guen con asis­ten­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.