Car­men de Bur­gos, la pri­me­ra mu­jer pe­rio­dis­ta

Geo - - GEO ICONO -

Fir­mó sus es­cri­tos co­mo Ra­quel, Ma­ria­ne­la y Ho­no­ri­ne, pe­ro se­ría con el seu­dó­ni­mo de Co­lom­bi­ne con el que la al­me­rien­se Car­men de Bur­gos Se­guí (1867-1932) pa­sa­ría a la pos­te­ri­dad de la pro­fe­sión pe­rio­dís­ti­ca. Pio­ne­ra de­fen­so­ra de los de­re­chos de la mu­jer, pre­si­den­ta de di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes fe­mi­nis­tas –tér­mino que odia­ba pú­bli­ca­men­te–, pri­me­ra mu­jer es­pa­ño­la con co­lum­na fi­ja en un pe­rió­di­co, corresponsal de gue­rra, maes­tra ti­tu­la­da de En­se­ñan­za Su­pe­rior, es­cri­to­ra, tra­duc­to­ra y en­sa­yis­ta, li­be­ral, pro­gre­sis­ta y lai­ca, es­ta mu­jer de in­men­sa cul­tu­ra, hi­ja de un bur­gués te­rra­te­nien­te, con­si­guió ha­cer­se un hue­co en me­dio de una ge­ne­ra­ción de plu­mas des­me­su­ra­das co­mo las de Gal­dós, Blas­co Ibá­ñez, Gó­mez de la Ser­na –con quien com­par­tió su vi­da, en fre­cuen­te lu­cha con­tra los con­ven­cio­na­lis­mos de su tiem­po, du­ran­te más de 20 años–, Can­si­nos As­sens y Juan Ra­món Jiménez. Fa­mi­lia­ri­za­da des­de jo­ven con el mun­do de la pren­sa, tra­ba­jó en los pe­rió­di­cos El Uni­ver­sal, don­de se­ría su pri­me­ra re­dac­to­ra, y Heraldo de Ma­drid, pa­ra el que cu­bri­ría, en­tre otros even­tos, su pro­pia au­dien­cia con el Pa­pa Pío X y la gue­rra de Ma­rrue­cos. De su plu­ma na­cie­ron mi­lla­res de ar­tícu­los y más de un cen­te­nar de no­ve­las, ade­más de li­bros de via­jes, bio­gra­fías y tra­duc­cio­nes. En­vi­dia­da por su ta­len­to, fue vi­li­pen­dia­da por crí­ti­cos y es­cri­to­res que re­ce­la­ban de su ca­rác­ter in­de­pen­dien­te y su an­he­lo de mo­der­ni­dad. Po­lí­ti­ca­men­te ads­cri­ta a la Re­pú­bli­ca, mu­rió de for­ma re­pen­ti­na en 1932, ha­bien­do vis­to rea­li­za­dos al­gu­nos de los idea­les por los que tan­to lu­chó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.