El ne­go­cio de los “bio­pi­ra­tas”

He aquí cua­tro ca­sos en que em­pre­sas oc­ci­den­ta­les han que­ri­do apro­piar­se de re­cur­sos bio­ló­gi­cos de otros paí­ses.

Geo - - GEO NOTICIAS -

ADEL­GA­ZAN­TE HOODIA

La et­nia san, ori­gi­na­ria del de­sier­to del Ka­laha­ri (Áfri­ca me­ri­dio­nal) uti­li­za des­de tiem­pos in­me­mo­ria­les la su­cu­len­ta Hoodia

gor­do­nii pa­ra qui­tar el ham­bre. Sin in­for­mar a di­cha et­nia, el ins­ti­tu­to sud­afri­cano CSIR ana­li­zó la sus­tan­cia ac­ti­va de la plan­ta, la hi­zo pa­ten­tar en 1995 y ven­dió la li­cen­cia a la em­pre­sa bri­tá­ni­ca Phy­top­harm, que que­ría desa­rro­llar un adel­ga­zan­te en coope­ra­ción con la mul­ti­na­cio­nal Uni­le­ver. Des­pués de du­ras ne­go­cia­cio­nes, los san lo­gra­ron en 2003 que el CSIR les con­ce­die­ra, en­tre otras co­sas, el 6% de los in­gre­sos ob­te­ni­dos por la con­ce­sión de la li­cen­cia. En 2010, sin em­bar­go, Phy­top­harm de­vol­vió la li­cen­cia por­que se ha­bían pro­du­ci­do de­ma­sia­dos efec­tos se­cun­da­rios en los en­sa­yos clí­ni­cos. Has­ta aho­ra, nin­gún adel­ga­zan­te vá­li­do a ba­se de hoodia ha lle­ga­do al mer­ca­do.

CÓ­DI­GOS GE­NÉ­TI­COS MA­RI­NOS

Tras des­ci­frar el ge­no­ma hu­mano, el bio­quí­mi­co es­ta­dou­ni­den­se Craig Ven­ter se lan­zó al estrellato en 2000. En ve­rano de 2003 zar­pó a bordo de su ya­te Sor­ce­rer II con un nue­vo pro­yec­to: con­se­guir los có­di­gos ge­né­ti­cos de or­ga­nis­mos ma­ri­nos pa­ra po­ner­los a dis­po­si­ción de otros in­ves­ti­ga­do­res, por ejem­plo, en el sec­tor de la na­no­bio­tec­no­lo­gía. Aun­que Ven­ter no reivin­di­ca pa­ten­tes so­bre sus ha­llaz­gos, sus crí­ti­cos le ha­cen re­pro­ches: di­cen que no ha in­for­ma­do lo su­fi­cien­te so­bre los po­ten­cia­les be­ne­fi­cios del in­ven­ta­rio a los Go­bier­nos en cu­yas aguas los re­co­lec­ta (por ejem­plo, Ecua­dor) y que no pue­de ga­ran­ti­zar que los be­ne­fi­cia­rios de sus in­ves­ti­ga­cio­nes com­par­tan el éxi­to con los paí­ses ori­gi­na­rios. Aún más cuan­do un im­por­tan­te pa­tro­ci­na­dor, el Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos, no ha ra­ti­fi­ca­do la Con­ven­ción so­bre Bio­di­ver­si­dad.

JA­RA­BE DE TOS A BA­SE DE GE­RA­NIOS

En abril de 2010, la em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca ale­ma­na Sch­wa­be re­ti­ró cin­co pa­ten­tes ya exis­ten­tes o so­li­ci­ta­das so­bre la ela­bo­ra­ción de su ja­ra­be de tos Umc­ka­loa­bo. La sus­tan­cia ac­ti­va de ese re­me­dio pro­vie­ne del ge­ra­nio de Su­dá­fri­ca Pe­lar­go­nium si­doi­des. El mo­ti­vo de la de­ci­sión: di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes ha­bían in­ter­pues­to re­cur­sos con la Ofi­ci­na Eu­ro­pea de Pa­ten­tes por­que el ja­ra­be de tos se ba­sa en co­no­ci­mien­tos tra­di­cio­na­les. Co­mo reac­ción, Sch­wa­be ini­ció pro­yec­tos de ayu­da a la in­fan­cia a tra­vés de la fun­da­ción Umc­ka­loa­bo-Stif­tung. La co­mer­cia­li­za­ción del ja­ra­be con­ti­núa (ven­tas bru­tas anua­les: 40 mi­llo­nes de eu­ros).

PAN SIN GLU­TEN, ACEI­TE DE PLÁS­TI­CO

En Etio­pía, el pan de teff, un ce­real sin glu­ten, es un ali­men­to bá­si­co. En Eu­ro­pa, po­dría fa­ci­li­tar la vi­da a los alér­gi­cos. En 2004, la em­pre­sa neer­lan­de­sa Health & Per­for­man­ce Food In­ter­na­tio­nal fir­mó un con­tra­to ABS con el etío­pe Ins­ti­tu­te for Bio­di­ver­sity Con­ser­va­tion (IBC) so­bre el cul­ti­vo de va­rie­da­des de teff. Se acor­dó una par­ti­ci­pa­ción del 30% de los be­ne­fi­cios, así co­mo ayu­das pa­ra cam­pe­si­nos etío­pes. El pro­yec­to arran­có bien, pe­ro fra­ca­só por pro­ble­mas de co­mu­ni­ca­ción, so­bre to­do en­tre las au­to­ri­da­des etío­pes. No obs­tan­te, el IBC apren­dió de los erro­res: en 2005 se lan­zó un pro­yec­to más exi­to­so con una em­pre­sa bri­tá­ni­ca que usa acei­te de la plan­ta Ver­no­nia ga­la­men­sis, en­tre otras co­sas, pa­ra fa­bri­car PVC.

Es­pe­cie de mi­mo­sa, con­tra la ma­la­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.