VIC­TI­MAS DEL HO­RROR

"No hay una Gue­rra Ci­vil, hay tan­tas gue­rras ci­vi­les co­mo es­pa­ño­les hu­bo, y co­mo des­cen­dien­tes de ellos hay en Es­pa­ña. Cam­biar eso es com­pli­ca­do"

Geo - - GEOENTREVISTA - Ju­lián Due­ñas

idea de la Gue­rra Ci­vil in­na­ta, que na­die le va a cam­biar. Pien­sa que la his­to­ria de la Gue­rra Ci­vil de su fa­mi­lia es ex­clu­si­va, es la ver­dad. Así no se pue­de avan­zar un pa­so. Por tan­to, no es que ha­ya una Gue­rra Ci­vil, es que hay tan­tas gue­rras ci­vi­les co­mo es­pa­ño­les hu­bo, y co­mo he­re­de­ros de aque­llos hay en Es­pa­ña. Eso es lo com­pli­ca­do.

El pro­ta­go­nis­ta (Pes­ta­ña) pa­re­ce guar­dar cier­to pa­re­ci­do con us­ted. ¿Es así?

–Pes­ta­ña es mu­cho me­jor que yo. Es más pa­cien­te, es mu­cho más atrac­ti­vo, es una per­so­na que nun­ca pier­de los pa­pe­les...

... que de­fien­de la lla­ma­da "ter­ce­ra vía" con la que us­ted tan­to se iden­ti­fi­ca.

–Es cier­to, de­fien­de la "ter­ce­ra vía" co­mo la de­fien­do yo. Pe­ro él cree en la re­con­ci­lia­ción, en la ver­dad. Yo soy más es­cép­ti­co. Si en al­go me gus­ta­ría pa­re­cer­me a Pes­ta­ña es en que no se cree lo pri­me­ro que le cuen­tan. Su es­pí­ri­tu es el de la Ilustración: po­ner en cues­tión aque­llo que re­ci­bi­mos, ya sean las le­yes de la fí­si­ca, las de las ma­te­má­ti­cas, las de la me­di­ci­na, y por su­pues­to tam­bién las de la me­mo­ria.

¿Ha lle­ga­do el mo­men­to de pa­sar pá­gi­na?

–En es­te país ha ha­bi­do pro­gre­so mo­ral. Yo no ten­go la lla­ve de la Gue­rra Ci­vil, pe­ro pien­so que el fi­nal lle­ga­rá pron­to. Y lo ha­rá por una ra­zón: por la re­pa­ra­ción de las víc­ti­mas. Pe­ro ojo, es­to no sig­ni­fi­ca la mag­ni­fi­ca­ción de las víc­ti­mas. Hay que ser muy pru­den­tes. Lo que ha­ce com­ple­ja la Gue­rra Ci­vil es el he­cho de que al­gu­nas de las víc­ti­mas fue­ron vic­ti­ma­rios, y al­gu­nos vic­ti­ma­rios lo fue­ron por­que an­tes fue­ron víc­ti­mas. No hay una víc­ti­ma pu­ra co­mo en la Ale­ma­nia na­zi con los ju­díos. Eso nos ha­ce par­tir de una fic­ción.

¿Fue ese el error del juez Bal­ta­sar Gar­zón?

–Ese fue el pri­mer error. Su arran­que, lo que le im­pul­só a acep­tar la cau­sa de las 114.000 víc­ti­mas del fran­quis­mo, fue, creo, jus­to y no­ble. Pe­ro no se guió de ma­ne­ra ra­cio­nal. Ad­mi­tió esas víc­ti­mas, pe­ro al día si­guien­te re­cha­zó a las víc­ti­mas de Pa­ra­cue­llos adu­cien­do que ya es­ta­ban re­pa­ra­das. Ese es el error. No hay víc­ti­mas del fran­quis­mo y víc­ti­mas de la Re­pú­bli­ca, por­que mu­chas de es­tas víc­ti­mas eran cul­pa­bles. Las

víc­ti­mas son de to­dos.

¿Ha si­do una bue­na idea abrir las fo­sas?

–Sí, lo ha si­do. Mien­tras es­tu­vie­ran las fo­sas la me­mo­ria se­gui­ría en las víc­ti­mas. No es po­si­ble la ver­dad sin me­mo­ria, ni la jus­ti­cia sin me­mo­ria. La paz lle­ga­rá cuan­do lle­gue el ol­vi­do.

La me­mo­ria ¿ni es me­mo­ria ni es his­tó­ri­ca?

–Lo di­ce el pa­dre de Pes­ta­ña, y en cier­to mo­do tie­ne ra­zón. Los pue­blos no re­cuer­dan, re­cuer­dan los in­di­vi­duos. No se pue­de ha­cer re­cor­dar por ley. Los Es­ta­dos no pue­den de­ci­dir lo que hay que re­cor­dar y lo que no.

¿Se­gui­mos con­fun­dien­do la po­lí­ti­ca con la his­to­ria?

Lo que no se pue­de ha­cer es po­li­ti­zar la me­mo­ria.

G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.