CÓ­MO HA DE SER UNA AYU­DA EFI­CIEN­TE

¿Qué fun­cio­na me­jor? He aquí los tra­ba­jos de in­ves­ti­ga­ción de Est­her Du­flo, di­rec­to­ra del La­bo­ra­to­rio de Ac­ción con­tra la Po­bre­za (J-PAL).

Geo - - GEONOTICIAS -

Me­di­ci­nas gra­tui­tas

Ha­ce tiem­po que los eco­no­mis­tas del desa­rro­llo de­ba­ten so­bre si en el Ter­cer Mun­do es me­jor re­cla­mar el co­bro de los pro­duc­tos sa­ni­ta­rios o re­par­tir­los gra­tis. Los de­fen­so­res del pa­go di­cen que lo gra­tui­to no se apre­cia y no sue­le apro­ve­char­se. El la­bo­ra­to­rio J-PAL ha cons­ta­ta­do que la dis­tri­bu­ción gra­tis tie­ne mu­cho sen­ti­do. Cuan­do en Ke­nia se exi­gió pa­gar 30 cén­ti­mos por los fár­ma­cos an­ti­lom­bri­ces, has­ta en­ton­ces gra­tui­tos, dis­mi­nu­yó su uso de mo­do drás­ti­co. Re­sul­ta­dos si­mi­la­res se pro­du­je­ron cuan­do se pu­so pre­cio a las mos­qui­te­ras con­tra la ma­la­ria. Es­tos da­tos son muy úti­les pa­ra las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les de sa­lud pú­bli­ca y con­tri­bu­yen a sal­var la vi­da a mi­llo­nes de per­so­nas.

¿Mu­je­res en el po­der?

¿Son úti­les las cuo­tas de par­ti­ci­pa­ción fe­me­ni­na? ¿Mo­di­fi­can la per­cep­ción so­cial de la mu­jer? ¿Go­bier­nan las mu­je­res de for­ma di­fe­ren­te? Du­flo reali­zó un es­tu­dio en la In­dia: en unos pue­blos ele­gi­dos al azar el Go­bierno in­dio nom­bró a mu­je­res co­mo je­fas de la co­mu­ni­dad. Es­to le sir­vió a Du­flo pa­ra com­pa­rar con otros pue­blos re­gi­dos por hom­bres. Las lí­de­res fe­me­ni­nas se preo­cu­pa­ban más por los in­tere­ses de las mu­je­res; en mu­chas lo­ca­li­da­des sus de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas fue­ron más efec­ti­vas y jus­tas. Y la ac­ti­tud ge­ne­ral ha­cia las mu­je­res me­jo­ró bas­tan­te, in­clu­so en­tre la po­bla­ción mas­cu­li­na. Es­tos re­sul­ta­dos han con­ver­ti­do a Du­flo en de­fen­so­ra de las cuo­tas de mu­je­res.

Pla­zos pa­ra fer­ti­li­zan­tes

La pro­duc­ción de ali­men­tos en Áfri­ca se es­tan­ca, el ham­bre de­cre­ce muy len­ta­men­te. Los abo­nos quí­mi­cos me­jo­ra­rían el ren­di­mien­to de los cul­ti­vos, pe­ro ape­nas se usan. ¿Por qué? ¿Fal­ta di­ne­ro a los cam­pe­si­nos? No. Lo gas­tan en otras co­sas. En Ke­nia, in­ves­ti­ga­do­res de J-PAL ven­die­ron fer­ti­li­zan­tes a ba­jo pre­cio tras la co­se­cha, es de­cir, cuan­do los agri­cul­to­res te­nían di­ne­ro. Su uso se dis­pa­ró y el ren­di­mien­to au­men­tó. Es­ta ac­tua­ción ba­ra­ta tu­vo igual efec­to que una sub­ven­ción cos­to­sa pa­ra ad­qui­rir fer­ti­li­zan­tes.

Tu­to­res en lu­gar de pro­fe­so­res

Mu­chos paí­ses del Ter­cer Mun­do tie­nen sis­te­ma de en­se­ñan­za, pe­ro no en to­dos reciben los ni­ños una edu­ca­ción ade­cua­da. En la In­dia, el 96% de los ni­ños en­tre 6 y 14 años va a la es­cue­la, pe­ro tras cin­co años, el 62% no sa­be re­sol­ver sim­ples pro­ble­mas de arit­mé­ti­ca. In­ves­ti­ga­do­res del J-PAL han cons­ta­ta­do que el pro­ble­ma no se mi­ti­ga con más pro­fe­so­res y me­nos alum­nos por au­la, sino con cla­ses par­ti­cu­la­res im­par­ti­das por tu­to­res, mu­je­res jó­ve­nes que ayu­dan a los alum­nos me­nos aven­ta­ja­dos. El ren­di­mien­to me­jo­ró bas­tan­te y por una frac­ción de lo que se ha­bría in­ver­ti­do en con­tra­tar más pro­fe­so­res.

¿Y la pu­bli­ci­dad?

Ex­per­tos del J-PAL han com­pro­ba­do que los po­bres gas­tan mu­cho en al­cohol, ci­ga­rri­llos... y que po­drían aho­rrar más. ¿Qué les ha­ce ser pre­vi­so­res? Co­mo a la gen­te de los paí­ses ri­cos, la pu­bli­ci­dad con imá­ge­nes y men­sa­jes atrac­ti­vos au­men­ta la pro­ba­bi­li­dad de abrir­se una cuen­ta de aho­rro. ¿Po­drían apro­ve­char es­to las or­ga­ni­za­cio­nes de ayu­da?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.