La mú­si­ca: un re­cur­so te­ra­péu­ti­co

Los so­ni­dos ar­mó­ni­cos ac­túan co­mo in­mu­no­su­pre­so­res y re­du­cen el ries­go de re­cha­zo tras un tras­plan­te de co­ra­zón.

Geo - - GEO NOTICIAS -

A los ra­to­nes en­fer­mos les sien­ta bien es­cu­char a Mo­zart. Esa es la con­clu­sión a la que lle­gó el doc­tor Ma­sa­te­ru Uchi­ya­ma, re­si­den­te en el Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Ju­ten­do, en To­kio, tras in­ves­ti­gar las con­se­cuen­cias de ex­po­ner a 24 roe­do­res a au­di­cio­nes mu­si­ca­les de di­fe­ren­tes es­ti­los du­ran­te va­rios días, des­pués de ha­ber­les prac­ti­ca­do un tras­plan­te de co­ra­zón. Uno de los gru­pos de con­trol es­ta­ba in­te­gra­do por ani­ma­les sor­dos. El re­sul­ta­do del ex­pe­ri­men­to fue sor­pren­den­te: los ra­to­nes

sor­dos y los que fue­ron so­me­ti­dos a so­ni­dos mo­nó­to­nos no so­bre­vi­vie­ron más que sie­te días co­mo tér­mino me­dio, mien­tras que los que fue­ron ex­pues­tos a la mú­si­ca re­la­jan­te de En­ya re­sis­tie­ron on­ce días con vi­da, y los que es­cu­cha­ron a Mo­zart, in­clu­so 20. Pe­ro ha­bía más sor­pre­sas. En el ex­pe­ri­men­to se pu­so de ma­ni­fies­to la pre­di­lec­ción es­pe­cial por la ópe­ra: La Tra­via­ta de Ver­di man­tu­vo con vi­da a los ani­ma­les un pro­me­dio de 26 días. Análisis clí­ni­cos pos­te­rio­res evi­den­cia­ron que los ni­ve­les en san­gre de in­ter­leu­ci­na-2 y de in­ter­fe­rón ga­ma de los ra­to­nes ex­pues­tos a mú­si­ca clá­si­ca eran muy in­fe­rio­res al res­to. Lo que sig­ni­fi­ca que los so­ni­dos ar­mó­ni­cos de la mú­si­ca clá­si­ca ac­túan co­mo in­mu­no­su­pre­so­res del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio, al me­nos en los ra­to­nes.

Las bue­nas me­lo­días be­ne­fi­cian la sa­lud.

Fotos: NASA/JHUAPL/CIW-DTM/GSFC/MIT/Brown Uni­ver­sity, ren­ding by Ja­mes Dick­so; Fotolia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.